x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad

9 startups con propuestas sostenibles muy punteras incluidas en nuestra lista Emprendedores con las 50 startups más innovadoras del año

22/12/2023  Pilar AlcázarCasos de éxito

GDV

Recambios y baterías para vehículos eléctricos

GDV Mobility se ha especializado en proveer de recambios y baterías a los vehículos eléctricos. Dos mercados casi vírgenes y con una gran proyección de crecimiento en el futuro.

La pata de los recambios es clave, ya que “en este sector el 61% de los vehículos no tienen recambios, o resulta muy complicado conseguirlos. Gracias a la tecnología y a nuestros algoritmos, nosotros automatizamos los pedidos, evitamos roturas de stock y reducimos los plazos de entrega al mismo día o al día siguiente”, explica Germán Agulló, CEO y cofundador de GDV.

La otra pata del negocio son las baterías. “El negocio que más ha crecido últimamente: GDV Batteries es la mayor planta de reparación de baterías de vehículo eléctrico de toda Europa. La lanzamos a principios de año y ya estamos buscando cómo ampliarla”, añade Agulló.

La reparación de baterías en los coches eléctricos es una necesidad urgente tanto por precio como por la sostenibilidad de este mercado. “Hoy cerca del 74% de los leads de vehículos eléctricos se pierden cuando se enteran del precio de la batería, ya que hasta ahora ante cualquier problema la solución es cambiarla por una nueva. Se genera así un problema de coste y de residuos. Nosotros tenemos un proceso patentado con el que conseguimos recuperar cualquier batería, dejándola al 95% de su capacidad y al 80% de vida; casi como nueva. Con una enorme diferencia de precio, ya que equivale a entre un 10% y un 30% del coste de una nueva”, comenta Germán Agulló.

La empresa ha sido impulsada por él mismo y sus sociosÓscar Bárcenas y Héctor Arana en 2021– para dar respuesta a un problema que venían observando con la venta de vehículos eléctricos: “sobre todo la cantidad de vehículos que se tiraban a la basura por no tener recambios”.

Una necesidad tan imperiosa en el mercado que en solo dos meses de vida del proyecto de distribución de recambios ya había conseguido “una compañía rentable. Algo que seguimos manteniendo. En unos pocos meses estábamos ya en más de 500 talleres vendiendo recambios de bicicletas y patinetes eléctricos”.

Con el negocio en marcha, “nos dimos cuenta del problema que suponían las baterías. No creíamos que fuese una solución el sustituir por otra nueva, por eso mismo empezamos a investigar la reparación y descubrimos que no se reparaban por la alta tasa de rotura que tenían. Eso nos motivó hasta el punto en el que estamos hoy, hemos conseguido un método que además tiene apenas un 0,5% de tasa de garantía”.

Ambas líneas de negocio parten de la idea de la postventa, creo que está claro que el vehículo eléctrico es un tema geopolítico, pero creo que aún a día de hoy, ninguno de nosotros nos hemos preguntado: ¿Cómo se van a reparar? ¿Quién lo va a hacer? ¿Quién y cómo se va a reciclar? Sobre todo ahí es donde nos hemos centrado”, añade su CEO.

Hay que decir que son un equipo con amplia experiencia en el sector de la movilidad, aunque en otras áreas. Los socios desde 2014 estaban en la “micromovilidad con distintos negocios que van desde el retail hasta el sharing, gestión de flotas etc. En 2022 se une como inversor y miembro de la junta Pablo Fernández, fundador de Clicars, Clikalia, Clibrain, Clidrive…”, añade Agulló.

Hoy cuentan con más de 4.000 m2 entre fábrica y almacén, en el equipo trabajan 30 personas (sin contar el personal de ETT que vamos demandando para la producción) y llegan a 15.000 talleres. En el negocio de las baterías, trabajan con grandes marcas de motos, coches, bicis, hasta compañías del mundo del sharing. “En esta línea ya estamos recogiendo baterías de New York, U.K. etcétera”.

Pero los inicios fueron como «sangre, sudor y lágrimas”, según sus propias palabras. “Empezamos en un local del Barrio de Carolinas (Alicante) donde no teníamos ni luz, ni agua ni suelo, y creo que ha sido algo que nos marcó mucho. Creo que un valor de la compañía es la búsqueda de la rentabilidad, siempre hemos estado ajustando gastos a nivel estructural y priorizando la búsqueda de ingresos. Después invertimos, pero primero buscamos la rentabilidad”.

