Últimas noticias: Mejora la retención de tu appFinanciación alternativa¿Qué son las herramientas CRM?1º edición Cajamar Innova AgrotechCrisis de talento en IAInversión grandes tecnológicasRRSS en las empresasImpacto de la IA en los negociosLista de espera de inversoresRegresa Atardeceres Larios
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Tres fiascos y varias denuncias. Alex Sicart reaparece investido como experto en economía 

Alex Sicart, al que en su día bautizamos como el niño prodigio, reside desde 2018 en Venezuela donde trata de revalidar el título pese a su ronda de fracasos empresariales.

20/05/2024  Ana DelgadoGestión
Compartir

“El experto en economía” es como introducen a Alex Sicart Ramos en la entrevista publicada el pasado 28 de abril en el periódico venezolano ÚltimasNoticias y que el mismo protagonista se encargó de mover en las redes. En el transcurso de la entrevista Sicart va desgranando una serie de consejos para encarrilar la economía venezolana por la senda de la prosperidad recomendando, por ejemplo, la creación de una moneda propia a la que él llamaría “moneda libre como el Libertador”.

Aquí llevábamos tiempo sin saber de él, después de haber copado muchos titulares que, con el paso del tiempo, han ido degenerando. A Venezuela llegó en 2018 “para dar una conferencia en el I Encuentro Internacional de Criptomonedas y se ha quedado hasta nuestros días”, cuenta el referido artículo, aunque lo cierto es que por aquel entonces ya pesaban sobre él varias denuncias interpuestas en España.

Que nos conste, Alex Sicart dejó los estudios tras finalizar la Educación Secundaria. Como el mismo reconocía en otra entrevista que le hicimos hace cinco años, tenía dificultad para seguir las explicaciones en el aula. Ello no impidió que en nuestro país le coronásemos desde muy joven con títulos como ‘el niño prodigio de la tecnología’ y figurar entre los jóvenes españoles más influyentes de España. Aunque siempre que puede refiere sus lecturas en Humanidades, lo de Sicart siempre han sido las placas de arduino y la tecnología blockchain, a la que abrazó desde sus orígenes. 

Así empieza todo

Contaba que a los 10 años sabía ya codificar, que a los 11 años había construido su propio ‘Mac’ de cartón y que a los 13 había fundado Studios Management, una startup educativa. Ya, a los 16, gesta su segundo proyecto: sharge coin para facilitar la circulación de los coches eléctricos y que las personas pudieran intercambiar energía con su criptomoneda. No funcionó, bien porque se anticipaba a los tiempos, bien porque la burocracia española paralizó el desarrollo, que es lo que arguyó. 

Nuevo intento

Pero como el joven barcelonés ya había visionado con sharge coin el futuro verde gracias a la blockchain, encontró la oportunidad de conciliar ambas pasiones sumándose al proyecto de CryptoSolarTech con el que se ambicionaba instalar en Málaga la mayor granja de minería de criptomonedas que funcionase con energía renovable. Aquí, el cometido de Sicart sería el desarrollo del software.

Contaban los fundadores de CryptoSolarTech en 2018, haber conseguido recaudar más de 60 millones de euros en dos meses a través de una ICO (Initial Coin Offerin u oferta inicial de moneda) mediante la emisión de una criptomoneda.

Tampoco este pudo ser. En 2021 salta a la luz, y para sorpresa de muchos de sus inversores, la misteriosa desaparición de CryptoSolarTech. Luego se supo que la mayor parte de los 60 millones prometidos para la inversión iban a proceder de Montbrun Private Capital, una financiera con sede en Singapur propiedad de un empresario venezolano llamado Leonardo Montbrun. El dinero nunca llegó.

El asunto derivó en una denuncia penal de la empresa contra varios extrabajadores y el inversor mayoritario que provocó la imputación de Àlex Sicart, según publicaba El diario.es en una información del 16 de mayo tras haber tenido acceso a la denuncia. En la misma se incluía a Leonardo Montbrun Daniel Paloma, y Alex Sicart como acusados por “presuntos delitos de revelación de secretos, contra la propiedad industrial y contra el mercado y los consumidores”.

Su amistad con Montbrun

En la iniciativa de CryptoSolarTech se fraguó la relación entre Sicart y Montbrun quienes decidieron unirse en otro proyecto paralelo con la intención de crear un sistema descentralizado para compartir la energía de las plantas solares con otros consumidores y evitar la pérdida de los excedentes. A este le bautizaron con el nombre de Shasta Technologies.

El problema es que convertirse a futuro en gestora energética también figuraba en el planteamiento de CryptoSolarTech desde el origen, de aquí la sorpresa e indignación de los fundadores que interpusieron en los juzgados de Málaga la denuncia por revelación de secretos y contra la propiedad industrial, entre otros.

Poner mar por medio

Es por esas fechas cuando Sicart llega a Venezuela para participar en esa conferencia internacional de criptomonedas y quedarse. Allí mandaría tiempo después la justicia española una petición especial para que un tribunal venezolano le tomase declaración, después de que el joven se declarara como residente en Venezuela y ante la imposibilidad de venir a declarar a España “por la pandemia”. 

El 7 de septiembre de 2021, el diario El confidencial publica un artículo informando de la detención -en prisión provisional- del “niño prodigio de 22 años huido de España por presunta estafa y otros de revelación de secretos y contra la propiedad industrial”.

Sicart lo negó todo argumentando su actual desvinculación de la blockchain y el mundo cripto. Al otro lado del charco, había dejado el futuro verde y el minado ecológico de criptomonedas para convertir Shasta Technologies en una aplicación fintech para envío de remesas de dinero que sortearan posibles devaluaciones monetarias. La justicia venezolana le dejó en libertad.

Nueva denuncia

Ya en 2022 recibe otra denuncia, esta por Shasta Technologies, interpuesta por el abogado Salvador Pimentel por presuntas estafas y delito de blanqueo de capital cometidos a través de la aplicación. 

También de este juicio salió absuelto Alex Sicart. Como aclara el mismo artículo de ÚltimasNoticias, “todo ese tiempo del procesamiento penal estuvo trabajando en proyectos para buscarle salidas al bloqueo que Estados Unidos le impuso a la economía venezolana, según su testimonio; aprovechando sus talentos que le valieron estar en la lista de las 60 personas más influyentes en el mundo a nivel de tecnología, de acuerdo a la denominación de la revista Forbes”.

Cuando hablamos con él contaba que la lectura que más le había motivado era ‘El Pingüino y el Leviatán’ que es el que la «abrió los ojos a la economía colaborativa y al valor de la cooperación en beneficio de la sociedad y la eficacia de las empresas». A saber a qué se refería con lo último. 

Ana DelgadoLarga trayectoria en el oficio del periodismo. Sé poco de mucho y mucho de nada
Compartir