x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en formación

4 empresas de formación incluidas en nuestra Lista Emprendedores con las 50 startups más innovadoras del año

28/12/2023  Pilar AlcázarCasos de éxito

Neuromindset

IA para impulsar las habilidades cognitivas de los niños

Tecnología para impulsar el coeficiente intelectual y las habilidades cognitivas de los niños en su formación. Ésa es la propuesta de valor de Neurominset, una plataforma que ayuda al sector educativo, a las instituciones y a las familias a mejorar la atención de los niños, así como al desarrollo de habilidades blandas y competencias socioemocionales esenciales.

“Una plataforma de entrenamiento cognitivo y cerebral, que responde a la creciente necesidad de soluciones basadas en la evidencia científica para apoyar el desarrollo de estas habilidades y competencias, desde las aulas y sus hogares, durante toda su infancia”, explican Joan Paul Pozuelos (CEO) y Lina Cómbita (COO), cofundadores de Neuromindset.

Es una tecnología para que la utilicen los profesores en grupo y para que los alumnos trabajen también en casa. Además, permite evaluar los perfiles de atención de los niños y ofrece datos clave para “comprender mejor sus puntos fuertes individuales y sus áreas de mejora, proporcionando un enfoque personalizado del entrenamiento cognitivo que maximiza su eficacia”, comenta Lina Cómbita.

Un proyecto global basado en data e inteligencia artificial que supone una disrupción radical en la forma de personalizar la educación de las nuevas generaciones, según sus fundadores.

La idea tiene dos orígenes, uno personal y otro profesional. Por el lado personal, los dos fundadores son apasionados del entrenamiento mental. “Tanto Lina como yo somos practicantes de meditación con más de 25 años de experiencia personal, lo que nos ha mostrado de primera mano los beneficios de utilizar estos métodos”, explica Pozuelos. “Soy un ejemplo de algo que sucede en muchas familias. De pequeño fui diagnosticado con TDHA, pero el uso de la meditación me ha ayudado a recuperar el control de mi atención, con lo que he logrado disminuir sustancialmente los problemas de déficit de atención. Muchos niños no han tenido esa suerte”.

Por el lado profesional, “la idea surge porque durante el transcurso de nuestras investigaciones trabajamos muy de cerca con los maestros y padres de familia y pudimos ver la realidad de las aulas y ser testigos del aumento de los problemas de atención y autorregulación que presentan los niños. Hablando con los maestros y los padres, nos dimos cuenta de que tienen una falta de apoyo y de recursos que les permitan trabajar con esta problemática. Especialmente de herramientas basadas en evidencia científica”, explica Lina Cómbita.

Así, en 2022, estos doctores en neurociencia cognitiva por parte de la Universidad de Granada (UGR) cuelgan las batas de investigación y fundan una spin-off con la ayuda de otros expertos de la misma Universidad: Ma. Rosario (Charo) Rueda, su scientific advisor principal, y Enrique Alonso.

Ellos están convencidos de que el futuro de la educación pasa por “dar el salto de un modelo educativo que nació en la era industrial, donde el desarrollo de destrezas laborales y la transmisión del conocimiento eran el pilar fundamental, a un modelo que ponga en el centro el desarrollo de habilidades mentales y socio-emocionales”, explican.

Una educación más acorde con lo que va a ser la formación en la era de la IA generativa. El siguiente paso es impulsar el uso de su plataforma masivamente en colegios de España y LATAM, a corto plazo, y mercados anglosajones a medio.

Enfrente tienen competidores importantes. “Esta industria se conoce como la industria de la evaluación y el entrenamiento cognitivo y del cerebro. Es una industria relativamente joven, pero en la que se encuentran empresas muy potentes como Lumosity. Sin embargo, toda la competencia se ha enfocado en desarrollar juegos de entrenamiento para móviles, principalmente para población adulta, y muchas carecen de la evidencia científica que les respalde”, explican.

“Nosotros hemos hecho un esfuerzo muy importante en adaptar esta tecnología de entrenamiento mental y del cerebro a las aulas, con juegos de entrenamiento grupal y sin perder la rigurosidad científica”.

Esto es clave para la escalabilidad, explican, porque eliminan dos barreras importantes a las que se enfrenta la competencia enfocada al móvil: no todos los colegios pueden darse el lujo de contar con un dispositivo móvil por niño y los maestros no pueden estar pendientes de los niños en los dispositivos individuales”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en formación
Por la izquierda, Xavier Velasco (CTO) y Alan Fusté (CEO), fundadores de ADAPTICAL.