Conseguido ese objetivo, saben que no pueden dormirse en los laureles. “Es un sector totalmente nuevo, la competencia ha aparecido, han caído los líderes, se han puesto otros, pero es un sector totalmente nuevo donde van apareciendo poco a poco nuevos players. Aunque, actualmente tenemos muy pocos competidores. En el caso de las baterías menos aún”, asegura Agulló.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Por la izquierda, Francesc Font, Bea Mesas y Quim Mach, fundadores de Incapto.

Incapto

Venta de café recién molido por suscripción

Incapto es una startup de café que navega contrarriente. En un mercado como el actual, dominado por las cápsulas, ellos quieren hacernos volver al café recién molido con una propuesta que ofrece el café y las máquinas de café a través de un modelo de suscripción.

Es “una apuesta por ofrecer una experiencia superior de café de especialidad recién molido en los segmentos B2C y B2B. Su propuesta de valor radica en proporcionar café de alta calidad de forma conveniente y sostenible, reemplazando las cápsulas de café tradicionales con máquinas automáticas que ofrecen una alternativa de café fresco y molido. Además, Incapto se destaca por su enfoque en la sostenibilidad y la cadena de suministro ética, al obtener granos de pequeños agricultores en todo el mundo y tostarlos en Barcelona”, explica Francesc Font, coCEO de la empresa.

La idea surgió “al identificar la cantidad absurda de residuos que no se reciclaban, en relación a la cápsula de café y en respuesta a la transición en la industria del café, conocida como la cuarta ola del café, donde los consumidores buscan opciones de café de especialidad y se preocupan por las tendencias de consumo y el impacto ambiental”, añade Font.

Hacía falta una propuesta de café de especialidad recién molido tanto a individuos como a empresas, que mejorase la experiencia del café. “En este sentido, nos propusimos ofrecer una alternativa real, por experiencia (convinience) y modelo de negocio, a la cápsula de café”.

Fundada por tres emprendedores Francesc Font, Quim Mach y Bea Mesas, esta última con experiencia en la industria del café y con una familia en el negocio de tostado de café durante más de 25 años. “La experiencia en la industria del café de Bea y el compromiso con la calidad y la sostenibilidad fueron factores clave en la elección de esta idea de negocio. Conocer fincas de café, entender el proceso de tueste y producción, ha sido decisivo para realizar una integración vertical y ofrecer un producto superior”, continúa Francesc Font.

Un negocio con mucha competencia y lanzado en plena crisis del covid, que no ha encontrado barreras para establecerse. “Incapto nació en una coyuntura muy especial. Constituimos una semana antes del covid y lanzamos en Julio de 2020 nuestra unidad de negocio B2C. Nuestros productos se adquirían a través de nuestra web, pero al tratarse de un servicio que incluía la compra de la cafetera y la suscripción trimestral, todas las ventas se hacían de forma telefónica. Ya a mediados del 2021, con la mejora en el covid, lanzamos nuestro modelo de negocio para B2B, con máquinas profesionales conectadas y con un modelo de negocio sin fricción. Las empresas pagan por taza, no invierten en la compra de la máquina. Con esto, nos era más fácil entrar vía degustación y al ser un producto superior y sostenible vs la cápsula y las máquinas de vending. Al no poner fricción, conseguimos esos primeros cientos de clientes que ya nos generaron el efecto bola de nieve”, asegura Font.

En cuento a la competencia, “aunque existían competidores en el mercado de café de especialidad y máquinas automáticas, Incapto se diferenció al ofrecer un enfoque integral que incluía una fuerte ética de cadena de suministro, una fuerte desintermediación y la opción de pago por taza en el mercado B2B, lo que renovaba la confianza de los clientes. No dejan de ser tres empresas en una, B2C, B2B y el centro de tueste y operaciones. Juntar todos los productos y ponerlos juntos en una estrategia direct to consumer, es la gran complejidad de el negocio y a la vez parte de la barrera de entrada junto a la tecnología y la marca”.

