Últimas noticias: XX Premios EmprendedoresLas startups no paran en veranoHoras extra no compensadas¿Cómo mejorar tu ecommerce B2B?8 fuentes de financiaciónAyudas para autónomos por CCAACien becas para asesoresPizzas japonesas en MadridEmprendedores y SNGULAR10 datos de Internet
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Propósito de año nuevo: hacer frente a la desmotivación

La desmotivación es fuente de insatisfacción tanto en el plano personal como en el laboral. ¿Cómo evitarlo? Te ofrecemos unas ideas para combatirla en el ámbito corporativo.

01/01/2024  David RamosRRHH
Compartir

Ya estamos en 2024 y, con él, los clásicos propósitos de año nuevo: hacer más deporte, seguir una alimentación equilibrada, bajar de peso, dejar de fumar, reducir los niveles de estrés, aprender algo nuevo, leer más, ser más organizado o priorizar el autocuidado…

Sin embargo, el tiempo va pasando, la desmotivación se apodera de nosotros y acabamos abandonando los objetivos. De hecho, es posible que desistamos de algunos de ellos incluso antes de concluir el primer mes.

¿Por qué? Según el estudio ‘Cigna 360-Vitality’, menos de un tercio de la población española (31%) afirma sentirse con energía en su día a día, algo que puede influir en el estado de ánimo y en la capacidad de alcanzar objetivos, desencadenando sentimientos de desmotivación y desinterés por la consecución de nuestras metas.

De este modo, la motivación es esencial para impulsar la acción y concedernos la persistencia necesaria para alcanzar los objetivos. Entre los factores que fomentan ese abandono temprano se encuentran cuestiones como la falta de voluntad. También es posible que el listado de objetivos a realizar no sea realista o que sea una lista demasiado larga. Esto puede contribuir a olvidar el seguimiento de los progresos o cuales eran los propósitos originales.

¿Cómo combatir la desmotivación en el trabajo?

La desmotivación también se puede extender al plano profesional, causando insatisfacción y burnout. Hace poco contábamos que 3 de cada 4 españoles se sienten quemados en su trabajo, aduciendo motivos como una pesada carga de trabajo (43%), la falta de recursos (36,9%), la microgestión (36,6%), los entornos de trabajo tóxicos (34%), el estrés (33%), la falta de apoyo (32%), la escasa claridad en los objetivos (29%), la mala conciliación laboral (26%) o la monotonía de las tareas (24%).

No podemos acabar con todos estos factores que nos hacen la vida imposible en el trabajo, pero la motivación nos permitirá afrontarlos de otra manera. Y aunque siempre es necesario tener una actitud personal positiva, está claro que ayuda mucho si la empresa se pone las pilas e intenta evitar la desmotivación en su plantilla.

Por ejemplo, los empleados valoran medidas como la implantación de la semana laboral de cuatro días, la concesión de más días de vacaciones, la posibilidad de pedir días libres para asuntos personales o la adopción de opciones de teletrabajo.

También contribuye positivamente la oferta de formación, el planteamiento de planes de carrera atractivos, la incorporación de soluciones de retribución flexible, etc., tal y como decíamos en este artículo.

Además de la responsabilidad que tienen las empresas a la hora de tener a sus trabajadores contentos, también deben prestar mucha atención a este asunto porque la desmotivación de su plantilla puede suponer un grave problema para su negocio. Si la insatisfacción y la desmotivación cunde entre los trabajadores, repercutirá negativamente en la productividad e incluso puede acabar desembocando en el abandono de la empresa.

En alguna ocasión hemos abordado el problema que supone el denominado ‘quiet quitting’ como respuesta por parte de los trabajadores frente a las situaciones de gran estrés, amplias cargas de trabajo y horas extras sin pagar que se producen en sus organizaciones.

Ante tal escenario, los empleados pueden adoptar una actitud ‘pasota’, limitándose a realizar las horas de trabajo firmadas en el contrato y mostrándose reacios a aceptar tareas para las que no han sido contratados.

Consejos para conseguir los objetivos

Cigna Helathcare ofrece una serie de pautas para conseguir alcanzar nuestros objetivos personales que podemos adaptar para el mundo laboral.

1. Mantener la motivación

Para ello, los logros deben ser suficientemente motivantes para que el esfuerzo merezca la pena. Además, debemos tener en cuenta que no conseguirlo podría llegar a afectar negativamente, por lo que debemos plantear el fracaso como una oportunidad para aprender, crecer y adaptarse.

2. Objetivos SMART

Cigna Healthcare recomienda que los objetivos fijados sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo definido (SMART, por sus siglas en inglés). Es decir, que sean metas concretas y realistas en las que los resultados sean fácilmente medibles.

3. Registrar los avances

Es indispensable registrar la evolución y avances se van alcanzando. Ver esos pequeños hitos y cómo nos acercan al resultado final esperado aumenta la motivación. Contemplar el resultado del trabajo, la superación de desafíos y la realización de objetivos genera una sensación de logro y orgullo personal, lo que puede reforzar la autoestima y la sensación de valía.

4. Enfoque en los logros

Celebrar los logros, por pequeños que sean, puede contrarrestar la desmotivación y el estrés. Cigna Healthcare remarca que el reconocimiento proporciona una sensación de logro, refuerza la autoconfianza y motiva a seguir adelante. Además, no sólo permite saborear el éxito, sino que también proporciona un momento de descanso psicológico, permitiendo disfrutar de los frutos del esfuerzo y ayudando a reducir la ansiedad.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.
Compartir