ADAPTICAL

Planes de formación personalizados con IA

ADAPTICAL es una herramienta de IA que ayuda a alumnos y profesores a ser más eficientes aprendiendo y enseñando al disponer de contenido personalizado que se va generando a medida que avanza la formación.

“Somos especialistas en aplicar la inteligencia artificial (IA) a la educación y formación. Tenemos un producto propio, Mathew, que permite crear automáticamente ejercicios, actividades y proyectos competenciales en cuestión de segundos y en base a una serie de parámetros de personalización. Además, Mathew automatiza la evaluación de estos contenidos prácticos una vez son completados por parte del alumno, a quien da un feedback para que mejore en los distintos criterios que ha marcado el docente o formador”, explican sus fundadores, Alan Fusté (CEO) y Xavier Velasco (CTO), ingenieros informáticos y de sistemas de telecomunicación.

Una herramienta que brinda “a los docentes y formadores enormes beneficios: simplificar y liberarlos de abundantes cargas de trabajo. Permitiendo al docente centrarse en lo realmente importante, que es la atención directa al alumno”, continúan.

La idea no surgió por casualidad. Antes de iniciar la andadura en ADAPTICAL, habían participado en proyectos europeos de aplicación de inteligencia artificial al sector educativo. Conociendo el sector y con la formación técnica que tenían, en 2018 empezaron a investigar cómo aplicar la IA en la educación y tuvieron que pasar algunos años (hasta 2022) para que ese trabajo se materializara en un producto: la primera versión de Mathew.

“Siendo totalmente sinceros, hace cinco años era una quimera hablar de aplicar inteligencia artificial a la educación y, gracias a la investigación y a hablar con profesores, detectamos una serie de problemas en común que podíamos solucionar con IA y fue así como surgió nuestra idea de negocio”, explican.

“Al principio no fue fácil, nos enfrentamos a desafíos que nos retaron a crecer y evolucionar. Cada obstáculo y error se convirtieron en oportunidades para aprender e impulsarnos hacia delante para alcanzar nuestros objetivos”.

¿Y por qué Mathew y no ChatGPT? Obviamente, ahora estamos en pleno boom de la IA generativa, y este tipo de herramientas no nos resultan tan impresionantes sobre el papel. ¿Qué la hace especial cuando ya hay herramientas muy extendidas como ChatGPT? “Es cierto que a menudo nos preguntan si ChatGPT podría hacer lo mismo que Mathew, pero nuestra respuesta es siempre la misma: ChatGPT es como el médico de cabecera, con su amplio conocimiento general, mientras que Mathew es el especialista, con un enfoque específico y profundo”, añaden sus fundadores. Y aseguran sin ambages que “hasta la fecha, no existe otra plataforma que combine la generación automática de contenidos educativos y que esos contenidos sean personalizados y automáticamente evaluables y, para nosotros, es un motivo de orgullo”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en formación
Sébastien Lebbe, presidente de Wooclap.

Wooclap

Tecnología para mejorar la atención y el aprendizaje en todo tipo de formación

Wooclap es una startup edtech que viene a solucionar dos de los grandes demonios de la enseñanza: la dificultad de los profesores para captar la atención de sus alumnos y la dificultad de medir su comprensión.

Fundada por dos ingenieros Sébastien Lebbe (presidente) y Jonathan Alzetta (CTO) y un neuropsicólogo, Olivier Verdin, emprendedor en serie y profesor de emprendimiento, se han propuesto impulsar la transformación digital de las universidades y empresas “utilizando la tecnología como una palanca para mejorar la atención, la interactividad y la retroalimentación”, explica su presidente.

Su plataforma, desarrollada con la colaboración de profesores, responsables pedagógicos y neuropsicólogos, además de ayudar a captar la atención de los estudiantes permite interactuar con ellos a través de una variedad de más de 20 preguntas así como medir la comprensión de la formación en tiempo real.

Una solución a las limitaciones del aprendizaje que ellos mismos sufrieron; se frustraban porque les resultaba difícil interactuar con el profesor durante las clases. Así que decidieron usar smartphones para resolver este problema y se dieron cuenta de que también respondía a las necesidades de las empresas.