Hoy trabajan en el proyecto 80 personas, cuentan con más de 20.000 clientes activos en B2C, la mayoría de ellos suscriptores, y con más de 2.000 clientes activos en B2B. Su enfoque es principalmente el mercado español, pero desde han empezado la expansión en Italia, Francia y Portugal.

Guillermo Pérez-Solero, CEO de ADNTRO.

Muchos hitos para un recorrido tan corto como empresa y para haber empezado con “una inversión de business angels para poner en marcha el proyecto, a lo que sumamos ese mismo año una campaña de crowd funding, para ganar inversores y embajadores. Posteriormente financiamos el crecimiento con VC’s españoles (JME, Atresmedia, Sabadell…) y ahora hemos cerrado una ronda (por valor de 6 millones de euros) con fondos internacionales para la internacionalización”.

“Además, estamos trabajando en el lanzamiento de nuevas máquinas de café tanto para el canal doméstico como el profesional. Esto requiere grandes inversiones en moldes e ingeniería, lo que se suma a nuestra plataforma de coffee as a service, para controlar todo el parque de máquinas de clientes y mejorar nuestras operaciones”.

“Entendemos que con un modelo rentable, probado en varios países y las nuevas máquinas en el mercado, exportaremos a nivel mundial nuestro modelo de forma directa o indirecta, a través de operadores locales. Para entonces valoraremos una nueva financiación. Mientras tanto, cualquier inversión estará más focalizada en comprar a los primeros inversores de la campaña de crowdfunding”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Frank Stehle, Gemma Comabella, Stefano Uliari, Greta Schindler y Julien Callede, cofundadores de COCOLI.

Cocoli

Profesionalizar la compraventa de muebles de segunda mano

Profesionalizar la compraventa de muebles de diseño de segunda mano entre marcas, tiendas y particulares para que la experiencia de adquirir estos productos sea igual a la adquisición de muebles nuevos. Por eso, COCOLI se encarga de juntar la oferta en su plataforma (tanto de marcas como de particulares) y de toda la logística y transporte de los productos, garantizando un proceso seguro y confiable.

“Nuestra misión es dar una nueva oportunidad a aquellos muebles que ya no pueden venderse como nuevos, ya sea debido a pequeños desperfectos, por haber sido previamente utilizados o simplemente porque las empresas los han descontinuado. Queremos democratizar la experiencia de la compra de segunda mano, facilitando el acceso a tesoros olvidados y productos de alta calidad que son totalmente funcionales y así también reducir los 15.000 millones de toneladas de muebles que cada año acaban tiradas en los vertederos”, explica Gemma Comabella, cofundadora y CEO de COCOLI.

La idea surge hace 24 meses, cuando su fundadora y CEO se enfrenta a amueblar su casa con un bebé de pocos días. No disponía de tiempo para salir a buscar muebles por todas partes, ni podía esperar semanas hasta recibir los artículos que necesitaba. Así cayó en la cuenta de que no existía en el mercado algo similar a un Vestiaire Collective para muebles (o el equivalente americano «the real real»). Y buscó una solución sostenible, asequible y rápida en el mercado.

COCOLI nace con la idea de “llenar ese hueco en el mercado y ofrecer una plataforma donde la compra y venta de muebles de segunda mano fuese fácil, asequible y rápida”, comenta Gemma Comabella, que cuenta con una amplia experiencia en el mercado de muebles y productos de lujo de segunda mano y en comercio electrónico. 

Ella misma se encargó de buscar al resto del equipo fundador: 4 ejecutivos y 2 mentores. En tan solo 18 meses, y antes de tener un MVP, ya habían adquirido más de 350.000 productos para ofrecer, constatando así “que el mercado estaba ávido de una oferta como la de COCOLI”.

“Una vez que tuvimos el producto listo, el crecimiento fue orgánico y constante. Cada mes experimentábamos un crecimiento de dos dígitos, alcanzando y superando nuestros ambiciosos objetivos. Nuestro nombre empezó a resonar en Alemania y rápidamente marcas de toda Europa nos contactaban, incluyendo las más grandes de España. Era un crecimiento imparable. En solo 6 meses de 2023, ya hemos superado la facturación de todo el año 2022, hemos establecido 4 almacenes y estamos trabajando con marcas de toda Europa”, comenta su CEO.


