Últimas noticias: Máster en comercio internacionalEvento Inteligencia Artificial100 franquicias que crecenNuevas subvenciones Gijón ImpulsaFESesDESIGN 2024Crédito fiscal de WallboxCómo evitar fuga de talento jovenMejores proveedores dropshippingToteemi, gaming para deportistasNuevo Lexus LBX
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

Son 10 tecnologías emergentes en las que España podría posicionarse como referente de la innovación a escala global, según asegura este equipo de expertos científicos.

23/04/2024  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio

Las 10 tecnologías han sido identificadas por un equipo de expertos científicos reunidos por La Cátedra Ciencia y Sociedad de la Fundación Rafael del Pino. Bajo la supervisión del catedrático Javier García Martínez, el equipo de la Cátedra redacta cada año un documento que permite identificar las diez tecnologías emergentes que ofrecen una ventaja competitiva a la economía y la sociedad española.

El informe, más que divulgar las últimas tecnologías disruptivas, se centra en aquellas que podrían proporcional ventajas competitivas a España incorporándolas a la actividad económica, al conectar su carácter innovador con un alto grado de madurez en su desarrollo y aplicación. Las apuntadas en esta última edición son las que siguen:

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

1. IA Generativa: en busca de modelos de negocio 

La IA ha adoptado el rol de habilitador de todas las nuevas tecnologías que se están implantando en el mercado.  Sin embargo, aún quedan vetas que la innovación debe cubrir. El potencial de gestión de datos es enorme, pero la calidad y disponibilidad de la información no está a la altura. La economía tiene que encontrar modelos de negocio y casos de uso que justifiquen la incorporación de la IA generativa más allá de áreas en las que el lenguaje visual o escrito es una pieza crítica. 

Las vulnerabilidades en materia de ciberseguridad, el acceso a información privada de las personas y las empresas, y hasta la dimensión ética de los nuevos modelos creadores de discurso, representan un verdadero desafío si queremos que se convierta en la palanca de un cambio de paradigma en la relación persona-máquina. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

2. Textiles inteligentes

El sector textil y de la moda siempre ha tenido un peso importante en la economía nacional. Si queremos conservar este estatus, es necesario prestar atención a las próximas evoluciones en el campo de los textiles inteligentes. 

Desde el punto de vista de la innovación, la aparición de nuevas funcionalidades en los textiles abre un campo de oportunidades en ámbitos como la salud, la conectividad, la estética y el bienestar de las personas.  Los avances en nanotecnología, nuevos sistemas de generación y almacenamiento de energía y en compuestos químicos inteligentes, capaces de reaccionar y transmitir información acerca de cambios en el cuerpo o en el entorno transformará el concepto mismo de ropa de vestir. 

Pero su popularización debe correr en paralelo con nuevos sistemas de reciclado, recuperación de residuos y, en última instancia, de incremento en la duración de los textiles, en sustitución del actual modelo dominante de fast fashion.En ese desafío, el cambio en el comportamiento de los consumidores va a resultar clave, la innovación debe facilitar la elección de prendas de más calidad y duraderas, para que cambie un patrón de compras que resulta insostenible. 

Una sociedad sostenible desde el punto de vista medioambiental debe encontrar una solución al problema de los residuos y el consumo de recursos naturales que acarrea. Los innovadores deberán hacer propuestas útiles para conseguir que los ciudadanos consuman ropa de más calidad y más duradera, y los avances en materia de textiles inteligentes y conectados pueden abrir una vía interesante en ese sentido. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

3. La energía nuclear 

El debate sobre el papel de la energía nuclear en el futuro va más allá de su propia funcionalidad como tecnología de generación eléctrica, de las soluciones necesarias para una gestión de residuos sostenible y de su encaje en el mix de fuentes suministro verdes. 

La posibilidad de mantener e incluso incrementar el uso de la energía nuclear está sobre el tablero geoestratégico como vía para asegurar los objetivos de emisiones de CO2 y como la alternativa más viable para escalar  a nivel industrial la producción de hidrógeno verde. De modo que la discusión está más relacionada con el modelo que con el sentido de esta tecnología. 