“Los estudios muestran que hay 4 pilares para aprender eficazmente: atención –si no estás atento, no aprendes–, compromiso activo –se aprende mejor cuando se hace un esfuerzo intelectual–, retroalimentación –cuanto más rápido el alumno sepa si su respuesta es correcta o no, mejor aprenderá– y consolidación –es necesario repetir la información regularmente para tener una alta retención–“, explica Sébastien Lebbe.

Con la idea de ofrecer todo eso en una plataforma de tecnología, montaron Wooclap. “Tardamos en conseguir las primeras universidades porque querían pruebas de que Wooclap realmente mejoraría la pedagogía antes de promocionar la herramienta a gran escala. A pesar de las áreas de mejora en la interfaz, los primeros profesores afirmaron que el 100% de sus estudiantes participaban durante las clases gracias a Wooclap. Eso ya fue un pequeño triunfo. Luego, los profesores comenzaron a hablar entre ellos y las universidades también empezaron a compartir la información. El efecto viral fue excepcional. Además, Wooclap se utiliza con una audiencia y se puede utilizar en conferencias. Así que cuando una universidad lo utiliza en una conferencia con otras universidades presentes, todos lo utilizan. Esto nos permitió darnos a conocer rápidamente”, continúa.

Ahora aspiran a convertirse en líderes mundiales de este tipo de tecnología. Enfrente tienen competidores reconocidos como Kahoot, pero Wooclap ofrece ventajas como su “simplicidad y rapidez de uso; su flexibilidad –hay disponibles varios tipos de preguntas como opción múltiple, nubes de palabras, brainstormings, Q&A, frameworks, etc.–; su  capacidad para integrarse en herramientas de presentación como Powerpoint o Genially y en los Sistemas de Gestión de Aprendizaje y otras herramientas utilizadas por universidades y empresas, así como en el soporte y acompañamiento disponibles en varios idiomas, incluido el español, por supuesto”, añade Lebbe.

Para alcanzar ese liderazgo mundial, que se dice pronto, han diseñado un plan en tres líneas maestras: “internacionalización para saltar a nuevos mercados; crecimiento en el segmento empresarial, ya que muchas empresas utilizan la herramienta para sus formaciones, talleres y reuniones para hacerlas más inclusivas y efectivas y mejora del “producto con integraciones de IA en Wooclap, nuestra herramienta interactiva, así como en Wooflash, nuestra herramienta de microaprendizaje que permite mejorar la calidad de las revisiones”.

Cuentan con un equipo de 60 personas y ya han conquistado a 50 millones de usuarios y 800 universidades y empresas en150 países: “Somos líderes en educación superior en España, Italia, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos. Pronto también en otros mercados fuera de Europa, como Canadá”.

Y todo ello con apenas 1,7 millones de financiación. “Hemos sido rentables durante varios años”. Y rechazando inversores interesados: “Nos contactan inversores varias veces por semana, pero no necesitamos financiación por el momento”.


Lista Emprendedores 2023: las startups españolas más innovadoras en formación
Ramiro Zandrino (derecha) y Pablo Prieto, fundadores de Ucademy.

Ucademy

Una plataforma online para selectividad y oposiciones

Ucademy es una academia online que prepara a estudiantes para exámenes competitivos como selectividad o las oposiciones. Nuestra misión es aumentar sus oportunidades de obtener la plaza o la nota que necesitan a través de un estudio personalizado”, explica Ramiro Zandrino, fundador y CEO de Ucademy.

Fundada por Ramiro Zandrino y Pablo Prieto en 2021, la idea se fragua por una necesidad personal del hermano de Ramiro, que estaba viajando por Asia y estudiando el último curso de Bachillerato. Para mejorar su preparación, Ramiro y algunos amigos decidieron impartirles unas clases de refuerzo mediante streaming en directo a través de Twitch. “El enorme interés mostrado descubrió una necesidad por la educación a través de formatos digitales. Y el resto es historia”, explica Ramiro Zandrino. Que añade: “Vimos un nicho interesante, una necesidad real y nos lanzamos”.

Tras una fusión, se unió al proyecto Miquel Palet, que ponía la experiencia de haber emprendido con un modelo de negocio similar. Hoy trabajan en la empresa 60 personas, cuentan con más de 4.000 alumnos y están presentes en España (su principal mercado) y en varios países de Hispanoamérica.

Puedes ver toda la Lista Emprendedores de startups españolas innovadoras 2023 aquí.

Pilar AlcázarPeriodista especializada en oportunidades de negocio, marketing y tendencias.