Últimas noticias: Crédito fiscal de WallboxCómo evitar fuga de talento jovenMejores proveedores dropshippingToteemi, gaming para deportistasNuevo Lexus LBXAyudas para jóvenes en extranjeroEl efecto Taylor Swift ¿Cómo generar leads?Business angels: en qué inviertenTecnología española con Oscar
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Agrovin: tecnología española aplicada al mundo del vino

Empezó como una pequeña tienda de productos básicos para bodegas y ahora ofrece todo tipo de soluciones de bioenología, maquinaria e I+D+i para el mundo del vino.   

20/04/2024  David RamosCasos de éxito

Agrovin nació en el año 1957, con la puesta en marcha de una tienda en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) que ofrecía productos básicos a las bodegas de Castilla-La Mancha.

Apenas 6 años después, la empresa comenzó su expansión nacional, dirigiéndose a otras zonas de gran tradición vitivinícola y abriendo delegaciones en León, Vilafranca del Penedès (Barcelona), Montilla (Córdoba), Valencia y La Rioja.

La compañía fue consolidando su posición como distribuidora de productos enológicos de vanguardia y empezó a ofrecer asesoría técnica a algunas de las principales bodegas de España, experimentando una rápida expansión nacional.

A finales de la década de los setenta, dio un paso adelante con la creación de su propio laboratorio y la puesta en marcha de un departamento de I+D+i donde empezó a desarrollar productos y maquinaria vitivinícola con tecnología propia.

Pero su gran salto llegó en 1985, en plena época de apertura de España al mundo, cuando Agrovin empezó a exportar sus productos a Portugal, Francia y Argentina. Ya en este siglo, prosiguió con su expansión internacional. En 2004, abrió delegaciones Francia y Rumanía. En 2012, llegó a Italia, Argentina, Chile y Uruguay. Y en 2016, inauguró oficina en California (Estados Unidos), desde donde da servicio a toda Norteamérica: Estados Unidos, Canadá y México. Hoy, tiene presencia en más de 30 países y da servicio a más de 5.000 bodegas de todo el mundo.

La entrada en su accionariado de MCH Private Equity dio otro nuevo impulso a su internacionalización. Esta firma española de capital riesgo compró el 40% de Agrovin en 2022, tal y como recoge El País. Pero la compañía conserva el carácter familiar con el que nació. De hecho, el actual CEO pertenece a la segunda generación de la familia.

Agrovin: un socio tecnológico

“Trabajamos para ser líderes en conocimiento. Ofrecemos a nuestros clientes las mejores soluciones para que elaboren sus vinos sujetos a las condiciones particulares de su bodega y los puedan adaptar a las tendencias que marcan los mercados. Para ello, hemos desarrollado una gama de productos enológicos, equipos tecnológicos y servicios de laboratorio que satisfacen a las necesidades de nuestros clientes y ayudan a elevar su grado de digitalización, eficiencia energética y sostenibilidad”, explica Germán León, CEO de Grupo Agrovin, en la web de la compañía.

Por ejemplo, uno de sus grandes hitos es el desarrollo de DosiOX, un sistema de dosificación de oxígeno que permite tener total control de la cantidad de oxígeno del vino. Así se consigue mantener el color deseado, eliminar aromas reductivos, aumentar la complejidad aromática, suavizar los taninos agresivos, etc.

Otro de sus productos destacados es Ultrawine Perseo, un equipo que permite extraer el máximo potencial de la uva mediante ultrasonidos. Este sistema agiliza los tiempos y reduce los costes respecto a la vinificación tradicional, a la par que ayuda a mejorar la calidad de los vinos. Está especialmente pensado para atenuar los efectos de las altas temperaturas en el desfase de maduración de la uva, un problema que viene derivado del cambio climático.

Además, ofrece soluciones para la automatización y control de todos los procesos de elaboración del vino: sistemas de monitorización de parámetros y gestión automática de depósitos, de gestión inteligente de gases, de dosificación soluciones liquidas en vendimia y en embotellado, etc.

Asimismo, ofrece todo tipo de productos empleados en la elaboración del vino, como acidificantes y desacidificantes, antioxidantes, clarificantes, taninos, levaduras, bacterias lácticas, enzimas, productos alternativos al roble, estabilizadores, etc.

Otra de sus patas de negocio es la realización de controles, ensayos, análisis y test de los caldos elaborados por sus clientes, incluyendo análisis para los nuevos requisitos de embotellado del vino, análisis para exportación, controles de vendimia y fermentación, control previo al embotellado, etc.

Agrovin también pone su conocimiento a disposición de las bodegas que quieran desarrollar nuevos vinos, ya que cuenta con servicios de consultoría y asesoramiento, contando con un equipo de enólogo con amplia experiencia en el sector.   

Además, una vez que las bodegas desarrollan sus nuevos vinos, la empresa ofrece sus servicios para la realización de test de mercado. Y no sólo ayuda a las bodegas a desarrollar nuevos nuevos y mejorar la calidad de sus caldos, sino que también echa una mano en la distribución, ya que cuenta con una red de logística, filiales y distribuidores en las principales regiones vitivinícolas.

Así pues, Agrovin es el socio ideal para bodegas pequeñas y medianas o para emprendedores que quieren innovar y lanzar nuevos productos al mercado, pero que no se pueden permitir la inversión que supone contar con grandes equipos de enólogos y laboratorios de I+D+i.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.