x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Protección total en ciberseguridad con los 18 controles CIS de Minery Report

No cabe duda, la seguridad cibernética se ha convertido en un pilar fundamental para proteger los activos críticos de la información. Minery Report, destacándose como un orgulloso CIS Supporter, lidera ...

22/12/2023  Redacción EmprendedoresNoticias de empresa

No cabe duda, la seguridad cibernética se ha convertido en un pilar fundamental para proteger los activos críticos de la información. Minery Report, destacándose como un orgulloso CIS Supporter, lidera el camino en la implementación de los 18 Controles CIS, un marco de prácticas recomendadas desarrollado por el Center for Internet Security. Estos controles no solo fortalecen las defensas cibernéticas de las organizaciones, sino que también ofrecen una estrategia eficiente en costes, esencial para mantener la integridad, confidencialidad y disponibilidad de los datos en el complejo panorama digital actual. Con un enfoque personalizado, Minery Report se dedica a adaptar estos controles a las necesidades específicas de cada empresa, garantizando una protección robusta y un rendimiento óptimo.

Los 18 controles CIS

Ahora que se comprende la importancia crítica de la ciberseguridad en el entorno empresarial y el papel vital que juega Minery Report como CIS Supporter, es esencial profundizar en los 18 Controles CIS. Estos controles representan las mejores prácticas y estrategias diseñadas para proporcionar a las organizaciones una defensa sólida contra las amenazas cibernéticas. A continuación, se desglosará cada uno de estos controles, explicando su propósito y cómo contribuyen a una infraestructura de seguridad de la información más segura y resistente. Esta comprensión detallada no solo destacará la relevancia de cada control, sino que también demostrará cómo Minery Report los implementa de manera efectiva para proteger a sus clientes en el dinámico mundo digital de hoy.

Inventario y control de activos de hardware

El primer Control CIS, «Inventario y Control de Activos de Hardware», se centra en la identificación y gestión de todos los dispositivos de hardware que tienen acceso a los entornos de red y de datos de una organización. Este control es fundamental porque proporciona la base para una estrategia de seguridad efectiva.

Aspectos clave del control

Inventario completo: mantener un inventario actualizado de todos los dispositivos de hardware dentro de la red. Esto incluye no solo los equipos como servidores y computadoras de escritorio, sino también dispositivos móviles y cualquier otro hardware conectado a la red.

Autorización y control: garantizar que solo los dispositivos autorizados tengan acceso a la red. Esto implica establecer procedimientos para agregar nuevos dispositivos al inventario y para retirar los dispositivos que ya no son necesarios o que representan un riesgo.

Monitoreo continuo: vigilar constantemente el inventario de hardware para detectar cualquier cambio no autorizado o actividad sospechosa. Esto puede incluir la adición no autorizada de dispositivos a la red o cambios en los dispositivos existentes que podrían indicar un compromiso.

Auditorías y revisión de seguridad: realizar auditorías periódicas del inventario de hardware para asegurarse de que todos los dispositivos cumplan con las políticas de seguridad de la empresa.

La implementación efectiva de este control ayuda a las organizaciones a evitar brechas de seguridad causadas por dispositivos no autorizados o no seguros en la red. Al mantener un control riguroso sobre el hardware utilizado, las empresas pueden reducir significativamente el riesgo de ataques cibernéticos y garantizar la seguridad de sus datos y sistemas críticos.

Inventario y control de activos de software

El segundo Control CIS, «Inventario y Control de Activos de Software», se enfoca en la gestión de todos los programas de software utilizados dentro de una organización. Este control es esencial para garantizar que solo el software autorizado y necesario se utilice en los sistemas de la empresa, lo que reduce la superficie de ataque y minimiza el riesgo de vulnerabilidades de seguridad.

Aspectos clave del control

Inventario preciso de software: crear y mantener un inventario actualizado de todos los programas de software instalados en la red de la organización. Esto incluye aplicaciones operativas, sistemas operativos, herramientas de utilidad y cualquier otro tipo de software.

Autorización de software: asegurar que todo el software en uso haya sido autorizado por los procedimientos de gobernanza de TI de la organización. Esto implica revisar y aprobar todo nuevo software antes de su instalación y uso.

Control de versiones: mantener un seguimiento de las versiones del software para asegurar que se utilicen las versiones más actualizadas y seguras. Esto incluye la actualización regular de software para abordar cualquier vulnerabilidad conocida.

