x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Blast inyectará de 50 a 100 millones en startups españolas

Blast promueve la creación de clubes de inversión privados para apoyar iniciativas. Prevé invertir entre 50 y 100 millones de euros al año en startups españolas.

24/11/2023  David RamosStartups

El ecosistema de startups españolas está mostrando un enorme dinamismo este año, como podemos ver con los continuos anuncios de rondas de inversión que van goteando prácticamente cada semana.

Invertir en empresas de nueva creación puede ser arriesgado, pero también se puede sacar mucho rendimiento si alguna de las apuestas acaba explotando todo el potencial intuido, multiplicando nuestra inversión.

Por eso, el atractivo de este tipo de operaciones está despertando el interés de inversores que buscan una rentabilidad mayor que la inversión más tradicional, centrada esencialmente en activos inmobiliarios o en acciones.

Sin embargo, invertir en este tipo de empresas puede resultar complicado para quienes están fuera de los circuitos habituales del universo de las startups, redes exclusivas de inversores en capital riesgo y business angels.

Y a esto hay que añadir que suele haber umbrales mínimos de 50.000 euros por inversión, que no están al alcance de cualquiera.

De esta manera, la inversión en startups es tradicionalmente un coto privado para personas con mucho dinero y bien conectadas, dejando a buena parte de la población fuera de su alcance.

Blast hace explotar las barreras

Blast se ha propuesto volar por los aires estos obstáculos. No en vano, blast significa ‘explosión’ en inglés. La compañía quiere que personas de cualquier condición puedan invertir en startups de primer nivel, saltándose estas barreras.

Para ello, la compañía propone la creación de clubes de inversión privados en torno a emprendedores e inversores famosos y de éxito, permitiendo que cualquiera pueda contribuir al desarrollo del ecosistema startup.

Así pues, Blast ofrece cinco opciones distintas de afiliación, a partir de 850 euros al año, cada una con su propio límite máximo de inversión anual, que va desde 10.000 hasta 300.000 euros. Estas afiliaciones son intransferibles y están limitadas a sólo 2.000 plazas en España.

“Blast está dirigido a personas con curiosidad por probar e invertir en el mundo de las startups. Todo el mundo es bienvenido al club, en eso radica la iniciativa: desde jóvenes profesionales hasta abogados, médicos, empresarios y empleados. El club no sólo ofrece oportunidades de inversión de alto rendimiento, sino que también brinda una oportunidad única de adentrarse en el ecosistema de las startups y en el mundo del emprendimiento. Al poder tener contacto con los fundadores y evaluar un gran número de proyectos, los miembros adquieren una sólida experiencia en diversos sectores y perfeccionan sus conocimientos en materia de inversión y emprendimiento”, indica la empresa.

De este modo, los miembros del club obtienen una visión completa de cada startup, incluyendo los análisis de su equipo de inversores, acceso a los pitch decks [presentación breve que se hace de un proyecto a los inversores] y planes de negocio. Además, pueden interactuar directamente con los fundadores durante las sesiones de pitch en vivo, enriqueciendo su experiencia de inversión.

“El club es tanto una oportunidad hacia una nueva clase de activos como una oportunidad para afinar aún más el conocimiento del mundo tecnológico y su inversión en él”, afirma la compañía.

Asimismo, brinda a sus miembros la “oportunidad de formar parte de una comunidad exclusiva que reúne a líderes del sector, fundadores de startups prometedoras y entusiastas de los negocios mediante eventos en línea y presenciales para conectar y compartir conocimientos valiosos”.

¿Quiénes están detrás de Blast?

La empresa nació en Francia y ahora se va extender a España, donde espera invertir entre 50 y 100 millones de euros al año en startups de nuestro país. Sus fundadores son Pedro Buerbaum, emprendedor español y presentador del pódcast Worldca$t, y Thomas Rebaud, exCEO del unicornio Meero. Y el proyecto también está liderado por otros emprendedores franceses, como Eric Larcheveque, de Shark Tank y exCEO del unicornio Ledger, y Anthony Bourbon, también de Shark Tank y CEO de Feed.

Uno de los motivos que llevó a Buerbaum a iniciar esta aventura fue la experiencia cosechada en su pódcast. “Me di cuenta de que había mucha gente con ganas de invertir como yo, pero frenada por las barreras y la exclusividad. Imaginé una plataforma en la que todo el mundo pudiera acceder a proyectos apasionantes y ver crecer sus inversiones. Blast encarna el empoderamiento, la inclusión y la ruptura de fronteras”, declara.

Inversión en todo tipo de startups

Blast selecciona oportunidades de inversión en sectores como software, marketplaces, ecommerce, moda o deportes, entre otros, diversificando su cartera.

Los proyectos de las startups presentados a los miembros del club cada mes son analizados y sometidos a un riguroso proceso de selección. Menos de un 0,5% de los proyectos examinados por Blast en Francia fueron calificados y elegibles para sus miembros. Tras esta criba, su equipo inversor selecciona una o dos oportunidades cada mes.

La decisión final de invertir recae en cada uno de sus miembros, pudiendo alinear sus inversiones con las selecciones del equipo o esperar a las siguientes oportunidades.

En cuanto a la manera de materializar la inversión, Blast reúne a sus inversores en una entidad de inversión especializada llamada SPV (Special Purpose Vehicle), que asocia las acciones de todos y opera en nombre del club, con un asiento en el consejo de administración de la empresa objetivo.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.