x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

¿Cuáles son las mejores ciudades españolas para nómadas digitales?

Buen clima, calidad de vida, buena conectividad, vida nocturna, gastronomía… España es un gran país para los nómadas digitales. Éstos son los mejores destinos y los aspectos más valorados.

02/04/2024  David RamosGestión

La transformación digital que hemos vividos en los últimos años y el impulso que dio la crisis de la Covid-19 al teletrabajo han permitido que el aumente significativamente número de profesionales que aprovechen la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar del mundo, los denominados nómadas digitales.

Ante tal escenario, nuestro país se está postulando como destino para este tipo de trabajadores, tal y como contábamos en EMPRENDEDORES. Incluso la legislación está prestando atención a este fenómeno. Por ejemplo, la Ley de Startups introduce algunas medidas para favorecer la llegada de talento extranjero a nuestro país, contando una categoría de visado especialmente diseñada para los nómadas digitales, como recogíamos en este artículo.

Así pues, quienes estén interesados pueden acceder al ‘Visado Nómadas’, al que pueden acceder tanto profesionales por cuenta propia como empleados a los que su empresa les permita trabajar de forma remota desde el extranjero.

Aunque existen algunos requisitos para los nómadas digitales que quieran obtener este permiso, no son demasiado rígidos. Por ejemplo, el solicitante debe haber trabajado durante al menos un año en la que empresa con la que se mantiene relación laboral, tener un seguro médico de cobertura total o demostrar unos ingresos mensuales superiores a 2.160 euros. Además, la empresa empleadora —o él mismo, en caso de trabajar por cuenta propia— no debe tener su sede en España.

Si se aprueba la solicitud, se le concederá un visado de un año, que se puede extender hasta cinco años en total.

Una de las particularidades del ‘Visado Nómada’ nacional es que permite trabajar para clientes españoles, siempre y cuando representen menos del 20% de los ingresos totales.

Los mejores destinos para nómadas digitales

Los españoles tenemos una visión muy sesgada a la hora de hablar de las ventajas e inconvenientes de las ciudades españoles como destino para nómadas digitales. En algunos casos, seremos demasiado benévolos, obviando defectos que tal vez nos pasen desapercibidos, ya que estamos acostumbrados a ellos. Aunque tampoco hay que olvidar que no hay nadie más duro que un español a la hora de criticar lo propio, soslayando los aspectos positivos.

Por eso, la visión que tiene alguien de fuera puede ser enriquecedora. “Cuando se trata de oportunidades de nómadas digitales, España realmente ofrece algo para todos. Desde el ajetreo y el bullicio de un concurrido centro de la ciudad hasta esos lugares más remotos, pero aún conectados, España hoy tiene que ser la elección número uno cuando se piensa en una vida laboral nómada”, sentencia James Smith, fundador de Learn Spanish With James.

Ésta es su selección de destinos, con las principales ventajas e inconvenientes que percibe para los nómadas digitales en cada uno de ellos.

Barcelona

“Tiene todos los beneficios de vivir en Madrid, ¡pero con la ventaja de tener una playa!”, comenta Smith. Cree que la ciudad catalana es perfecta para socializar, “ya que cuenta con vida nocturna, restaurantes, bares y una enorme comunidad de expatriados de habla inglesa de casi todos los rincones del mundo”.

Remarca la peatonalización de su centro urbano, donde se aglutinan un buen número de puntos de interés.

Por el contrario, indica que una de sus mayores desventajas es el coste de vida, aunque hace hincapié en que “para la infraestructura nómada es insuperable”.

“Barcelona es probablemente la ciudad más multicultural de España y cuenta con un excelente transporte público. Está clasificada como la undécima ciudad más segura del mundo”, concluye.

Madrid

Smith destaca las “numerosas comodidades para el trabajo a distancia” de la capital de España, entre las que se incluye el aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas o su “excelente transporte público”.

“Es posible moverse a pie en la mayoría de las zonas, pero la ciudad tiene un buen sistema de metro para cuando se necesita ir más lejos”, especifica.

En el lado negativo, habla de “los habituales problemas de las grandes ciudades, como pequeños delitos, ruido y tráfico”. En cuanto a la criminalidad, hay que anotar que se trata de una percepción personal, puesto que la tasa de criminalidad de Madrid (crímenes por habitante) está por debajo que la de Barcelona, según los datos del Ministerio del Interior.

Por otro lado, Smith señala que Madrid “aún conserva su encanto y, en general, es más familiar que la mayoría de las capitales europeas”. Además, pone el acento en que “muchas personas hablan inglés, pero principalmente la generación más joven”. Como acicate, recuerda que la ciudad alberga el Museo del Prado, junto con muchos otros museos y lugares históricos de interés para los visitantes y, por supuesto, para los nómadas digitales.

Y al igual que sucedía en el caso de Barcelona, lamenta que la capital es un lugar para vivir para los nómadas digitales. De hecho, es el más caro de esta lista.

San Sebastián

Considera que “es una excelente opción para quienes viven el estilo de vida nómada, ya que ofrece un equilibrio perfecto entre la bulliciosa vida urbana y la impresionante naturaleza, con sus increíbles playas”.

Se detiene particularmente en su gastronomía, destacando la reputación de San Sebastián “como una de las capitales culinarias de España”.

“Para una habitabilidad general, San Sebastián es casi demasiado perfecta. Pero ten en cuenta que, aunque tiene una conectividad online buena y estable, tiene menos instalaciones aptas para nómadas digitales que algunos de los lugares de esta lista”, apunta.