Eliminación de software no autorizado: identificar y remover cualquier software no autorizado o innecesario. Esto reduce el riesgo de que software malintencionado o vulnerable se utilice como un vector para ataques cibernéticos.

Auditorías regulares: realizar auditorías periódicas para verificar la conformidad con las políticas de software de la empresa, asegurando que solo se utilice el software autorizado y necesario.

Al implementar de manera efectiva el Inventario y Control de Activos de Software, las organizaciones pueden protegerse mejor contra amenazas internas y externas, mejorar el rendimiento del sistema y garantizar el cumplimiento de las normativas de la industria. Este control es un paso crítico para establecer una base sólida en la gestión de la seguridad cibernética, ayudando a las empresas a mantener sus operaciones seguras y eficientes.

Protección de datos

El tercer control CIS, «Protección de Datos», se centra en las prácticas y tecnologías necesarias para garantizar la seguridad de los datos sensibles de una organización. La protección adecuada de los datos es vital para prevenir brechas de seguridad que puedan comprometer la privacidad del cliente, la propiedad intelectual o información confidencial de la empresa.

Aspectos clave del control

Identificación de datos sensibles: reconocer y clasificar los datos que requieren protección adicional, como la información personal identificable (PII), datos de salud, información financiera o propiedad intelectual.

Medidas de protección de datos: aplicar controles de seguridad físicos y digitales para proteger los datos sensibles. Esto incluye cifrado, controles de acceso, segmentación de redes y medidas de prevención de pérdida de datos (DLP).

Políticas de uso de datos: desarrollar y hacer cumplir políticas sobre cómo deben manejarse y compartirse los datos sensibles para minimizar el riesgo de exposición no autorizada.

Respaldo y recuperación: asegurar que existen procedimientos efectivos de respaldo y recuperación de datos para poder restaurar la información rápidamente en caso de pérdida o corrupción.

Cumplimiento normativo: mantener la conformidad con las regulaciones pertinentes relacionadas con la protección de datos, como el GDPR, HIPAA, entre otras, lo cual es crítico para evitar sanciones y mantener la confianza de los clientes y socios comerciales.

La Protección de Datos dentro de los Controles CIS es un aspecto integral de la gestión de riesgos de seguridad cibernética. Asegurar los datos sensibles no solo es una obligación legal y ética, sino que también protege a la organización de daños financieros y reputacionales significativos que pueden surgir de una violación de datos.

Configuración segura de activos hardware y software

El cuarto Control CIS, «Configuración Segura de Activos Hardware y Software», subraya la necesidad de establecer, implementar, y mantener medidas de seguridad a través de las configuraciones estándar en todos los dispositivos y aplicaciones de software utilizados por la organización. Este control es una piedra angular en la prevención de incidentes de seguridad cibernética.

Aspectos clave del control

Estándares de configuración: crear y mantener guías de configuración estándar que estén alineadas con las mejores prácticas de la industria para todos los sistemas operativos, aplicaciones y hardware.

Herramientas de gestión de configuración: emplear herramientas especializadas para gestionar las configuraciones de manera centralizada, asegurando la coherencia y el cumplimiento de las políticas de seguridad.

Proceso de cambio de configuración: establecer un proceso formal para gestionar los cambios en las configuraciones, incluyendo revisiones de seguridad y pruebas antes de su despliegue.

Auditorías de configuración: realizar auditorías periódicas para verificar que las configuraciones de seguridad cumplen con las políticas internas y no se han modificado indebidamente.

Control de privilegios: asegurar que las configuraciones de seguridad incluyan la administración adecuada de privilegios, limitando el acceso basado en el principio de menor privilegio.

La implementación de este control ayuda a minimizar los riesgos asociados con configuraciones incorrectas o inseguras, que pueden ser explotadas fácilmente por atacantes. Al asegurarse de que los dispositivos y software estén configurados correctamente desde el principio, las organizaciones pueden protegerse contra una serie de amenazas cibernéticas comunes y avanzadas.

Administración de Cuentas

El quinto Control CIS, «Administración de Cuentas», se enfoca en el proceso de gestionar el ciclo de vida de las cuentas de usuario, desde la creación hasta el cierre, incluyendo la concesión de derechos de acceso. Este control es crítico para asegurar que el acceso a los sistemas y datos de la organización se otorgue de manera adecuada y segura.