La carrera para producir reactores modulares pequeños se ha desatado en las principales potencias tecnológicas del mundo, mientras se consiguen avances en campos de posible impacto secular como la fusión nuclear. Se ensayan diversos tipos de soluciones para hacerlos realidad y viables desde el punto de vista comercial, se trabaja en el campo de los materiales y de las redes de distribución, pero sobre todo se investiga en los casos de uso que deben dotar de sentido a esta nueva variante, cuyos primeros resultados comenzarán a materializarse a partir de la próxima década. 

La carrera de los reactores modulares pequeños (SMR) puede tener un valor geoestratégico enorme en el futuro, con posibles efectos en la competitividad de las economías, y supondrá una aportación decisiva para la reducción de emisiones de CO2. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

4. Vacunas de ARNm

Hasta la llegada de la COVID-19 el ácido ribonucleico (ARN) era, para la mayoría de nosotros, algo del libro de texto. Sin embargo, el veloz desarrollo de nuevas vacunas basadas en este molécula lo puso en boca de todos. 

En el futuro, quizás podremos utilizar las vacunas de ARN para tratar patologías como el cáncer y enfermedades autoinmunes. También podrían resultar útiles en el desarrollo de vacunas y tratamientos médicos personalizados, dado que la flexibilidad del ARN sintético permite que puedan adaptarse para atender necesidades específicas de cada paciente. 

Hay que resolver desafíos que dificultan todavía la entrada de nuevos actores innovadores en este ámbito de las ciencias de la vida, desde la clarificación regulatoria, hasta la cadena de suministro de materiales o la planificación de los modelos de asistencia por parte de los sistemas de salud, que necesariamente deben apostar más por la prevención y la visión a largo plazo. 

El control de la información resulta, asimismo, clave para potenciar
las vacunas basadas en las tecnologías de ARN mensajero. Debemos apoyar la investigación dotándonos de muestras amplias y representativas de datos. Probablemente la extensión de las nuevas técnicas requerirá de un nuevo mindset en la Administración, para que sea más abierta a los entornos colaborativos y a la revisión de los actuales modelos de gestión del tiempo, el presupuesto, los usuarios y los recursos. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

5. Tecnología contra Incendios forestales

Los acontecimientos extremos asociados al cambio climático están movilizando cada vez más recursos e innovación tecnológica. En el caso de los incendios forestales, el impacto en el ecosistema de flora y fauna, más allá de su recurrencia natural, necesaria para la propia diversidad del entorno, agrava los efectos derivados de la desertificación asociados a la subida de las temperaturas y a la sequía. 

Las grandes tecnologías de la revolución digital han sido convocadas para el diseño de estrategias de prevención, detección, extinción y reforestación. 

Las soluciones de detección y prevención de incendios forestales pueden ser tan estratégicas como aquellas que concentran los mayores esfuerzos presupuestarios en la actualidad: las de extinción. 

Dominar las tecnologías de captación, comunicación y análisis inteligente de datos es tan importante como avanzar en desarrollos de nuevos materiales y técnicas para apagar el fuego, uno de los más devastadores efectos del cambio climático. 

Desde la inteligencia artificial, a la supercomputación, los drones, la sensórica de última generación, la robótica o los sistemas de conectividad avanzada se han convertido en herramientas indispensables en la lucha contra el fuego. 

Sin embargo, hay aspectos que necesitan un impulso para incrementar la eficacia de la acción humana contra la cara más devastadora de la naturaleza. Entre ellos, la disponibilidad de datos de calidad en tiempo real y una planificación más adecuada de las tareas de prevención, que todavía reciben un euro por cada seis que destinan los servicios públicos a extinción. Una mejor identificación de modelos de negocio incentivará también la innovación de base tecnológica a frenar los incendios. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

6. La reinvención del hogar y la construcción 

En los últimos años, hemos vivido varias revoluciones tecnológicas: la llegada de internet, la popularización de los teléfonos inteligentes, las primeras aplicaciones de la inteligencia artificial. Sin embargo, parece que todas estas tecnologías todavía no han sido capaces de transformar uno de los espacios más importantes de nuestras vidas: el hogar. El concepto de “casa del futuro” ha evolucionado sustancialmente. Las necesidades y las tecnologías que forman parte de este paraguas cambian continuamente para adaptarse a nuestras nuevas definiciones de bienestar, seguridad y, más recientemente, sostenibilidad. 