“En el mercado hay negocios como 1st Dibs (para artículos de lujo de segunda mano), Pamono y Vinterior, para artículos vintage y grandes plataformas C2C sin especializar, como eBay, Wallapop o Vinted, pero ninguno de estos marketplaces C2C ofrece logística o verificación de calidad de los artículos. También han surgido grandes jugadores con mucho éxito en otras verticales (por ejemplo, The Real Real, Vinted, Auto1, etc.), pero hasta ahora nadie ha dominado el mercado de muebles de segunda mano”.
Con las vistas puestas en su expansión por todo el mercado europeo, “nuestro objetivo es convertirnos en el marketplace líder y la opción única para revender muebles, no solo llegando a todas las personas a quienes ya les interese, sino también motivando a más personas a probar la compra de segunda mano y así hacer crecer aún más el mercado”, asegura Gemma Comabella.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Alexis de las Heras, María de Santiago y Pablo Manchón, fundadores de Lumio.

Lumio

Peer to peer de energía solar

Las instalaciones de energía solar tienen una limitación: no todo el mundo dispone de un lugar donde ubicarlas o del presupuesto necesario para hacerlo. Una limitación que se puede resolver fácilmente conectando a particulares que disponen de placas solares para que compartan su energía con personas que no pueden instalarlas.

Así de sencilla es la propuesta de valor de Lumio, una startup fundada en 2020 que desarrolla comunidades 100% renovables gracias a “una plataforma sostenible en la que los productores de energía solar comparten sus excedentes de energía con quien ellos deciden, con transparencia y trazabilidad”, explica Alexis de las Heras, CEO y cofundador de Lumio.

Para formar parte de esta comunidad no hace falta disponer de energía propia. Cualquiera se puede “unir a la plataforma asegurándose energía renovable gracias a la red de productores solares, a la instalación solar de la Nave de Lumio en Las Rozas (Madrid) y a los certificados verdes de energía que obtenemos de la energía consumida de la red eléctrica. Para alimentar la red de productores, Lumio destaca en el mercado solar por sus instalaciones residenciales e industriales llave en mano, completamente personalizadas, consiguiendo que sus clientes tengan un autoconsumo optimizado adaptado a sus cubiertas y hábitos de consumo. Un servicio fundamental dentro de la plataforma de energía sostenible”, comenta su CEO.

La idea surgió por una conversación con los padres del CEO de la empresa. “Mis padres estaban poniendo placas solares y encontramos un problema: cómo compartir energía entre distintos puntos de suministro. Ellos tienen su negocio (unos locales de decoración) muy cerca de casa y pensaron que podría estar bien que su excedente se pudiera consumir en otro punto de suministro”, explica Alexis de las Heras.

Pensado y hecho. Alexis valoró la forma de que los excedentes generadores se pudieran repartir entre los distintos puntos de suministro que tienen a su nombre, un mercado eléctrico Peer-to-Peer, solución innovadora que había visto en su máster en tecnologías sostenibles en Dinamarca.

En 2020 se une a María de Santiago (CMO) y Pablo Manchón (CTO) y ponen en marcha el proyecto, que han ido impulsando con networking, recomendaciones y marketing.

La idea de compartir excedentes de energía no es nueva. Y tampoco son la primera empresa que la pone en práctica, aunque sí de la forma que ellos lo han hecho. “Tenemos mucha competencia en la parte de instalaciones solares, pero en la plataforma sostenible no tenemos. Hay ideas alrededor de los excedentes de energía, muchas baterías virtuales, pero ninguna plataforma de energía sostenible para instalar, consumir e intercambiar energía como lo hacemos nosotros: con transparencia y trazabilidad”, afirma Alexis de las Heras.

Con un equipo ya de 20 personas, cuentan con más de 1.500 usuarios y más de 500 instalaciones solares, tanto residenciales como industriales. “Tenemos en mente convertirnos en la plataforma de energía sostenible referente en el mercado español, donde las personas puedan tener su independencia energética teniendo a su disposición todas las herramientas para consumir renovable gracias a todos los miembros y entre todos los miembros de la plataforma. Esto lo vamos a conseguir con los desarrollos en los que estamos trabajando para que nuestros usuarios tengan una experiencia alrededor de la energía, fácil, transparente y trazable”.