Aspectos clave del control

Procedimientos de creación de cuentas: establecer y seguir procedimientos estrictos para la creación de cuentas de usuario, asegurándose de que se otorgan los permisos adecuados de acuerdo con las políticas de la empresa.

Gestión de derechos de acceso: asegurar que los derechos de acceso se otorgan basados en el principio de menor privilegio, proporcionando a los usuarios solo los accesos necesarios para cumplir sus funciones.

Revisión periódica de accesos: implementar revisiones regulares de las cuentas de usuario para validar la necesidad y adecuación de los permisos otorgados, y ajustarlos según sea necesario.

Gestión de cuentas inactivas: identificar y desactivar o eliminar cuentas inactivas, reduciendo así el riesgo de que sean explotadas por atacantes.

Control de cambios de cuentas: gestionar cambios en las cuentas de usuario, como actualizaciones de roles o término de empleo, de manera oportuna para evitar accesos obsoletos o innecesarios.

La Administración de Cuentas es fundamental para la seguridad de la información, ya que las cuentas de usuario son a menudo el blanco de los atacantes para ganar acceso a los sistemas de la organización. Mantener un control riguroso sobre la creación, modificación, y eliminación de cuentas de usuario es esencial para proteger contra accesos no autorizados y potenciales brechas de seguridad.

Gestión de control de cuentas

El sexto Control CIS, «Gestión de Control de Cuentas», se refiere a las prácticas y tecnologías necesarias para asegurar que los procesos de control de acceso para las cuentas de usuario sean efectivos y seguros. Este control complementa la administración de cuentas al enfocarse específicamente en el monitoreo y regulación de cómo y cuándo se utilizan las cuentas, especialmente aquellas con privilegios elevados.

Aspectos clave del control

Supervisión de cuentas privilegiadas: poner especial atención en la supervisión de las cuentas con privilegios administrativos, asegurando que su uso se realice solamente cuando sea necesario y bajo condiciones controladas.

Autenticación multifactor (MFA): implementar MFA para todas las cuentas privilegiadas para agregar una capa adicional de seguridad, dificultando el acceso no autorizado a los sistemas críticos.

Registro y monitoreo de actividades de acceso: mantener un registro detallado y realizar un monitoreo continuo de la actividad de las cuentas, especialmente aquellas con acceso a información sensible o crítica, para detectar y responder a actividades sospechosas o anómalas.

Políticas de gestión de contraseñas: desarrollar e implementar políticas de contraseñas fuertes y seguras, y asegurar que estas políticas sean aplicadas consistentemente en toda la organización.

Revisión y actualización de cuentas: realizar revisiones periódicas de todas las cuentas de usuario para asegurarse de que los niveles de acceso siguen siendo apropiados a las responsabilidades actuales del usuario.

La Gestión de Control de Cuentas es una parte crítica de la seguridad cibernética, ya que las cuentas con acceso a sistemas y datos sensibles pueden ser un vector significativo para ataques si no se gestionan adecuadamente. Implementar controles rigurosos y realizar un seguimiento detallado de las cuentas de usuario ayuda a prevenir el abuso de acceso y a mitigar el riesgo de brechas de seguridad internas y externas.

Gestión Continua de Vulnerabilidades

El séptimo Control CIS, «Gestión Continua de Vulnerabilidades», incide en la importancia de establecer un programa proactivo para descubrir, reportar y mitigar las vulnerabilidades en hardware y software. Este control es una acción preventiva clave para cerrar las brechas que los atacantes podrían explotar.

Aspectos Clave del Control

Escaneo Regular de Vulnerabilidades: Realizar escaneos automáticos de vulnerabilidades en toda la red de la organización de forma regular para identificar debilidades en tiempo real.

Actualización y Parcheo de Software: Mantener todos los sistemas operativos y aplicaciones actualizados con los últimos parches de seguridad emitidos por los fabricantes para abordar vulnerabilidades conocidas.

Evaluación de Riesgo de Vulnerabilidades: Clasificar las vulnerabilidades identificadas por su nivel de riesgo y potencial impacto en la organización para priorizar la respuesta y mitigación.

