x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

¿Cómo cambia el SEO con el nuevo motor de búsqueda con IA de Google?

Google acaba de poner en marcha un nuevo motor de búsqueda con IA. ¿Cómo afectará al SEO? ¿Cómo podemos adaptarnos para seguir posicionándonos bien?

24/01/2024  David RamosMarketing & Ventas

La transformación digital que hemos vivido en los últimos años tiene una consecuencia evidente. Hoy en día, si tu empresa no está en internet, no existe. Pero no vale con tener un sitio web y esperar a que lleguen los visitantes, sino que hay que actuar para llevarlos, por lo que la optimización para motores de búsqueda (SEO, por sus siglas en inglés), es fundamental, tal y como contábamos.

No estamos descubriendo nada nuevo. Toda aquella empresa que aspire a tener una presencia relevante en la red sabe que tiene que trabajar en el SEO para no pasar desapercibida, desplegando una estrategia orientada a mejorar su posicionamiento en los buscadores. Y todas tienen más o menos claro qué es lo que deben hacer para conseguirlo.

Sin embargo, el nuevo motor de búsqueda Search Generative Experience (SGE) de Google podría cambiarlo todo. Por el momento, SGE está en fase experimental. La novedad que trae es que se incorporan funcionalidades de inteligencia artificial (IA) generativa al buscador tradicional de Google.

¿Cómo afecta al SEO?

Los expertos SEOCOM, agencia especializada en SEO, explican algunas de las cosas que ha descubierto hasta ahora acerca de SGE. “En este momento, vemos que en toda la pantalla ya no hay resultados de búsqueda orgánica tradicionales, lo que nos hace pensar que los clics en los resultados orgánicos van a caer”, advierte Fernando Lens, analista digital de la compañía.

Por ejemplo, SEOCOM indica que Search Engine Land contempla escenarios de pérdidas de entre el 18% y el 24% del tráfico orgánico. Y Brandignity prevé una caída del 30%.

“Por ahora son elucubraciones, no sabemos realmente el impacto, pero las predicciones son negativas. No obstante, cabe todavía tener esperanza en que aquellos resultados que aparezcan en los carruseles o los nuevos elementos de fuentes de información que se lancen puedan traer clics para las webs”, aclaran la agencia.

Tres optimizaciones SEO claves

SEOCOM remarca que “lo que parece claro es que tres optimizaciones SEO van a cobrar una relevancia gigante: EEAT, datos estructurados y estilo conversacional”.

EEAT

Estas iniciales corresponden a cuatro palabras en inglés: Experience (experiencia), Expertise (pericia), Authoritativeness (autoridad) y Trust (confianza).

Es decir, SEOCOM vaticina que con el nuevo motor SGE va a ser fundamental que nuestro sitio web sea reconocido por el buscador como una fuente de información fiable.

Datos estructurados

La agencia cita un post de Eric Mercier en LinkedIn, en el que se menciona que todo dato estructurado que complemente la búsqueda tendrá un peso mucho más importante, desde datos estructurados de eventos hasta fichas técnicas sobre automóviles. Así pues, se puede decir que este tipo de datos “hablan” el lenguaje del buscador.

Estilo conversacional

SEOCOM hace hincapié en que el boom de la IA generativa, gracias a plataformas como ChatGPT, ha revolucionado la manera de hablar y realizar búsquedas a través de este tipo de chatbots.

“Es probable que el estilo de redacción sea mucho más relevante en el futuro, teniendo que pensar en conceptos más que en palabras clave”, se apunta desde la agencia.

¿Seguirán siendo útiles las herramientas SEO?

SEOCOM se plantea si herramientas actuales como Sistrix, Ahrefs o Semrush servirán para realizar una auditoría SEO una vez que el nuevo motor de búsqueda con IA empiece a ser relevante.

La agencia afirma que hay expertos que señalan que los resultados más allá de la posición 9/10 son invisibles. Además, reseña que los rankings van a tener muy poco sentido una vez que caiga el porcentaje de clics (CTR, por sus siglas en inglés).

De este modo, SEOCOM opina que estas herramientas tendrán que encontrar nuevas maneras de generar recomendaciones o de mostrar análisis del posicionamiento. Además, recalca que la hiperpersonalización de la búsqueda propiciará que los informes actuales no tengan sentido ni aporten ningún tipo de información estratégica.

En cualquier caso, la compañía manda un mensaje tranquilizador. “Situaciones así ya se han vivido anteriormente”. Por ejemplo, recuerda que se produjo un aumento notable de las búsquedas con cero clics cuando Google completó los resultados de búsqueda con los knowledge graph o paneles de información, dando lugar a búsquedas en las cuales el motor ya resolvía la pregunta del usuario.

“Ya hemos vivido situaciones en las que un cambio en el buscador trastoca los resultados orgánicos y aun así el SEO ha seguido siendo la fuente de tráfico principal de la mayoría de los negocios presentes en Internet”, concluye Lens.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.