Hasta ahora se habían financiado con dinero de familiares y amigos, ayudas y subvenciones y una pequeña ronda de inversión a través de una aceleradora. Con los datos de crecimiento del negocio encima de la mesa han levantado una ronda de 2 millones de euros.

“Con esta inyección de capital aseguramos nuestro crecimiento durante los dos próximos años con el objetivo de llegar a la instalación de 1.000 proyectos anuales a la vez que tener más de 30.000 usuarios activos en nuestra plataforma. Además, nos centramos en el desarrollo tecnológico de la plataforma para aumentar nuestro valor añadido al cliente final y en dar soluciones tecnológicas a las comunidades energéticas”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Álex Dakov, CEO y cofundador de AGUA NEA.

Agua NEA

Agua de Asturias en latas sostenibles

Agua NEA es un proyecto pensado para aportar su granito de arena en la lucha contra el uso de botellas de plástico de un solo uso y ayudar a recuperar los fondos marinos con actividades de regeneración de corales.

Para evitar que tantos desechos plásticos acaben en el medio marino han ideado un envase sostenible de aluminio y el envasado de agua mineral procedente de Asturias “perfecta para eventos, hostelería y cualquier lugar donde el acceso a agua de primera calidad sea complicado”, explica Álex Dakov, CEO y cofundador de AGUA NEA.

Para la recuperación de los fondos del mar han convertido también el consumo de este producto con un movimiento para restaurar el Océano y plantar miles de corales cada día por todo el mundo; y ahora también posidonia en el Mar Mediterráneo. “Cada envase sirve como canal para conectar a los consumidores con proyectos de restauración medioambiental. Si te tomas una foto con Agua Nea y la subes a tu Instagram, sembramos un coral en tu nombre”, comenta Álex Dakov. 

“Hoy en día, sorprender a los consumidores y crear experiencias diferenciales en los establecimientos pasa por aportarles productos que vayan alineados con sus valores y les generen experiencias únicas que les sorprendan y recuerden”.

“El consumo de plásticos de un solo uso es un problema cada vez más grande. A nivel impacto medioambiental, tanto en cuanto a especies animales que se ven afectadas por ello, como incluso para la salud humana. Se dice que actualmente cada persona ingiere el equivalente a una tarjeta de crédito, ¡cada semana! Además, nuestros océanos se encuentran cada vez más amenazados. El 50% de los corales del mundo han desaparecido en los últimos 30 años y de ellos depende más de una cuarta parte de todas las especies marinas. Así, Nea surge como un producto que proporciona una alternativa a un problema latente, mientras crea un movimiento de personas responsables concienciadas en proteger el medio ambiente”. 

Embajadores del movimiento NEA

Fundada en 2019 por Fernando García y Álex Dakov, los dos amantes del mundo marino y profesionales del sector de eventos, buscaron aportar a la industria del gran consumo un producto que no solo sirviera para hacer un mundo mejor, sino también para inspirar a más personas a unirse en ello.

En el impulso de la marca han sido clave los embajadores, que son parte del movimiento. Ahora cuentan con más de 200 clientes recurrentes entre España, Portugal, Chile y Costa Rica. 


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Enrique Alía, CEO y fundador de Cargatucoche.

Cargatucoche

Instalaciones de recarga para coches eléctricos

CargaTuCoche es una startup que ofrece todo lo necesario para instalar puntos de recarga para coches híbridos y eléctricos, desde el asesoramiento para la instalación, pasando por los trámites complicados como la legalización y las subvenciones y un servicio postventa gratuito tras la instalación. Tal y como explica Enrique Alía, CEO y fundador de CargaTuCoche, “hacer una instalación con CargaTuCoche es tan cómodo como pedir un libro por Amazon”.

Esa trazabilidad de todo el proceso, el cuidado de la experiencia del cliente, una plataforma de instalación con tecnología propia y una red de instaladores específicamente formados, son las señas de la casa para diferenciarse en el mercado.

