x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La moda se ‘pone las pilas’ con la sostenibilidad

Ropa de segunda mano, alquiler de vestidos, prendas realizadas con materiales reciclados… El sector de la moda está dando un giro hacia la sostenibilidad.

27/12/2023  David RamosOportunidades de negocio

El sector de la moda ha vivido una revolución desde que la denominada ‘moda rápida’ o ‘pronto moda’ desbancó el antiguo modelo de la ropa de temporada.

Las tiendas ya no tienen la misma colección durante toda una estación, sino que reciben nuevos modelos cada semana, ya que los consumidores compran más a menudo y quieren ver cosas nuevas cuando van a estos establecimientos.

Y esto ha disparado la producción de prendas. Si la industria textil fabricaba 7,6 kilos de fibra por persona al año en 1995, esta cifra casi se había duplicado en 2018, alcanzando los 13,8 kilos por persona, tal y como recoge Nature.  

Además, buena parte de esta ropa acaba en la basura al poco tiempo. Según un informe de Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos citado en dicho artículo, se desechan más de 50.000 millones de prendas apenas un año después de ser confeccionadas.

Y esto es insostenible, ya que esta industria tiene un enorme impacto medioambiental. En primer lugar, es una de las actividades que más agua consumen. Un estudio Nature cifra el consumo de agua de este sector en 79 billones de litros al año.

Asimismo, hemos de tener en cuenta el consumo energético que conlleva la producción de ropa y, por consiguiente, las emisiones de CO2 de este sector. El citado informe indica que es responsable del 8%-10% del total de emisiones, alrededor de 4-5 billones de toneladas de CO2 al año.

El citado informe también indica que la moda genera 92 millones de toneladas de residuos al año. Además, este sector es responsable de la liberación de entre el 20% y 35% de los microplásticos que llegan a los océanos cuando lavamos prendas de poliéster y de otros tejidos a base de polímeros.

También hay que tener en cuenta los productos químicos que se usan para que los tejidos sean resistentes a las manchas y los pesticidas necesarios para proteger cultivos como el algodón.

El sector de la moda reacciona

La industria textil sabe que no podemos seguir avanzado en esta dirección y estamos viendo diversas iniciativas que apuestan por la sostenibilidad. Por ejemplo, Zara acaba de lanzar ‘Pre-Owned’, su plataforma de venta de ropa de segunda mano y de reparación de prendas, tal y como informaba Europa Press.

De esta forma, sus clientes podrán vender y comprar prendas usadas de su marca a través de su web, su app o en las propias tiendas. Asimismo, podrán acceder a un servicio que facilitará la sustitución de botones y cremalleras, reparación de costuras, etc.

Pero la compraventa de ropa de segunda mano no es nada nueva. Plataformas como Wallapop, Vinted o Percentil hace tiempo que explotan con éxito este negocio, convirtiéndose en una alternativa más que interesante tanto para quienes quieren vaciar sus armarios y sacar un dinero extra como para desean renovar el suyo gastando un poco menos y, de paso, contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.

Hay otras plataformas que ofrecen una forma distinta de aprovechar al máximo la ropa, permitiendo a sus usuarios alquilar todo tipo prendas, especialmente marcas premium o de lujo.

Tampoco es nada nuevo, ya que hace años que se pueden alquilar chaqués y fracs para eventos, por ejemplo. Lo novedoso es la digitalización del proceso a través de apps y su democratización, ya que se pueden alquilar todo tipo de prendas. Algunas de estas plataformas son Armario Infinito, Borow, Ecodicta, Me lo prestas?, Pantala, Pislow, Skunkfunk o Verono.

Incluso la infanta Sofía se ha visto seducida por la propuesta, ya que decidió alquilar un vestido de la tienda Borow para asistir a las celebraciones por el 18º cumpleaños de su hermana, la princesa Leonor, tal y como recogía Vanity Fair.

Otro enfoque en la moda sostenible es el que propone la empresa española Ecoalf, que lleva años recuperando cientos de toneladas de plástico del mar y ha logrado crear poliéster a base de botellas de plástico o desarrollar un hilo propio a partir de dicho material, por ejemplo.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.