En un momento en el que Europa es consciente de que necesita renovar una buena parte de su planta inmobiliaria para alinearla con los objetivos de sostenibilidad medioambiental. Nuevos materiales, nuevas soluciones de economía circular y eficiencia energética, imperativos para una vivienda inteligente obligada a seguir un paradigma renovado. 

Confluyen esas tendencias emergentes con las propuestas que genera de forma cada vez más intensa el sector tecnológico digital, empeñado en concebir nuestro espacio vital en un ecosistema conectado. 

En general, rediseñar la casa del futuro consiste en utilizar tecnologías, materiales y sistemas innovadores para mejorar la calidad de vida en el hogar. Los arquitectos, ingenieros e innovadores buscan crear espacios que promuevan el bienestar físico, emocional y social de los residentes, al tiempo que garantizan niveles altos de privacidad y seguridad. Un enfoque integral en la construcción y diseño de la casa del futuro busca abordar estos aspectos desde un punto de vista multidisciplinar, que aproveche los avances en diferentes áreas. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

7. La era de la computación cuántica 

La segunda revolución cuántica transformará la electrónica que hemos conocido en el último siglo e incorporará las posibilidades que abren las asombrosas propiedades de las partículas conocidas recientemente como el entrelazamiento y la superposición. 

Su impacto va mucho más allá de la informática y la computación y alcanza a los sistemas ópticos, a la transmisión de la información, a la precisión de los sensores y a la seguridad, con una previsible explosión de la fotónica. Eso convierte a este proceso de innovación en un punto de referencia tecnológico para multitud de sectores. 

Las primeras manifestaciones del nuevo ciclo de las tecnologías cuánticas tendrán lugar en los ámbitos de la captación de datos, mediante una nueva sensórica de alta precisión, y de resolución de problemas hasta ahora imposible con los métodos de computación convencionales. El dominio de este majestuoso nuevo mundo científico-tecnológico se configura como uno de los grandes desafíos en materia de soberanía y de seguridad nacional, porque abren la puerta a una nueva concepción de la electrónica y las telecomunicaciones de un orden completamente distinto al actual. 

Sin embargo, quedan pendientes muchos aspectos para convertir todas estas previsiones en una realidad, desde la identificación de materiales al diseño de toda una nueva algoritmia o la construcción de los dispositivos físicos para la computación y el internet cuántico. 

Es en ese espacio de indeterminación, que todavía se concentra fundamentalmente en el ámbito de la ciencia clásica, pero va teniendo sus primeras manifestaciones en el de la ingeniería, donde existe espacio para el desarrollo de nuevas propuestas, la investigación y la configuración de un marco atractivo para posicionar a nuestro país como uno de los actores en un mundo por venir pendiente todavía de construcción. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

8. La ciberseguridad 

Es cada vez más importante proteger nuestros datos, sistemas y activos digitales, especialmente cuando vivimos en un mundo cada vez más interconectado. La evolución tecnológica ha traído consigo grandes oportunidades, pero también ha expuesto a individuos y organizaciones a una serie de amenazas y riesgos sin precedentes. 

Por suerte, las nuevas tecnologías, como la IA, el big data y el blockchain mejoran la detección de amenazas y la protección de nuestros datos personales. 

El desafío de la ciberseguridad se cierne sobre la economía, que debe incluir esa exigencia desde el momento mismo del diseño de productos y servicios, y sobre una sociedad obligada a reforzar sus mecanismos de garantía de las libertades y la conformación del debate público en democracia. 

A pesar de enfrentarnos a desafíos continuos en el sector de la ciberseguridad, el futuro también ofrece razones para ser optimistas. Existe un compromiso claro por parte de la comunidad tecnológica para desarrollar soluciones más eficaces, sofisticadas y sostenibles para proteger nuestra esfera digital. Además, la colaboración entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas permitirá la construcción de un entorno en línea más seguro y confiable. Con concienciación, educación y adopción de las tecnologías más avanzadas, podemos forjar un futuro digital más resiliente, donde nuestros movimientos digitales se desarrollen con total confianza y seguridad. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

9. Diagnóstico inteligente 

En medicina, muchas veces lo más importante es disponer de diagnósticos precisos y acertados. Un buen diagnóstico desempeña un papel fundamental en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes. 