Proceso de Remediación: Establecer y seguir un proceso claro para la remediación o mitigación de vulnerabilidades identificadas, incluyendo la aplicación de parches y cambios en la configuración cuando sea necesario.

Comunicación y Educación: Asegurar que todos los actores relevantes dentro de la organización estén informados sobre las vulnerabilidades y las medidas de remediación, fomentando una cultura de seguridad proactiva.

La Gestión Continua de Vulnerabilidades es esencial en un panorama de amenazas en constante evolución. Al adoptar un enfoque proactivo y sistemático para el descubrimiento y la mitigación de vulnerabilidades, las organizaciones pueden fortalecer su postura de seguridad y reducir significativamente el potencial de incidentes de seguridad cibernética.

Gestión de Registros de Auditoría

El octavo Control CIS, «Gestión de Registros de Auditoría», se centra en la creación, mantenimiento y análisis de registros de eventos que son críticos para detectar, entender y responder a incidentes de seguridad. La monitorización efectiva de los registros es esencial para una detección temprana de actividades maliciosas y para la recuperación posterior a incidentes.

Aspectos Clave del Control

Generación de Registros: Asegurar que los sistemas críticos generen registros detallados de eventos que incluyan suficiente información para entender el contexto de las acciones realizadas.

Conservación de Registros: Implementar políticas y soluciones para el almacenamiento seguro y a largo plazo de registros de auditoría, protegiéndolos de modificaciones o eliminación no autorizada.

Análisis de Registros: Utilizar herramientas de análisis de registros para monitorizar y revisar los registros en busca de patrones anómalos o signos de actividad sospechosa.

Acción en Respuesta a Eventos: Establecer procedimientos para responder a las alertas generadas por análisis de registros, incluyendo la escalada a equipos de respuesta ante incidentes cuando sea necesario.

Revisión y Ajuste de la Política de Registros: Evaluar y ajustar periódicamente las políticas y controles de registros para asegurar que sigan siendo relevantes y efectivos ante el cambio de amenazas y tecnologías.

La Gestión de Registros de Auditoría es un componente vital para la responsabilidad y el análisis forense en ciberseguridad. Permite a las organizaciones rastrear la causa raíz de los incidentes de seguridad, mejorar sus controles de seguridad y cumplir con los requisitos legales y de cumplimiento.

Protecciones de Correo Electrónico y Navegación Web

El noveno Control CIS, «Protecciones de Correo Electrónico y Navegación Web», aborda la necesidad de salvaguardar las organizaciones contra las amenazas que comúnmente entran a través del correo electrónico y la web, dos de las rutas más explotadas por los atacantes para distribuir malware y llevar a cabo ataques de ingeniería social.

Aspectos Clave del Control

Filtrado de Correo Electrónico: Implementar soluciones de filtrado de correo electrónico que puedan detectar y bloquear mensajes de phishing, spam y otros tipos de contenido malicioso.

Protección Antimalware: Utilizar herramientas antimalware en puertas de enlace de correo electrónico para escanear adjuntos y enlaces por software malintencionado.

Seguridad de Navegadores Web: Configurar los navegadores web para bloquear el acceso a sitios web maliciosos y restringir descargas que puedan presentar riesgos de seguridad.

Políticas de Uso de Internet: Desarrollar y hacer cumplir políticas de uso aceptable de Internet para limitar la exposición a amenazas web y orientar el comportamiento seguro en línea de los usuarios.

Educación del Usuario: Capacitar a los usuarios para que reconozcan y manejen de forma adecuada los correos electrónicos sospechosos y el contenido web, reduciendo así el riesgo de compromiso por acciones del usuario.

La implementación de protecciones de correo electrónico y navegación web es crucial en el entorno de amenazas actual. Las herramientas y políticas efectivas en estas áreas pueden prevenir una gran cantidad de ataques de seguridad que podrían comprometer los sistemas de información de la organización y la integridad de los datos.

Defensas Contra Malware

El décimo Control CIS, «Defensas Contra Malware», se enfoca en la necesidad de implementar medidas para proteger a las organizaciones contra software malicioso que puede causar daño a los sistemas y comprometer la información. La prevención, detección y eliminación de malware es un componente fundamental de la seguridad cibernética.

Aspectos Clave del Control

Soluciones Antimalware: Implementar y mantener soluciones antimalware actualizadas en todos los puntos de la red y en todos los dispositivos, incluyendo estaciones de trabajo, servidores y dispositivos móviles.

