x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

6 consejos para gestionar el estrés en el entorno laboral

El estrés en uno de los principales males de nuestra sociedad. Te ofrecemos algunos consejos para gestionarlo y que no te afecte en tu vida laboral y personal.

01/02/2024  David RamosRRHH

En un entorno laboral cada vez más exigentes, son pocos los afortunados que se zafan de las garras del estrés. Hace algunos meses contábamos que 3 de cada 4 trabajadores afirman haber sufrido el síndrome burnout en el último año. Es decir, se sienten ‘quemados’.

Los principales motivos que más citan los encuestados a la hora de explicar este agotamiento laboral son la pesada carga de trabajo (43%), la falta de recursos (36,9%), la microgestión (36,6%), los entornos de trabajo tóxicos (34%), el estrés (33%), la falta de apoyo (32%), la escasa claridad en los objetivos (29%), la mala conciliación laboral (26%) o la monotonía de las tareas (24%).

La repercusión que tiene el estrés en nuestra salud mental está fuera de toda duda, pero también nos puede afectar en el plano físico. Son muchos los casos en los que los deportistas de élite sufren una lesión como consecuencia de una situación de estrés.

Por ejemplo, el tenista Carlos Alcaraz reconoció que los nervios y la tensión que experimentó durante la semifinal de Roland Garros del año pasado frente a Novak Djokovic le provocaron calambres. “Djokovic es una leyenda. Fue el partido más estresante de mi vida”, afirmó en la rueda de prensa posterior, como recogía Europa Press.

También nos puede afectar a la salud bucodental. Seguro que has oído hablar del famoso bruxismo. Según el ‘Estudio Sanitas de Salud Bucodental’ de 2023, el 24,3% de los trabajadores consideran que su actividad profesional afecta a su salud bucodental, principalmente por estrés (70,73%).

“Las situaciones de tensión prolongada pueden originar malos hábitos como el bruxismo, una acción que consiste en apretar o rechinar los dientes involuntariamente. Esta costumbre, a su vez, desencadena otra serie de problemas dentales como desgaste del esmalte, sensibilidad dental, enfermedades en las encías como gingivitis o periodontitis y, en casos extremos, daño en las articulaciones temporomandibulares”, explica Lorena Trinidad, odontóloga de Sanitas Dental.

Ideas para reducir el estrés

Aunque no podamos eliminar buena parte de las circunstancias externas que nos generan dicho estrés, sí que podemos tratar de gestionarlo de manera que no nos afecte o, al menos, impacte menos en nuestras vidas y en nuestro trabajo.

El psicólogo Jorge Buenavida y el médico Efraín López, ambos de BluaU de Sanitas, ofrecen seis consejos para gestionar el estrés en el trabajo.

Comunicación abierta y resolución de conflictos

Crear un ambiente laboral saludable pasa por tener un trato transparente y capacidad para abordar enfrentamientos de manera constructiva con los compañeros.

Tener una comunicación abierta y afrontar la resolución de conflictos nos van a ayudar a evitar la acumulación de tensiones, a la par que se fomentan relaciones positivas.

Descansos breves y organización del tiempo

No podemos trabajar a tope sin parar. Los expertos recomiendas realizar breves periodos de descanso para prevenir la fatiga y el agotamiento. Además, aconsejan que organicemos bien nuestro tiempo.

“Con ello, se produce un equilibrio adecuado entre el trabajo y el descanso que aumenta la productividad y aminora la presión constante”, detallan.

Límites y prioridades

Los especialistas de BluaU indican que hay que saber fijar límites con el fin de evitar la sobrecarga de tareas. Además, hacen hincapié en la importancia de establecer una orden de prioridades de las tareas pendientes.

“Esto merma la sensación de agobio y promueve un equilibrio entre el empleo y la vida personal”, apuntan.

Mindfulness y respiración profunda

Cada vez son más las personas que han descubierto las bondades del mindfulness y la meditación. “Son herramientas efectivas para reducir el estrés y centrar la mente en el momento presente. Además, estas prácticas ayudan a mantener la calma y a perfeccionar la toma de decisiones en situaciones complejas”, afirman.

Rutinas saludables

“Incorporar hábitos saludables en la vida diaria, como una dieta equilibrada, ejercicio regular y un buen patrón de sueño, ayudan a mejorar el bienestar general, aportando más fuerza mental y física, así como claridad para afrontar los desafíos del día a día”, indican.

Además, recalcan que el ejercicio ayuda a liberar endorfinas, “menguando el nerviosismo y mejorando el estado de ánimo”. De este modo, integrarlo en la rutina cotidiana es clave para mantener un bienestar dentro y fuera del lugar de trabajo

Actividades de ocio

Dedicar tiempo a nuevas aficiones o a actividades personales que se disfrutan fuera del trabajo es fundamental para mantener el equilibrio vital y reforzar aspectos como la autoestima. Además, nos ayudan a relativizar los problemas.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.