Valencia

“Es una ciudad próspera en la costa que está llamando la atención de muchos trabajadores nómadas digitales de todo el mundo. Con un coste de vida más bajo que muchas otras ciudades, Valencia es un centro de oportunidades educativas y profesionales, lo que la convierte en un centro de networking perfecto”, asegura Smith.

Destaca que se trata de una ciudad más pequeña y accesible que Barcelona, con mucha vida nocturna y otras atracciones, pero con “un ritmo un poco menos frenético” que la Ciudad Condal.

Señala que Valencia es acogedora y abierta a los viajeros, pero considera que tiene menos hablantes de inglés que las ciudades más grandes.

También se detiene en su gastronomía, particularmente en los mariscos “y una cocina que refleja la influencia de la región de La Huerta”. Curiosamente, no habla de sus arroces.

Bilbao

Señala que Bilbao disfruta de “ingresos superiores a la media y de una alta calidad de vida”, lo que hace que sea “uno de los lugares más caros para vivir” para los nómadas digitales en nuestro país.

“A cambio tiene mucho que ofrecer. El centro de la ciudad es atractivo y muy transitable, incluido el renombrado Museo Guggenheim. La conectividad digital también es excelente, lo que la convierte en un lugar fantástico para que trabajen los nómadas digitales”, comenta.

Afirma que hay menos personas “que hablen inglés con fluidez” que en otras ciudades, pero ensalza su vida nocturna, sus “restaurantes increíbles” y su moderna infraestructura.

“Bilbao debe ser una consideración seria para cualquiera que busque un trabajo remoto desde el extranjero”, sentencia.

Sevilla

“Es la entrada más al sur la lista y, probablemente, la más asequible. Sevilla es un poco más española que cosmopolita, ya que pocos de los lugareños hablan inglés, pero siguen siendo amigables y acogedores con los forasteros. Dicho esto, todavía hay una importante comunidad de expatriados con la que conectarse en Sevilla”, declara Smith.

Tiene muy claros cuáles son sus puntos fuertes. “El clima es un gran atractivo para quienes prefieren un clima cálido durante todo el año. Y el coste de vida es relativamente bajo. Si buscas una vida nómada más tranquila y asequible, Sevilla podría ser perfecta para ti”, expone.

Por el contrario, opina que “la infraestructura de trabajo remota no está tan desarrollada como en las ciudades más comerciales, lo que puede impedir algunas situaciones de trabajo” para los nómadas digitales.

Málaga

“Ésta es otra ciudad que es un poco más tranquila y tranquila que los centros más grandes”, valora. Hace hincapié en que “Málaga es un destino turístico popular, por lo que hay muchos angloparlantes que pueblan esta cálida y concurrida ciudad costera”.

Además, anota que la vida nocturna es abundante y hay muchos lugares para comer y disfrutar de la cocina mediterránea local. Asimismo, pone el acento en su “ambiente seguro y amigable”, ideal para las familias, así como la existencia de muchos lugares y actividades interesantes para los nómadas digitales.

“La infraestructura de comunicación es buena, lo que significa que puedes absorber el sol del sur mientras haces algunos trabajos. Es una verdadera ciudad de trabajo, descanso y diversión para quienes buscan un estilo de vida nómada integral”, concluye.

Palma

“Aunque es un destino turístico popular, también es un gran lugar para vivir”, afirma, ya que “ofrece una vida urbana enérgica con todos los beneficios de una gran playa”.

En el lado negativo, indica que es un lugar caro para vivir para los nómadas digitales, debido a su popularidad durante todo el año entre los turistas. Además, señala que vivir en la parte vieja de la ciudad requiere “adaptarse a calles estrechas y a la falta de luz natural” en las casas, aunque remarca que es una ciudad segura.

“La ventaja es que toda la ciudad es fácilmente transitable porque es muy compacta. Como centro para el turismo, los angloparlantes están en todas partes. Y a pesar de ser una isla, hay una conexión online buena y estable con el resto del mundo”, subraya.

Granada

Smith equipara esta ciudad con Málaga en cuanto a sus comodidades, aunque recalca que “ofrece un estilo de vida más asequible que puede atraer al nómada digital consciente del presupuesto”.

“Como es menos cosmopolita, el nivel de habla inglesa es menor, al igual que la calidad de la conectividad”, advierte.

Afirma que Granada “es una atractiva ciudad, fácil y segura de caminar, incluso de noche, y con conexiones tanto aeroportuarias como de tren de alta velocidad”. Así pues, reseña que “está bien situado para conectarse con otras ciudades y países”. También remarca el atractivo de la comida local.

Curiosamente, no habla de su vida nocturna, habitual en una ciudad universitaria como ésta. Ni tampoco cita la proximidad a Sierra Nevada, que hace que sea un destino ideal para aquellos que disfrutan de los deportes de invierno.

Tenerife

“Tenerife tiene mucho que ofrecer al nómada digital. Otro destino turístico importante, tiene una excelente conectividad y un alto uso del idioma inglés en muchos lugares”, destaca.

“La vida en Tenerife es única, ya que ha combinado con éxito su cultura y patrimonio local con el del resto de España, lo que la convierte en una mezcla interesante”, añade. También señala que “es un lugar extremadamente seguro para traer una familia y todos son muy acogedores y amigables”.

Además, recuerda que “ser un popular punto turístico significa que siempre hay mucha actividad y que las conexiones aeroportuarias internacionales son excelentes”.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.