La idea de negocio surge en 2016 cuando su fundador empieza a trabajar en un concesionario de coches, vende un vehículo eléctrico y comprueba todas las dificultades por las que pasa la mujer que había hecho la compra a la hora de instalar un punto de recarga en su garaje. “La mujer contactó con su compañía eléctrica y en un proceso larguísimo (más de 2 meses) y muy caro (casi 3.000 euros) consiguieron instalarle un cargador en su plaza de parking. El día de la entrega, cuando fui a conectar el vehículo con el cargador, ambos nos dimos cuenta de que el cargador que le habían instalado no era compatible con el vehículo que había comprado. Esto hizo que la mujer tuviera que empezar el proceso de nuevo, invirtiendo más tiempo y más dinero. Al final, ella se enfadó muchísimo con el concesionario por no ofrecerle una solución, pero a mí me sirvió para entender que el vehículo eléctrico era el futuro y que el problema principal de los usuarios iba a ser la recarga y cómo recargarlo. A las 2 semanas decidí dejar el trabajo y comenzaron los inicios de CargaTuCoche”, comenta Enrique Alía.

En 2018 conoce a su actual socio, Javier Maldonado, una persona con mucho conocimiento del sector de automoción. Pero ninguno de los dos tenía experiencia en lo que es la instalación pura y dura. El eje del negocio. “Tuvimos que ir aprendiendo por el camino. Una jornada normal consistía en levantarse a las 6am, ir a la periferia de Madrid donde estaban los almacenes de material y comprar las cosas con una lista que nos daban los instaladores. De esta manera, podíamos entender todo el material que se necesitaba y verlo con nuestros propios ojos (entender lo que es un taco-brida tiene más utilidad de lo que parece)”, comenta Alía.

“Una vez que fuimos entendiendo cómo funcionaba todo, pudimos comenzar a desarrollar la plataforma tecnológica y automatizar procesos. Pero, sin esas palizas de los meses anteriores, hubiera sido imposible adquirir todos los conocimientos y detectar los problemas de un modelo de instalación tradicional y carente de escalabilidad”, continúa.

Hoy el equipo lo conforman 23 personas y cuentan con una red de 150 instaladores externos. “Siempre ha habido empresas instaladoras e instaladores, pero nunca con el foco puesto en la experiencia de usuario y en utilizar la tecnología como herramienta para mejorar los procesos y ser escalables. Lo normal es que las empresas tengan a todos los instaladores en nómina con un pequeño sistema que les permita coordinarlos o que todos los instaladores sean externos y se ocupen ellos de hacer la gestión del cliente y de todos los procesos relacionados con la instalación. Nosotros cogemos lo mejor de ambos modelos. Somos los responsables de ofrecer el servicio y decidir sobre todos los estándares de calidad para los clientes, y el hecho de tener instaladores externos que solo se ocupan de ejecutar la instalación, nos da esa capilaridad para poder tener una cobertura completa y gran agilidad”.

“Todo esto no sería posible sin nuestra plataforma que permite coordinar todo el proceso, desde la parte logística y envío de material de nuestro almacén al instalador, hasta las automatizaciones para tramitar todas las subvenciones y legalizaciones de las instalaciones. Todo ello sumado a la App para gestionar a todos los instaladores y el proceso y resultado final de cada instalación”.

Comenzamos el proyecto con una pequeña inversión por parte de los fundadores. Una vez que el modelo comenzó a traccionar conseguimos 20.000 euros de nuestras familias. A partir de ahí, hemos hecho por el camino 2 rondas de crowdfunding, hemos recibido dos Enisas y cerramos nuestra serie A de 3 millones de euros con un fondo de Países Bajos.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Víctor Gardrinier y Wouter Draijer de izquierda a derecha.

Solarmente

Paneles solares por suscripción

SolarMente instala y ofrece a través de un modelo de subscripción paneles solares en viviendas unifamiliares. Analiza los datos de los consumidores y ofrece ofertas personalizadas de baterías, sistemas de calefacción/refrigeración y cargadores de vehículos eléctricos (bidireccionales). Convierten en tokens el excedente de energía, lo que permite al cliente tener pleno poder sobre el sobrante de su energía y permite un ahorro adicional sin coste añadido”, explica Wouter Draijer, cofundador de SolarMente.

