Últimas noticias: Evento Inteligencia Artificial100 franquicias que crecenNuevas subvenciones Gijón ImpulsaFESesDESIGN 2024Crédito fiscal de WallboxCómo evitar fuga de talento jovenMejores proveedores dropshippingToteemi, gaming para deportistasNuevo Lexus LBXAyudas para jóvenes en extranjero
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

El estudio que revela que la Inteligencia Artificial puede hacernos trabajar peor

Una investigación de Bikolabs y la Universidad de Deusto advierte que somos las personas y no al revés, quienes debemos vigilar las decisiones erróneas y sesgadas de los algoritmos

10/05/2024  Redacción EmprendedoresIA

En un mundo donde la tecnología avanza rápidamente, la Inteligencia Artificial (IA) está desempeñando un papel cada vez más prominente en la toma de decisiones en diversos ámbitos.

La IA nos ayuda y agiliza la toma de decisiones. Vale. Pero hay que tener mucho cuidado con lo que damos por bueno cuando trabajamos con estos algoritmos. No son infalibles, de hecho se equivocan mucho, y si bajamos la guardia corremos el riesgo de pasar por alto sus errores.

Así lo advierte un estudio realizado por investigadores de Bikolabs (JAKALA), en colaboración con la Universidad de Deusto: la supervisión humana en estos procesos, conocidos como procesos human-in-the-loop, puede verse afectada si la IA proporciona un soporte algorítmico incorrecto. Sucede por una confianza excesiva en los resultados de los algoritmos, que termina por influir en el juicio humano, reduciendo así la precisión de las decisiones. Los científicos lo llaman sesgo de automatización y es una llamada de atención para no volvernos excesivamente dependientes de los sistemas automatizados.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores diseñaron dos experimentos simulando procesos automatizados de toma de decisiones en el ámbito judicial, donde los participantes tenían que juzgar a varios acusados de diferentes delitos. Los resultados mostraron que el juicio humano fue más acertado cuando se emitió antes de recibir un apoyo incorrecto de la IA. Sin embargo, una vez que los participantes vieron una evaluación errónea de la IA, la tasa de acierto se redujo, incluso en aquellos que habían juzgado correctamente al principio del proceso. Este hallazgo pone de relieve la influencia potencialmente perjudicial del apoyo de IA incorrecto en la precisión de las decisiones humanas, subrayando la importancia del orden en el que se presenta la información.

Este estudio no solo ofrece una visión detallada de cómo la IA influye en las decisiones judiciales, sino que también plantea importantes preguntas sobre la implementación de sistemas automatizados.

Vigilar con lupa a la Inteligencia Artificial

La investigación también reveló un desafío persistente: la tendencia humana a confiar excesivamente en el apoyo de los sistemas. Este fenómeno puede llevar a los usuarios a aceptar críticamente las recomendaciones de la IA, incluso cuando son erróneas, lo que plantea preocupaciones significativas sobre la equidad, la corrección y la ética de las decisiones automatizadas. Estos hallazgos sugieren que, mientras la IA tiene el potencial de mejorar la toma de decisiones, es esencial abordar y mitigar el impacto de sus errores y sesgos para asegurar procesos de decisión justos y precisos.

El estudio también hace referencia a un caso concreto, el sistema RisCanvi, utilizado para evaluar el riesgo de reincidencia de los reclusos en Cataluña. En este caso, la discrepancia entre el algoritmo y los funcionarios es mínima: apenas un 3.2%.

Las conclusiones de esta investigación no solo arrojan luz sobre los desafíos inherentes a la interacción humano-IA, sino que también apuntan una perspectiva valiosa sobre cómo optimizar esta colaboración para mejorar la precisión y la justicia en decisiones críticas. Estos descubrimientos subrayan la importancia de un diseño y una implementación cuidadosos de los sistemas de IA, así como la necesidad de una supervisión humana informada y crítica.

“Nuestro trabajo muestra la relevancia de seguir investigando sobre el impacto de la interacción entre humanos y sistemas de ayuda a decisión. Aunque se están comenzado a realizar auditorías de este tipo de sistemas, su foco suele centrarse en la parte más técnica. Por ello, seguimos necesitando descubrir cuál debería ser ese proceso de interacción entre humanos e IA que realmente derive en mejores decisiones”, afirman Karlos G Liberal, responsable del área de tecnología e Investigación de JAKALA y Ujué Agudo, investigadora dentro del mismo departamento.

Redacción Emprendedores