Últimas noticias: Cáceres, destino inversorIA y drones hacen puentes segurosPremio Emprende XXI 2024 Navarra 3 nuevas rondas de financiación¿Puedes pedir un préstamo verde?Ideas de negocio muy creativasifeel levanta 20 MM$La crisis del aceite de olivaIdeas de artesanía para Internet¿Fin del 'todo a 100'?
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Rupert Murdoch da un paso al lado… pero no se retira del todo

A sus 92 años, Rupert Murdoch deja la presidencia de News Corp y Fox, cediendo el cetro a su mayor hijo varón. Sin embargo, asegura que seguirá aportando ideas.

26/09/2023  David RamosGestión
Compartir

La sucesión de Rupert Murdoch al frente de su imperio mediático ha dado mucho que hablar durante años. Sin embargo, el magnate de la comunicación, propietario de medios como Fox News, The Wall Street Journal, The Sun, The Times o Sky, se resistía a ceder el mando.

Pero ese momento tenía que llegar. Así pues, aunque el empresario asegura que se encuentra bien de salud, ya tiene 92 años, por lo que al fin ha decidido dejar la presidencia de News Corporation y Fox Corporation en manos de Lachlan Murdoch, tal y como anunciaba en un comunicado.  

“En nombre de las juntas directivas de Fox y News Corp, los equipos de liderazgo y todos los accionistas que se han beneficiado de su arduo trabajo, felicito a mi padre por su notable carrera de 70 años”, declara el heredero.

En cualquier caso, Rupert Murdoch se resiste a retirarse por completo. “Durante toda mi vida profesional, he estado involucrado diariamente con noticias e ideas, y eso no cambiará. Pero es el momento adecuado para asumir diferentes roles”, explica el magnate en un memorando dedicado al personal de The Wall Street Journal.

De hecho, el empresario va a seguir vinculado a News Corp y Fox, puesto que a partir de ahora ocupará el cargo de presidente emérito.

“Estamos agradecidos de que se desempeñe como presidente emérito y sabemos que continuará brindando valiosos consejos a ambas compañías”, apunta su hijo.

La sucesión natural de Rupert Murdoch

Lachlan Murdoch ya era copresidente de News Corp y presidente ejecutivo y CEO de Fox, por lo que el proceso sucesorio ha concluido con el desenlace esperado por todos.

No ha tenido nada que ver con las conspiraciones que se reflejan en la serie Succession, inspirada en la figura de Rupert Murdoch. En un claro paralelismo, el cabeza de familia de la ficción, Logan Roy, es el fundador del conglomerado Waystar Royco, un imperio propietario de ATN, un canal de noticia de corte conservador, trasunto de Fox; el periódico sensacionalista como New York Globe, similar al New York Post; la editorial Northstar Publishing, parecida a Harper Collins; e incluso el estudio de cine Waystar Studios, inspirado en 21st Century Fox.

En la serie, los hijos de Logan Roy mueven los hilos para tratar de ganarse el favor de su padre y del consejo de administración del grupo. Mientras tanto, el cabeza de familia juega con ellos, dándole a entender a cada uno que será el elegido cuando decida dar un paso al lado.

Todos estos tejemanejes no se han dado en el caso de Rupert Murdoch, ya que todo parecía claramente encaminado desde hace tiempo para que el mando de la empresa quedase en manos de su mayor hijo varón.

Aunque algunos de sus vástagos tienen presencia en las distintas empresas del grupo, Lachlan era el que desempeñaba funciones de mayor relevancia. Por ejemplo, su hija mayor Prudence, forma parte de la junta directiva de Times Newspapers, propietaria de The Times y The Sunday Times. Otro de sus hijos, James, fue CEO de 21st Century Fox o Sky, entre otros cargos. Y su hija Elisabeth también ha estado ligada al mundo de la comunicación, como propietaria de algunas cadenas de televisión o de la productora Shine.

Otras sucesiones complejas

En EMPRENDEDORES ya hemos hablado de otros procesos sucesorios complejos. Uno de ellos es el de Bernard Arnault, creador del imperio LVMH, propietario de marcas como con algunas tan prestigiosas como Louis Vuitton, Moët & Chandon, Hennessy (que prestan sus iniciales al nombre del grupo), Christian Dior, Loewe, Givenchy, Kenzo, Marc Jacobs (moda y perfumería), Bvlgari, TAG Heuer, Tiffany & Co (relojes y joyería), Dom Pérignon (champagne) o Sephora (minorista de perfumería), entre otras muchas.

Arnault es padre de cinco hijos, frutos de sus dos matrimonios: Delphine, Antoine, Alexandre, Frédéric y Jean. Todos ellos trabajan en alguna de las compañías del grupo. Delphine preside y dirige Christian Dior, mientras que su hermano Antoine es vicepresidente de la empresa, de la que también fue director ejecutivo.

Alexandre es vicepresidente ejecutivo de Tiffany & Co; Frédéric es CEO de TAG Heuer; y Jean es director de marketing y desarrollo de producto de la división de relojes de la empresa.

Los cinco están en la carrera por la sucesión del grupo, protagonizando un ‘casting’ liderado por su padre, que reúne a sus hijos una vez al mes para almorzar en un comedor privado en la sede de LVMH.

Esta comida dura 90 minutos y arranca con la lectura de los temas de discusión preparados por Bernard Arnault en su iPad. Después, retorna a la mesa y pide consejo a cada uno de sus hijos. Por ejemplo, consulta sus opiniones sobre directivos concretos de la compañía, si consideran oportuno la reorganización de las marcas que engloba el conglomerado, etc.

Y en nuestro país también nos hemos encontramos con sucesiones complicadas en el seno de empresas familiares, como la que vivieron Galletas Gullón o Eulen hace algunos años, como ya contábamos entonces.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.
Compartir