Un proyecto pionero al ofrecer un revolucionario servicio de suscripción de energía solar en España y que tiene toda la lógica del mundo: el ahorro. “El servicio brinda ahorros inmediatos a los hogares desde el primer día, superando hasta en un 35% a sus competidores, al eliminar los costos iniciales y garantizar un precio eléctrico inalterable durante 20 años. Además, el paquete integral abarca mantenimiento, reparaciones y supervisión del sistema, simplificando la vida de los clientes y permitiéndoles disfrutar de la energía solar sin complicaciones. Esta solución se adapta tanto a propietarios como a inquilinos, incrementando el valor de las propiedades y asegurando un ahorro constante de energía en medio de la transición hacia una energía más limpia y eficaz en España”.

La idea surgió cuando Wouter Draijer volaba a Barcelona y se percató de la ausencia de paneles solares en España. Originario de los Países Bajos, donde esta tecnología era común, Wouter estaba estudiando en la UPF (Universidad Pompeu y Fabra) y se sorprendió al descubrir que en España su uso estaba prohibido. Un cambio de legislación le permitió insistir en su idea y en 2019 funda la empresa con su socio Víctor Gardrinier.

Compraron una furgoneta, 8 paneles solares y las herramientas necesarias, y aprendieron a través de vídeos en YouTube cómo instalar paneles solares. A medida que adquirieron experiencia, comenzaron a ofrecer sus servicios a sus vecinos, lo que marcó el inicio de su compromiso más serio con el negocio. Aunque al principio se centraron en la instalación de paneles solares, rápidamente expandieron su gama de servicios. Su objetivo es hacer que la vida de las personas sea más sencilla, y no se centran tanto en las ganancias como en la satisfacción de sus clientes. Por eso eligieron lanzarse en España, donde vieron una necesidad no satisfecha, en lugar de ingresar a mercados más avanzados.

El proyecto se hizo realidad con una inversión inicial de 2.1 millones de dólares de Ycombinator y en abril de 2023 obtuvieron una ronda de 50 millones de dólares para la expansión del proyecto tanto a nivel nacional como fuera de nuestras fronteras.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Amaia Rodríguez Sola, CEO de Gravity Wave.

Gravity Wave

Recogida y reciclaje de residuos plásticos de los océanos

Gravity Wave es un proyecto enfocado a cuidar de los océanos. “Nos dedicamos a retirar residuos plásticos de mares y puertos, dándoles una segunda oportunidad en productos de valor para la sociedad, con una larga vida útil y evitando que vuelvan a contaminar el océano. Trabajamos en estrecha colaboración con más de 5.000 pescadores tradicionales y más de 100 empresas comprometidas con el Movimiento Plastic Free Oceans, lo que nos acerca cada día más a nuestro objetivo”, explica Verónica Gutiérrez, responsable de comunicación de Gravity Wave. Que añade: “Nuestro valor en el mercado se fundamenta en la innovación y la sostenibilidad, ya que ayudamos a las empresas a lograr un impacto positivo en el planeta”.

La empresa surge como una respuesta directa a la crisis de la contaminación plástica en los mares y océanos. “La inspiración detrás de este proyecto comenzó con los hermanos Amaia y Julen Rodríguez, quienes decidieron embarcarse juntos en esta aventura después de que Amaia tomara conciencia de la magnitud del problema en uno de sus viajes al sur de Asia. Al regresar a España, decidió dedicar su vida a enfrentar este desafío ambiental”, comenta Verónica Gutiérrez.

Así nació el Movimiento Plastic Free Oceans, impulsado por una firme convicción de abordar este problema a nivel global. “Lo que comenzó como una idea impulsada por dos personas con un fuerte deseo de cambiar el mundo, rápidamente se transformó en una gran oportunidad para unir esfuerzos con otros agentes de la sociedad que compartían la idea de ser parte de la solución. Con esto en mente, el Movimiento Plastic Free Oceans logra, a día de hoy, involucrar a diversos actores de la sociedad, creando una red colaborativa en busca de un objetivo común: proteger nuestros mares y océanos de la contaminación plástica. Desde entonces, Gravity Wave ha estado comprometido en la preservación del medio ambiente marino y ha movilizado acciones para abordar este desafío”.

Desde 2020 Gravity Wave trabaja como una empresa de impacto social bajo un modelo B2B. “Optamos por pivotar hacia este modelo ya que nos permitía retirar una mayor cantidad de plástico marino y unir esfuerzos con diversos actores de la sociedad para generar un mayor impacto positivo”.