Recientemente, gracias a los avances en campos tan dispares como la genética, la fotónica y la inteligencia artificial, han emergido nuevas tecnologías de diagnóstico inteligente: herramientas revolucionarias que combinan la recolección y el análisis de datos con avances como el aprendizaje automático para mejorar sustancialmente la precisión y rapidez en el diagnóstico médico.

Las nuevas tecnologías de diagnóstico permiten identificar patrones, realizar análisis de imágenes y datos clínicos, y proporcionar recomendaciones rápidas, precisas y personalizadas a los profesionales de la salud. 

Además de los algoritmos, se están desarrollando nuevas herramientas de diagnóstico de enfermedades basadas en la combinación de tecnologías de detección con dispositivos médicos, como las piruletas inteligentes para detectar enfermedades a partir de muestras de saliva y los bisturís capaces de identificar células tumorales en muestras de tejido. De momento, parece que todas estas herramientas tienen un impacto muy positivo para la supervivencia de los pacientes, sobre todo porque la detección temprana y precisa de enfermedades graves como el cáncer, enfermedades cardíacas y trastornos neurológicos puede ser crucial para la curación. 

Una de las grandes aportaciones de la digitalización, apalancada en la IA y reforzada por los avances en ciencias de la vida, será por consiguiente propiciar nuevas soluciones de diagnóstico inteligente que permitan racionalizar los costes de la atención sanitaria y mejorar el bienestar de las personas. 

Los cambios en los hábitos de los usuarios de salud, cada vez más dispuestos a aprovechar las posibilidades de atención deslocalizada de los centros de salud, y la creciente disponibilidad de datos en tiempo real, gracias a la extensión de las soluciones wearables y a las mejoras en conectividad, proporcionan enormes posibilidades para que España hable con voz propia en un ámbito en el que es referente mundial. 

10 tecnologías emergentes en las que España podría hablar con voz propia 

10. Redes privadas 5G y Wi-Fi 7 

Desde la aparición de internet en la década de 1990, la conectividad ha adquirido una importancia fundamental en nuestra sociedad, impulsando el desarrollo de nuevas tecnologías y, sobre todo, transformando la forma de comunicarnos entre nosotros. Sin embargo, esta creciente demanda de conexiones cada vez más rápidas (y cada vez más seguras) plantea importantes retos tecnológicos. 

Recientemente, han aparecido opciones de conectividad avanzada, cada vez más preparadas para satisfacer estas necesidades. La quinta generación de redes móviles, conocida popularmente como 5G, y el nuevo estándar de Wi-Fi 6 (802.11ax) son dos ejemplos destacados, no sólo por la revolución que plantean en las comunicaciones inalámbricas, sino por sus aplicaciones en la creación de redes privadas. 

Estas tecnologías albergan un enorme potencial para mejorar nuestra calidad de vida y potenciar la eficiencia en una amplia gama de sectores empresariales. Sin embargo, las limitaciones para la creación de redes privadas de 5G en muchas regiones, incluida España, frenan el desembarco de nuevos casos de uso en la industria 4.0 e impiden desarrollar un tejido innovador en torno a las tecnologías que traen la economía en tiempo real y sin apenas latencia.

La industria 4.0 necesitará incorporar el 5G y 6G y el Vi-Fi 6e y Wi-Fi 7 a sus sistemas de automatización inteligente para desarrollar la economía en tiempo real. En la actualidad, la falta de espectro disponible obliga a dejar en manos de unos pocos actores la innovación en tecnologías y casos de uso, mientras otros países promueven un nuevo sector creando un entorno mucho más favorable a las redes privadas 5G. 

Como sucede en el caso de la microelectrónica, incorporar a las pymes como impulsoras de la demanda puede favorecer la aparición de un sector propio en un ámbito clave de la revolución tecnológica, y eso implica flexibilizar el acceso a las redes privadas de 5G. 

Redacción Emprendedores