x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Los españoles se quejan de que la tecnología en su trabajo es obsoleta

Casi el 40% de los españoles creen que la tecnología de su empresa está obsoleta. Esto impacta en la productividad, la satisfacción de los empleados y la retención del talento.

19/02/2024  David RamosRRHH

¿Tienes la sensación de que la tecnología que usas en el trabajo se ha quedado antigua? Pues no estás solo, ya que el 39% de los empleados españoles consideran que sus empresas se están quedando atrás en la adopción de tecnologías cuyo uso les podría beneficiar en su puesto de trabajo.

Ésta es una de las principales conclusiones de una encuesta realizada por Ricoh entre 1.000 empleados de oficina de España, Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia y Países Bajos, un estudio que constata la existencia de una brecha significativa entre las expectativas de los empleados en cuanto a la tecnología en el puesto de trabajo y lo que ofrecen actualmente las empresas.

Así pues, la investigación desvela que más de un tercio (35%) de los empleados piensan que el trabajo a distancia obstaculiza su productividad. Estos datos contrastan con los ofrecidos por otros estudios. Por ejemplo, hace algunos meses nos hacíamos eco de una encuesta realizada por International Workplace Group (IWG), en la que el 81% de los directores financieros (CFO) consultados indicaban que el trabajo híbrido representa un ahorro de recursos. “El trabajo híbrido ayuda a las empresas a mantenerse competitivas y resistentes, especialmente en tiempos de incertidumbre económica”, apuntaba Mark Dixon, fundador y CEO de IWG.

Volviendo al estudio de Ricoh, la encuesta también descubre que casi dos tercios (65%) de los empleados afirman verse desbordados por una carga elevada de tareas administrativas. Asimismo, 1 de cada 3 trabajadores no cree que su empresa le esté proporcionando la tecnología necesaria para desempeñar bien su trabajo, algo que pone de manifiesto que se está desaprovechando una gran oportunidad.

“Las empresas deben buscar herramientas de automatización de procesos y experiencia en el puesto de trabajo para mejorar la colaboración y agilizar los flujos de trabajo y las tareas repetitivas, garantizando así que los empleados estén equipados para desempeñar mejor su trabajo. La implementación de la última tecnología, como las plataformas de experiencia en el puesto de trabajo, las soluciones audiovisuales y la gestión de contenidos empresariales, permite a los empleados centrarse menos en tareas administrativas y más en actividades de valor añadido”, especifica Ricoh.

La tecnología, clave en la productividad y la satisfacción

Los empleados consideran que la disponibilidad de la tecnología apropiada en el puesto de trabajo impacta directamente en su productividad. De este modo, tres cuartas partes de los encuestados (77%) piensan que aportarían más valor a su empresa si dispusieran de las herramientas y tecnologías adecuadas.

También debemos tener en cuenta que la carencia de unas herramientas tecnológicas adecuadas para el desempeño del trabajo no sólo impacta en la productividad de los empleados, sino que también tiene otras repercusiones.

Por un lado, conduce a la frustración de los trabajadores. Si queremos tener contentos a nuestros empleados, conviene prestar atención a las soluciones tecnológicas que ponemos a su disposición, con el objetivo de que su experiencia sea lo más satisfactoria posible. De hecho, estar al día en cuanto a nuestra tecnología nos puede ayudar no sólo a retener el talento que ya tenemos en la organización, sino que también puede ser un arma para atraer talento externo.

De acuerdo con la encuesta de Ricoh, casi uno de cada tres empleados mencionó las condiciones de trabajo y su experiencia como una de las razones por las que buscaría otro empleo, mientras que una cuarta parte (26%) de los empleados señalaron la calidad del software y de los dispositivos tecnológicos como uno de los motivos principales.

“Con vistas al futuro, es indispensable que las empresas adapten sus ofertas tecnológicas a las necesidades de los empleados, especialmente en lo que respecta a la automatización de procesos y la experiencia en el puesto de trabajo, para ayudar así a los empleados a ser más productivos y a centrarse en tareas en las que pueden aportar más valor. Como ha puesto de manifiesto nuestro informe, cualquier empresa que pase por alto la experiencia de los empleados en lo relativo a la tecnología en el puesto de trabajo corre el riesgo de perder a miembros valiosos de su equipo, quienes simplemente buscarán otro puesto de trabajo que satisfaga sus necesidades”, declara Ramón Martin, CEO de Ricoh España y Portugal.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.