Actualizaciones Automáticas: Configurar las soluciones antimalware para actualizar automáticamente sus bases de datos de firmas y software para proteger contra las amenazas más recientes.

Escaneo Proactivo: Realizar escaneos regulares y a demanda para detectar y eliminar malware de los sistemas, utilizando herramientas que puedan identificar y mitigar software malicioso conocido y desconocido.

Control de Dispositivos Extraíbles: Gestionar el uso de dispositivos extraíbles para prevenir la introducción de malware en la red a través de medios físicos.

Estrategias de Aislamiento y Contención: Diseñar estrategias para aislar y contener dispositivos infectados con el fin de evitar la propagación del malware dentro de la red.

La implementación de defensas robustas contra malware ayuda a crear una barrera efectiva contra muchos vectores de ataque comunes y sofisticados. Manteniendo una postura de seguridad proactiva frente al malware, las organizaciones pueden proteger sus activos críticos y mantener la continuidad de sus operaciones comerciales.

Recuperación de Datos

El undécimo Control CIS, «Recuperación de Datos», se centra en la capacidad de una organización para restaurar la información crítica a través de procesos de respaldo y recuperación fiables y probados. Este control es crucial para la continuidad del negocio y la resiliencia en el caso de un incidente de seguridad, falla del sistema o desastre natural.

Aspectos Clave del Control

Políticas de Respaldo de Datos: Establecer y mantener políticas de respaldo que dicten cómo, cuándo y dónde se deben realizar las copias de seguridad de los datos.

Soluciones de Respaldo Seguras: Utilizar soluciones de respaldo que ofrezcan cifrado y seguridad para proteger los datos durante la transferencia y en reposo.

Frecuencia y Alcance de Respaldo: Definir la frecuencia de los respaldos y asegurarse de que abarcan todos los datos críticos y sistemas necesarios para la operación de la organización.

Pruebas de Recuperación de Datos: Realizar pruebas regulares de los procedimientos de recuperación de datos para garantizar que los respaldos son fiables y que la recuperación es efectiva y oportuna.

Almacenamiento Remoto de Respaldo: Mantener copias de seguridad en ubicaciones remotas y seguras para proteger contra la pérdida de datos en caso de un evento catastrófico en la ubicación principal.

La implementación efectiva del control de recuperación de datos asegura que la organización puede reanudar rápidamente sus operaciones después de un incidente, minimizando la pérdida de datos y el tiempo de inactividad. Este control es una parte esencial de una estrategia integral de gestión de riesgos y resiliencia organizacional.

Gestión de la Infraestructura de Red

El duodécimo Control CIS, «Gestión de la Infraestructura de Red», se enfoca en la administración y protección de los dispositivos de red, como routers, switches y firewalls, que son fundamentales para la seguridad y el funcionamiento eficiente de la red de una organización. Este control es vital para prevenir accesos no autorizados y asegurar la integridad de los datos que fluyen a través de la red.

Aspectos Clave del Control

Inventario de Dispositivos de Red: Mantener un inventario actualizado de todos los dispositivos de red, incluyendo su ubicación, configuración y cualquier información de seguridad relevante.

Configuración Segura de Dispositivos: Implementar configuraciones seguras para todos los dispositivos de red, basándose en las mejores prácticas y estándares de la industria.

Monitoreo y Gestión de Cambios: Supervisar los dispositivos de red para detectar cambios inesperados o no autorizados en la configuración y realizar un seguimiento de todas las modificaciones por razones de seguridad y auditoría.

Segmentación de Red y Control de Acceso: Utilizar segmentación de red y listas de control de acceso para limitar el tráfico a áreas específicas de la red, reduciendo así el riesgo de propagación de amenazas.

Actualizaciones y Parches: Asegurarse de que todos los dispositivos de red estén actualizados con los últimos parches de seguridad para proteger contra vulnerabilidades conocidas.

La Gestión de la Infraestructura de Red es un elemento crucial para proteger los recursos de la red y asegurar la continuidad del negocio. Al mantener y administrar adecuadamente los dispositivos de red, las organizaciones pueden prevenir y mitigar ataques que se dirigen a la infraestructura de red, garantizando así la seguridad y la eficiencia de sus operaciones.