“Actualmente contamos con más de 100 empresas colaboradoras que comparten nuestra visión y valores, y que se han unido a nuestro movimiento a través del Compromiso Plastic Free Oceans. Gracias a la innovación y acciones para adaptar sus modelos de negocio hacia prácticas más sostenibles, trabajamos con empresas de diversos sectores, como automoción, banca, seguros, deportes, entre otros”.

Para hacer rentable el negocio, siguen dos líneas de acción.“En primer lugar, nos especializamos en limpiar y recolectar residuos plásticos en mares y puertos en nombre de estas empresas. Por otro lado, llevamos a cabo un proceso de revalorización de esos desechos, transformándolos en productos y muebles sostenibles”.

Un proyecto pionero a nivel internacional. “Cuando empezamos, no había nadie recogiendo redes de pesca de mares y puertos y dándoles una segunda vida a través de muebles y productos sostenibles. A nivel internacional, hay varias empresas y organizaciones que utilizan plásticos obtenidos del mar como materia prima para diferentes fines. Sin embargo, lo que nos caracteriza es que no solo tenemos un objetivo, sino que nos esforzamos por ofrecer soluciones a un desafío global que ejecutamos mediante una cadena basada en la economía circular que aporta valor en cada paso. Algunas iniciativas similares se enfocan en algunos de los pasos, pero no en todas las fases en las que trabajamos”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en sostenibilidad
Por la izqda., Ricard Canal Martínez y Pablo Marín Arcos, cofundadores de Soof.

Soof

Una plataforma para impulsar la instalación de energía solar

Soof es una plataforma tres en uno que busca impulsar la instalación de placas solares para autoconsumo eliminando todas las barreras posibles que puedan tener los potenciales clientes para dar ese paso. Así, son la única empresa que ofrece una comparativa de precios del mercado, asesoramiento para tomar la mejor decisión y apoyo durante todo el proceso de instalación.

“Ayudamos tanto a personas como a empresas a obtener presupuestos para una instalación fotovoltaica y, a posteriori, se les ofrece una asesoría para poder escoger la mejor oferta en base a las necesidades del cliente. Incentivamos el uso y penetración de las energías renovables ayudando a las personas y empresas a poder entender de mejor manera los beneficios de esta nueva tecnología y brindándoles ayuda a lo largo de todo el proceso”, comenta Ricard Canal Martínez, CEO y cofundador de Soof.

Inspiración desde las nubes

La idea surgió cuando su hoy CFO, Pablo Marín, observó desde un avión la cantidad de azoteas que están sin utilizar y pensó que había una oportunidad para crear un proyecto que incentivara a las personas a ponerse placas solares y rentabilizar ese espacio en desuso a la par que se mejoraba la sostenibilidad de la ciudad. Además, venía de varios proyectos del sector, y sabía que uno de los frenos para que se impulse este tipo de energía está en la complicación que supone dar el paso. De ahí, la pata de asesoría y acompañamiento que tiene el negocio.

Pensado y hecho. En junio de 2021 ponía en marcha el proyecto, junto con su actual socio y CEO de Soof. Para dar forma a la idea contaron con financiación privada y de ENISA, pero la captación de los clientes se la trabajaron casi a puerta fría. “Los primeros pasos para captar clientes fueron crear una página web con un formulario y llamar a todos los registros que se realizaban. Además, visitamos varios polígonos industriales y realizamos venta a puerta fría ofreciendo nuestros servicios a coste cero”, asegura Ricard Canal Martínez.

El trabajo de evangelización ha sido clave para crecer en un mercado casi virgen. “Había un player en Valencia que hacía algo parecido, pero no era exactamente lo mismo. Tras arrancar descubrimos que había un player en EEUU que transaccionaba cada año aproximadamente 600 millones de euros y que fue adquirido por Schneider Electric”, añade Canal.

La idea promete. De momento, son 7 personas en el equipo y han conseguido ya más de 2.000 clientes registrados en España, el mercado en el quieren concentrar sus esfuerzos, de momento, y donde abrir nuevos servicios en la plataforma, como podría ser termosolar, cargadores de coches eléctricos, etc.

Puedes ver la Lista Emprendedores con las startups españolas más innovadoras de 2023 aquí.

Pilar AlcázarPeriodista especializada en oportunidades de negocio, marketing y tendencias.