Últimas noticias: XX Premios EmprendedoresLas startups no paran en veranoHoras extra no compensadas¿Cómo mejorar tu ecommerce B2B?8 fuentes de financiaciónAyudas para autónomos por CCAACien becas para asesoresPizzas japonesas en MadridEmprendedores y SNGULAR10 datos de Internet
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Ropa interior: el negocio que le da a Björn Borg más dinero que el tenis

Quien fuera considerado entre los mejores tenistas de los tiempos, Björn Borg, triunfa hace años con una marca de ropa deportiva e interior que lleva su mismo nombre.

01/01/2024  Ana DelgadoOportunidades de negocio
Compartir

Además de por ser uno de los rivales más temidos por McEnroe, Björn Borg fue también el icono de estilo con su pelo largo rubio, los ojos azules y su forma de vestir y calzar hasta convertirse en el rockstar del mundo del tenis. Esta es la faceta que aprovechó para lanzar su propia marca, Björn Borg, con la que vende sudaderas, zapatillas, ropa deportiva, bolsos, accesorios pero, sobre todo, vende boxers, ahora ya para hombre y mujer.

No era el primer tenista que empleaba la fama para crear una marca. Ya antes lo hizo con un éxito que se extiende hasta nuestros días René Lacoste con sus conocidos polos.  

Tampoco la marca de Borg es nueva. La Colección Björn Borg nace en el año 1984 de la mano del famoso Rohdi Heintz como diseñador principal, una vez que el tenista había anunciado su retirada de las canchas a los 26 años. La marca empieza con ropa deportiva, pero poco a poco irá virando hacia el mundo de la ropa interior. Para dar este salto cambia contrata, en 1993, al diseñador Anders Arnborger con la misión de dar con los calzoncillos ideales.

Lanzan entonces una colección de 17 piezas, con costuras planas para crear el ajuste perfecto. El Björn Borg Classic Shorts 3201 es el modelo más icónico hasta la fecha. No obstante, aunque eran unos modelos exclusivos con un packaging original y elegante, les costó encontrar distribuidores que aceptasen en producto. “El modelo era demasiado rompedor en su momento”, argumentan en la historia que la marca publicada en la página web.

“Pero rendirse no es el estilo de Björn Borg y nuestra resistencia dio resultados. Los bóxers hicieron furor y cambiaron la historia de la ropa interior masculina”, continúan. Pero, aunque la marca había empezado a crecer y exportar por los principales mercados de los países nórdicos, a comienzos de la década de los 90, el tenista atraviesa serias dificultades financieras con la marca que lleva su nombre.

Con Arthur Engel como CEO de la compañía desde 2008 hasta 2013, la marca se hace más fuerte. Abren nuevos mercados, amplian la gama de productos y ponen en marcha el comercio electrónico. Engel, según se publicó entonces, deja el grupo con una plantilla próxima a las 140 personas y unas ventas netas en descenso pero que el año anterior habían rondado los 550 millones de coronas suecas.

Ya en 2014 es Henrik Bunge quien toma las riendas. El todavía CEO de Björn Borg, además de tener una larga experiencia en la ventas de marcas deportivas como Adidas o Reebok, es también un obseso de la práctica del deporte hasta el punto de imponer a los empleados sesiones do entrenamiento en la oficina entre las 11 y las 12 horas de cada viernes, la sports hour. Considera que es una buena forma de crear una cultura de empresa inspiradora, a la vez, para los clientes que buscan una vida saludable y equilibrada.

Björn Borg es ya una empresa consolidada

Con clientes como Lionel Messi, quien no duda en posar luciendo de manera desinteresada los boxer de la leyenda del tenis sueco, se puede decir que Björn Borg es hoy una empresa consolidada y con las cuentas saneadas. Al menos eso es lo que reflejan las cuentas de la compañía correspondientes a 2022, hechas públicas en su página web.

Conforme a éstas, Björn Borg tiene presencia actual en una veintena de países, siendo Suecia y Países Bajos sus mercados principales. A finales de ese año, de año contaban con 26 tiendas Björn Borg, 23 de las cuales son propiedad del grupo. El negocio se orienta a la ropa interior, la deportiva y los bolsos, así como en la concesión de licencias de calzado y gafas. 

En cuanto a las cuentas del grupo correspondientes al ejercicio citado, las ventas netas ascendieron a 835,2 millones de coronas suecas, un 8,7% más que el año anterior. Por otro lado, las ventas netas del comercio electrónico, propio y de minoristas, alcanzaron los 305,3 millones de coronas suecas, un 2,3% más que el ejercicio precedente.

Ana DelgadoLarga trayectoria en el oficio del periodismo. Sé poco de mucho y mucho de nada
Compartir