Últimas noticias: Crisis de talento en IAInversión grandes tecnológicasRRSS en las empresasImpacto de la IA en los negociosLista de espera de inversoresRegresa Atardeceres LariosRondas de financiación de startupsLanzar un producto disruptivoEncuentro inversor en CáceresMurcia apoya startups prometedoras
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Nexiona: transformando datos en valor empresarial

La pyme es una de las iniciativas instaladas en el DFactory Barcelona, el ecosistema de Industria 4.0 de referencia internacional impulsado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona.

29/05/2024  CZFBCasos de éxito
Compartir

En el mundo de la tecnología, cada innovación encuentra su razón de ser en la resolución de problemas concretos. MIIMETIQ, la herramienta que ofrece Nexiona, no es una excepción. 

La pyme arrancó en 2012, cuando sus fundadores buscaban la posibilidad de ofrecer mantenimiento remoto de equipos a través de Internet. 

Al adentrarse en este campo, descubrieron un mundo llamado, primero, M2M (Machine to Machine) e IoT (Internet of Things) después. 

Con ello, empezaron a definir el camino que hoy ha llevado a fusionar la tecnología y los datos para crear servicios de valor monetizables. 

Así lo cuenta Jaume Rey, director general de Nexiona: «Con la experiencia de los años, encontramos un mercado creciente que era el de integrar lo que ocurría en el mundo físico de las máquinas con lo que ocurría en el mundo corporate (IT). De ello llegó nuestra capacidad de crear Data Lakes (lagos de datos) de OT (operaciones), integrándolos con los sistemas IT, y crear lo que se llaman empresas en tiempo real, que reaccionan instantáneamente a aquello que ocurre en el mundo de las operaciones físicas. Un claro ejemplo de aplicación son las fábricas».

Nexiona: transformando datos en valor empresarial
Jaume Rey, director general de Nexiona.

Tomar decisiones basadas en datos es una ventaja competitiva 

La propuesta de valor diferencial que ofrece Nexiona a través de MIIMETIQ se basa en dos elementos. En primer lugar, integrar todo el mundo físico y sus datos en la toma de decisiones de negocio, algo que, según Jaume Rey, es un reto gigante, ya que la mayoría de equipos no estaban pensados para mandar datos y analizarlos después. En segundo lugar, «mantener la soberanía de los datos en manos del usuario, en lugar de mandarlos «alegremente» al proveedor de turno de un servicio en la nube».

El objetivo de este proceso es poder analizar los datos, pero antes de llegar ahí hay otro paso previo que consiste en integrarlos, homogenizarlos, alinearlos y sanitizarlos, ya que provienen de fuentes muy diversas. «Esa es la base de nuestra solución: la preparación de los datos —dice el director general de Nexiona—. A continuación, desarrollamos casos de uso a medida para cada cliente: mantenimiento predictivo basado en uso real, eficiencia energética, trazabilidad de producción (MES-like), gestión remota de consumibles, analítica IA de datos industriales o de uso de producto, etc».

¿Y todo esto para qué? ¿Por qué la analítica de datos es una ventaja competitiva? El responsable de MIIMETIQ responde rápido: «Porque permite ahorrar tiempo y recursos en la toma de decisiones más acertadas. Todo ello es dinero en el siglo XXI y permite reaccionar más rápido a cualquier cambio».

«La analítica de datos permite ahorrar tiempo y recursos en la toma de decisiones. Todo ello es dinero en el siglo XXI y permite reaccionar más rápido a cualquier cambio»

DFactory Barcelona: This is the place to be!

MIIMETIQ se dirige principalmente a dos perfiles de cliente: fabricantes de maquinaria que quieren ofrecer servicios digitales basados en datos para sus clientes y fábricas que buscan integrar todos los datos de planta y corporativos para generar toma de decisiones contextualizada en tiempo real.

En ambos casos, los usuarios suelen ser personal no informático, por lo que la usabilidad es tan clara y simple como la de una aplicación de móvil. 

Aun así, por si surgen dudas, desde la compañía ofrecen soporte y acompañamiento a sus clientes: «Implantamos las soluciones y las evolucionamos, lo que nos crea una relación a largo plazo importante», dice Jaume Rey al respecto.

Los casi 14 años de historia de Nexiona reflejan su capacidad para construir relaciones sólidas con sus clientes, a quienes ofrecen servicios de consultoría, software, hardware e implantación. Esta trayectoria también muestra la disposición de la pyme para proporcionar herramientas punteras que ayudan a tomar decisiones en tiempo real en función de lo que ocurre en el mundo físico (IoT) y en instalaciones industriales (Industria4.0).

Con ello, a día de hoy, la compañía está formada por un equipo de 26 personas (22 en su plantilla fija), que ha ejecutado e implantado más de 200 proyectos y ha gestionado con sus soluciones más de 15.000.000 activos. En 2022 triplicaron la facturación de 2021, un resultado que obtuvieron de nuevo en 2023 con respecto al año anterior.

Nexiona tiene presencia en Canadá, en México y, por supuesto, en España donde es una de las iniciativas instaladas en el DFactory Barcelona, el ecosistema de industria 4.0 de referencia internacional impulsado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona.

Tomaron la decisión de establecerse allí tan pronto el centro abrió sus puertas, en septiembre de 2022. «DFactory nos permite estar rodeados ‘de iguales’ —explica Jaume Rey—, de empresas innovadoras que tienen el reto de introducir nuevas herramientas en empresas que no usaban los datos para la toma de decisiones como hoy se puede hacer y donde es fácil aprender de las experiencias de los demás. Por otro lado, nos ofrece un ecosistema para proponer soluciones a clientes que tienen retos multi-tecnología, que es lo habitual en este mundo de la Industria 4.0″.

«DFactory nos permite estar rodeados ‘de iguales’, de empresas innovadoras, y nos ofrece un ecosistema para proponer soluciones a clientes»

De cara al futuro, Jaume Rey tiene claro el objetivo de Nexiona: «¡Crecer, crecer, crecer…! Ya hemos encontrado ‘la forma’ de que esto sea un negocio. Ahora toca escalarlo y lo estamos consiguiendo gracias a unos socios muy comprometidos, que buscan la inversión a largo plazo y no a corto. Por ello, no hay Venture Capital en nuestro accionariado ni inversores de corto recorrido».

Sobre cómo conseguirán este objetivo, el director general tiene otra cosa clara y es la continuidad de la pyme en el DFactory Barcelona: «De aquí no nos vamos ‘ni con agua caliente’. La experiencia es increíble, tenemos acceso a clientes importantes de la mano del Consorci de la Zona Franca, ya que no paran de pasar cosas en este edificio que son puertas de oportunidad para llegar a nuevos clientes. Por otra parte, esa misma dinamización nos lleva a tener mucha visibilidad en los medios, que a su vez nos acercan a nuevas oportunidades. Solo puedo hablar bien de nuestra experiencia y creo que, sinceramente, si eres alguien de verdad en la Industria 4.0… This is the place to be!».