x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad
Paola Sánchez, Gerente de Marketing en Onum
Paola Sánchez Ramírez Gerente de Marketing en Onum

Conoce las últimas tendencias en el manejo de ‘Big Data’ para empresas en 2024

Esta experta profundiza en las últimas prácticas en tendencia como la reducción, el enriquecimiento, la orquestación y el enrutamiento de los datos.

26/01/2024  Redacción EmprendedoresFirmas
big data

Cada vez son más las empresas que cuentan con herramientas para orquestar sus datos, puesto que hoy en día las cantidades de datos que las empresas generan es exorbitante. Por ello, es muy importante ganar la claridad necesaria organizando, tratando y enviando estas grandes cantidades de datos a una plataforma de analítica de una forma más sencilla y eficiente.

Dentro de todo este proceso, es importante obtener un conocimiento más profundo a través de herramientas que provean una visión holística de observación y orquestación que se acomode a las necesidades de cada cliente. El fin de esta práctica es tener una visión más clara de la situación que se quiera evaluar, y por consecuencia tomar mejores decisiones.

Entre las últimas prácticas en tendencia de Big Data para empresas se encuentran la reducción, el enriquecimiento, la orquestación y el enrutamiento de los datos. Veámoslas con más detalle.

Reducción de datos

La generación de datos en todo el mundo ha aumentado exponencialmente en los últimos años y, este crecimiento, no es previsible que se detenga.

La reducción de datos se conoce a la práctica de eliminar grandes cantidades de datos duplicados, con formatos erróneos, o incompletos que aportan poco o ningún valor.

Por ello, este proceso hoy en día resulta indispensable para poder conseguir que se eliminen aquellos datos innecesarios, transformando el ruido en información significativa. Este proceso puede ser muy valioso a la hora de recopilar datos para enviarlos a una plataforma analítica u otras herramientas de visibilidad. En definitiva, puede mejorar la velocidad y la eficiencia de la toma de decisiones de una empresa o departamento en concreto.

Enriquecimiento de datos

Esta práctica en relación con la anterior, le aporta valor a los datos relevantes añadiéndole información. Esta acción potencia aquellos datos de valor para que puedan ser analizados de una mejor forma, bien mejorando o ampliando la información existente, facilitando así su organización para darle un mejor contexto. Al combinar y unificar los formatos en conjunto, se puede llegar a mejores conclusiones.

Orquestación de datos

La orquestación de datos cada vez cobra una mayor relevancia dentro de las mejores prácticas en el procesamiento de Big Data. Este proceso permite recopilar, organizar y optimizar los datos de distintas fuentes para ofrecer una mejor visión de la situación que se quiera analizar.

La orquestación es esencial para gestionar entornos complejos y distribuidos, donde múltiples componentes deben trabajar de manera conjunta para lograr objetivos específicos.

Existen numerosas plataformas alternativas de observación y orquestación para realizar esta práctica. Sin embargo, se debe tener en cuenta que una de las cualidades más importantes es la de orquestar datos en tiempo real.

Esto evita desperdiciar tiempo que podría resultar muy valioso dentro del campo de seguridad en una empresa, por ejemplo, que debe tomar medidas decisivas en base a alertas de amenazas o fallos en el sistema. Esta función es imperativa a la hora de establecer prioridades y tomar decisiones en el menor tiempo posible.

Enrutamiento de datos

El enrutamiento se refiere al proceso de enviar datos, desde un origen a un destino, de manera más eficiente.

Para facilitarle a los distintos departamentos de una empresa los datos necesarios, se pueden generar múltiples copias de un conjunto para que cada equipo pueda utilizar lo que sus necesidades requieran. No todos los departamentos utilizan las mismas herramientas de análisis, con lo cual, uno de los mayores beneficios del enrutamiento es la habilidad de poder transformar los datos a distintos formatos para que sean compatibles con cada herramienta.

Además, es importante tener en cuenta que la importancia de la velocidad en que se reciben los datos en cada departamento puede variar. En el campo de la seguridad, por ejemplo, es de suma importancia que las alertas de incidencias se reciban al momento para asegurar que se manejen en el menor tiempo posible.

Sin embargo, es cierto que esta tendencia a pesar de tener muchas ventajas también cuenta con algunos desafíos, entre ellos los de rastreo. Por ello, es muy importante escoger una buena herramienta que permita desarrollar copias de los flujos de información fieles a las originales con un seguimiento de a dónde y cuándo se han enviado.

Se trata de una simplificación de la transmisión de los datos, eligiendo la ruta adecuada para enviar la información a un determinado destino. En  resumen, en el enrutamiento se deben tener en cuenta dos características fundamentales: el manejo de los formatos relevantes para cada departamento y la velocidad en la que se envían.

En definitiva, es muy importante tomar una buena decisión a la hora de escoger plataformas de observación y orquestación de datos que cuenten con estas características, con el fin de incrementar la efectividad de la empresa.

Paola Sánchez RamírezGerente de Marketing en Onum