Últimas noticias: XX Premios EmprendedoresEmpresa familiar: peligrosEl menú de los emprendedoresMejora la reputación de tu marcaEspecial envíos y logísticaEl éxito de AuralPor qué un analista de datosLos ciclos de mejora continua100 M$ para startups de impactoBezos vende más acciones de Amazon
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

¿Cómo conseguir que los usuarios utilicen tu app?

8 de cada 10 usuarios dejan de usar una app apenas tres días después de usarla. Te proponemos algunas ideas para mejorar la tasa de retención de tu app.

14/06/2024  David RamosMarketing & Ventas
Compartir

¿Cuántas apps tienes instaladas en tu móvil? Un informe elaborado por Yahoo! hace una década señalaba que los usuarios tenían nada menos que 95 aplicaciones.

El furor por las apps parece haberse atenuado y se calcula que los usuarios españoles pueden tener entre 30 y 40 aplicaciones en su smartphone. Sin embargo, apenas unas 10-15 apps se utilizan con frecuencia.

De hecho, se estima que el 83% de los usuarios deja de usar una app apenas tres días después de instalarla, según datos de Statista citados por la plataforma de app marketing EMMA.

“En el mundo de las aplicaciones, atraer la atención de los usuarios es sólo la mitad de la batalla. El verdadero desafío radica en retenerlos. Entender las razones y el momento en que los usuarios que optan por eliminar una aplicación es esencial, ya que la desinstalación de una app sugiere problemas que deben ser identificados”, advierte Raquel Murcia, digital product manager de la compañía.

Claves para mejorar la retención de tu app

La tasa de retención de usuarios es una de las métricas empleadas para evaluar el rendimiento de las aplicaciones. Esta tasa determina la capacidad de una aplicación para mantener a sus usuarios activos en el tiempo.

Esta métrica se enfoca en el compromiso a largo plazo y la interacción recurrente del usuario, considerando aspectos como la frecuencia de uso, el tiempo invertido y la participación en funciones clave.

EMMA apunta algunas prácticas que conviene tener en cuenta si queremos mejorar la retención de nuestra app.

1. Personaliza el Onboarding

Un onboarding personalizado adapta la introducción a las necesidades individuales de cada usuario y resalta rápidamente cómo puede solucionar sus problemas o mejorar su vida nuestra app.

EMMA detalla que este proceso implica segmentar usuarios, proporcionar educación relevante, recopilar feedback inicial y destacar los beneficios de la aplicación.

2. Automatiza las notificaciones

Las notificaciones automáticas permiten adaptarse al comportamiento y preferencias del usuario, garantizando así la relevancia de nuestra aplicación. Pero hay que hacerlo bien. Si las notificaciones son demasiado abundantes, podemos cansar al usuario. Y si nos demasiado infrecuentes o poco relevantes, la app puede caer en el olvido.

La compañía reseña que hay que diseñar una estrategia segmentada, con una temporalización óptima y personalización del contenido. Además, hay que analizar la respuesta ante las notificaciones.

3. Aprovecha los mensajes in-app

EMMA señala que los mensajes in-app ofrecen comunicación directa y relevante mientras los usuarios están activos en la app, lo que ayuda significativamente a que avancen en su recorrido y se mantengan enganchados a la aplicación.

4. Analiza segmentos o cohortes

La plataforma de marketing explica que esta técnica implica agrupar a los usuarios en segmentos o cohortes basados en características compartidas o acciones realizadas.

“Esta práctica reconoce la diversidad del usuario. Cada grupo puede exhibir patrones de comportamiento únicos, lo que implica que lo que funcione para uno puede no ser efectivo para otro. Además, permite el desarrollo de estrategias de retención más precisas al comprender las diferencias entre los grupos”, comenta Murcia.

5. Gamifica para activar a tus usuarios

De nada sirve que el usuario tenga instalada nuestra aplicación si luego no interactúa con ella. La gamificación permite que esos usuarios pasivos se conviertan en activos, echando mano para ello de características del juego, como puntos, medallas, rankings y premios. El objetivo es muy claro: incentivar y fortalecer la participación del usuario en la app.

Si te interesa diseñar una estrategia de gamificación, te recomendamos que veas este reportaje que publicamos en EMPRENDEDORES, donde recogemos ejemplos de diversos sectores.

6. Busca una mejora constante

EMMA especifica que las pruebas A/B en las aplicaciones comparan dos versiones de una característica, diseño o contenido para determinar cuál tiene un mejor rendimiento. Se usan para mejorar la retención en áreas como flujos de incorporación, momentos para notificaciones y nuevas características.

7. Reactiva a tus usuarios

“Cuando los usuarios que solían ser activos se vuelven inactivos en tu aplicación, es hora de reactivarlos. Utilizar una mensajería creativa, aprovechar otros canales para enviar notificaciones y ofrecer incentivos son formas efectivas de volver a conectar con los usuarios”, reseña la experta de EMMA.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.
Compartir