Últimas noticias: Crédito fiscal de WallboxCómo evitar fuga de talento jovenMejores proveedores dropshippingToteemi, gaming para deportistasNuevo Lexus LBXAyudas para jóvenes en extranjeroEl efecto Taylor Swift ¿Cómo generar leads?Business angels: en qué inviertenTecnología española con Oscar
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

5 tendencias que marcarán el futuro del consumo

La experiencia del cliente marca la pauta de las tendencias que guiarán el futuro del consumo en los próximos años.

24/04/2024  David RamosMarketing & Ventas

Uno de los mayores desafíos al que tienen que hacer frente las empresas de productos de consumo es la irrupción de un nuevo cliente, digital, hiperconectado, informado, exigente y con unos nuevos hábitos.

Asimismo, en los últimos años han tenido que afrontar una transformación digital sin precedentes. Y también hay que añadir un escenario en el que elementos exógenos lo han trastocado todo, como la pandemia y el consiguiente bache económico, el repunte de la inflación, la crisis en la cadena de suministro, etc.

Todos estos factores afectan a las empresas de consumo, que han de adaptar sus estrategias para competir en un mercado cada vez más duro. Pero lo que está claro es que todas ellas pasan por un enfoque en la experiencia del cliente, tal y como indican los expertos de Stratesys.

El consumo, al son de la experiencia del cliente

“La experiencia del cliente se ha convertido en un factor clave de diferenciación en el mercado. La oferta ‘ilimitada’ de opciones de productos lleva a los consumidores a valorar mejor la experiencia completa que tienen con las marcas”, explica Stratesys.

Así pues, indica que las empresas han de centrarse en ofrecer “una experiencia de compra memorable y positiva en todos los puntos de contacto con el cliente, que emocione y cree vínculos con las marcas”. Esto se concreta en cinco tendencias.

1. Hiperpersonalización

Las empresas deben ofrecer productos, promociones y recomendaciones totalmente personalizadas, con el fin de lograr que una experiencia única en cualquier punto de conexión del cliente con la marca.

“Idealizadamente, el consumidor espera un segmento de a uno; y lo espera aquí y ahora. La idea es ofrecer experiencias únicas y personalizadas para fidelizar a los clientes. Esto se logra a partir del entendimiento real de los consumidores, al que se llega con una utilización eficaz de los datos; con estrategias de marketing, por ejemplo, basadas en redes sociales; y con la utilización de nuevas tecnologías como experiencias inmersivas de compra”, detalla la compañía.

2. Salud y bienestar

En los últimos años se detecta una tendencia creciente hacia el consumo de productos que promueven la salud y el bienestar. “Las empresas de productos de consumo tienen en cuenta los beneficios funcionales desde la ideación, la formulación y el desarrollo del producto. Se hace uso de nutrición personalizada, tecnología alimentaria, la integración o combinación con wearables, etc.”, especifica Stratesys.

3. Localización y regionalización

La globalización no ha dejado de estar ahí, pero se ha ido combinando con una tendencia creciente a la localización y regionalización. “Los consumidores buscan productos y experiencias locales que reflejen su cultura y comunidad. La idea es el entendimiento de las culturas y tendencias locales para adaptar los productos y estrategias en este aspecto. Son aplicables las técnicas de análisis de datos geolocalizados y el marketing culturalmente sensible”, apunta la empresa.

4. Suscripción y membresía

Stratesys subraya que los modelos de suscripción ofrecen a los consumidores una forma más flexible y sostenible de consumir productos y servicios. “Las empresas exploran estos modelos para crear nuevas oportunidades de negocio y generar ingresos recurrentes, ofreciendo valor y también exclusividad a los miembros del programa, fidelizando a sus clientes”, aclara.

5. Crecimiento del comercio electrónico

La crisis de la COVID-19 marcó un antes y un después para el comercio electrónico, ampliando la base de compradores a través de canales digitales. “Una parte importante del crecimiento en el sector se realizará en canales directos al consumidor. En el comercio electrónico toma una relevancia especial adaptarse a la creciente preferencia por las compras online. Debido a esta evolución, se desarrollan opciones B2C o B2B2C mediante plataformas de ecommerce, marketplaces, integradas con la logística de reparto y última milla”, afirma la compañía.

Por otro lado, la decisión de vender desde nuestra propia tienda virtual o a través de un marketplace es muy importante. Conviene sopesar las ventajas que tiene una u otra opción, por lo que te recomendamos que eches un vistazo a este artículo que publicamos en EMPRENDEDORES.

“Adaptarse a estos cambios no es sólo una cuestión de supervivencia, sino una oportunidad estratégica para crear conexiones más profundas y significativas con los consumidores. Las empresas que logren incorporar estas tendencias en su estrategia, ofreciendo experiencias de cliente excepcionales, no sólo prosperarán, sino que definirán el futuro del consumo”, concluye Antonio Manzanero, director de CPG & Retail Industry en Stratesys.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.