Últimas noticias: Relojes y accesorios exclusivosTres años creciendo a doble dígitoJornada tecnologías disruptivasPeleas de herederos en la empresaMiel importada adulteradaCualidades del emprendedor exitosoApoyo 'Real' al emprendimientoPrograma APTENISA 2024La ONCE y South Summit Madrid 2024Manipulación reseñas restauración
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Un robot con tecnología española para operar sin riesgo sobre líneas de alta tensión

Un grupo de investigadores españoles ha ideado un robot que puede instalar dispositivos salvapájaros sobre líneas de alta tensión, evitando que un humano haga esta peligrosa tarea.

14/09/2023  David RamosOportunidades de negocio

Los robots son herramientas maravillosas para liberar a los humanos de las tareas más tediosas o peligrosas, como desactivar bombas, explorar zonas de difícil acceso cuando se producen terremotos, etc.

Otra labor especialmente peligrosa es la de operar con líneas de alta tensión, tanto por el riesgo eléctrico como el peligro de caída, ya que estos cables se sitúan a unos 10 metros de altura.

Por ejemplo, la normativa exige que se instalen dispositivos salvapájaros en las líneas eléctricas de alta tensión para evitar que las aves choquen con los cables y corran peligro de sufrir una descarga eléctrica.

Hasta ahora, esta operación es realizada por técnicos de mantenimiento, de manera totalmente manual, con el importante riesgo para sus vidas que conlleva dicha tarea.

Con el fin de evitar este peligro, el Grupo de Robótica, Visión y Control (GRVC) de la Universidad de Sevilla ha ideado un robot ligero capaz de sustituir a los humanos a la hora de hacer este trabajo. Este robot apenas pesa 3 kilogramos y dispone de dos brazos y una base rodante, por lo que cuenta con una gran variedad de aplicaciones.

La base rodante hace que el robot se afiance sobre los cables y se desplace por ellos, mientras que sus dos brazos le permiten colocar los dispositivos espantapájaros en las líneas eléctricas de alta tensión que exige la regulación, tal y como recoge Xataka.

Lo más llamativo es la solución que han encontrado los ingenieros del GRVC para colocar el robot sobre la línea eléctrica, ya que emplean un dron multirrotor que lo agarra, lo coloca sobre los cables y lo desacopla cuando el robot está correctamente situado.

Después, el robot se desplaza sobre la línea eléctrica y realiza su cometido, colocando el dispositivo salvapájaros. Y cuando termina, el dron vuelve, se acopla a él y lo baja al suelo suavemente.

Además, el tiempo empleado en la colocación del robot sobre la línea es bastante reducido, ya que basta con unos 80 segundos para dejar el aparato correctamente situado. La recuperación lleva algo más de tiempo, unos 110 segundos, pero no deja de ser una tarea muy ágil.

En su conjunto, incluyendo también la instalación de los dispositivos espantapájaros sobre las líneas de alta tensión, la operación lleva aproximadamente unos 4 minutos. De este modo, no sólo permite realizar este trabajo con seguridad para las personas, sino que también es posible hacerlo tanto o más rápido que si tiene que ascender un operario por la torre hasta los 10 metros de altura a la que están los cables, colocar el dispositivo y volver a bajar.

El dron que transporta el robot forma parte del proyecto Aerial-Core, desarrollado por un consorcio en el que GRVC participa junto con la École Polytechnique Fédérale de Lausanne, el Consorzio CREATE, la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), la Universidad de Zurich, la Universidad Técnica Checa de Praga, la Universidad de Zagreb, la Universidad Aristóteles de Tesalónica (AUTH), Terabee Designs, FuVeX, Donecle SAS, la Universidad del Sur de Dinamarca (SDU), E- Distribución, Vertical Engineering Solutions y la Universidad de Twente.

Un robot versátil

Además de esta aplicación de la que hemos hablado, Aerial-Core ya se ha probado en el seguimiento autónomo de líneas eléctricas, el mapeo de la vegetación cercana a la línea o la instalación de desviadores de tipo clip y helicoidales o de separadores de conductores. También se han desarrollado tecnologías para la recarga de baterías desde las líneas eléctricas.

Asimismo, se han realizado pruebas para la inspección totalmente autónoma de un sistema eléctrico de varias líneas mediante el uso de un equipo de 2 multirrotores y un sistema convertible que combina el sistema de vuelo de ala fija y la tecnología de despegue vertical VTOL (Vertical Take-Off and Landing).

Como vemos, el uso de robots ofrece muchas posibilidades. Pero, como siempre que se habla de la utilización de la tecnología, cabe plantearse algunas preguntas, como la propuesta de que los robots coticen a la Seguridad Social, un asunto del que ya hablamos en EMPRENDEDORES.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.