Monitorización y Defensa de la Red

El decimotercer Control CIS, «Monitorización y Defensa de la Red», destaca la importancia de observar y proteger activamente la red contra amenazas y actividades maliciosas. Este control es fundamental para detectar y responder a incidentes de seguridad en tiempo real, y para mantener la integridad de la red y la seguridad de los datos.

Aspectos Clave del Control:

Sistemas de Detección y Prevención de Intrusiones (IDS/IPS): Implementar sistemas de detección y prevención de intrusiones para monitorear el tráfico de red en busca de actividades sospechosas o maliciosas y tomar medidas para bloquear o mitigar dichas amenazas.

Análisis Continuo de Tráfico de Red: Utilizar herramientas de análisis de red para examinar continuamente el tráfico de red, identificando patrones anómalos o signos de comportamiento malicioso.

Respuesta a Incidentes de Red: Establecer procedimientos claros para responder rápidamente a las alertas generadas por herramientas de monitorización de red, incluyendo la capacidad para aislar segmentos de la red si es necesario.

Evaluación Regular de Seguridad de la Red: Realizar evaluaciones periódicas de la seguridad de la red, incluyendo pruebas de penetración y evaluaciones de vulnerabilidad, para identificar y abordar posibles debilidades.

Formación y Concienciación del Personal: Capacitar al personal de TI y seguridad en la detección, análisis y respuesta a incidentes de seguridad en la red, garantizando que estén preparados para actuar eficazmente ante un evento de seguridad.

La Monitorización y Defensa de la Red es un componente crítico de una estrategia de seguridad cibernética eficaz. Al mantener una vigilancia constante y utilizar tecnologías avanzadas para la detección y respuesta a amenazas, las organizaciones pueden protegerse eficazmente contra una amplia variedad de ataques cibernéticos y mantener la integridad y disponibilidad de sus sistemas y datos.

Capacitación en Conocimientos y Habilidades de Seguridad

El decimocuarto Control CIS, «Capacitación en Conocimientos y Habilidades de Seguridad», reconoce la importancia crítica de educar y capacitar al personal en prácticas de seguridad cibernética. Este control es esencial para crear una cultura de seguridad dentro de la organización y para empoderar a los empleados como la primera línea de defensa contra las amenazas cibernéticas.

Aspectos clave del control

Programas de Capacitación Continua: Desarrollar y mantener programas de capacitación regulares que eduquen a los empleados sobre los riesgos de seguridad cibernética, las políticas de la empresa y las mejores prácticas para la seguridad en línea.

Enfoque en Concienciación de Seguridad: Asegurar que la capacitación incluya temas sobre concienciación de seguridad, como el reconocimiento de intentos de phishing, la importancia de contraseñas seguras y el manejo seguro de datos sensibles.

Simulacros de Seguridad: Realizar ejercicios prácticos, como simulacros de phishing y otros escenarios de seguridad, para evaluar la comprensión de los empleados y mejorar su capacidad de respuesta ante incidentes reales.

Actualización y Personalización del Contenido de Capacitación: Mantener el contenido de capacitación actualizado con las últimas tendencias y amenazas de seguridad y personalizar la capacitación para diferentes roles dentro de la organización.

Medición de la Efectividad de la Capacitación: Utilizar métricas y evaluaciones para medir la efectividad de los programas de capacitación y hacer ajustes según sea necesario para mejorar el aprendizaje y la retención.

La Capacitación en Conocimientos y Habilidades de Seguridad es un componente vital para fortalecer la seguridad cibernética de cualquier organización. Al educar y capacitar a los empleados en prácticas de seguridad, las organizaciones no solo aumentan su capacidad para prevenir incidentes, sino que también mejoran su capacidad para responder de manera efectiva cuando ocurren incidentes de seguridad.

Gestión de proveedores de servicios

El decimoquinto Control CIS, «Gestión de Proveedores de Servicios», aborda la necesidad de gestionar los riesgos asociados con los proveedores externos que tienen acceso a los sistemas e información de una organización. Este control es clave para asegurar que la cadena de suministro y los socios comerciales no se conviertan en vectores de amenazas a la seguridad cibernética.

Aspectos clave del control

Evaluación de riesgo de proveedores: realizar evaluaciones de riesgo antes de entablar relaciones con proveedores para determinar el potencial impacto en la seguridad de la información de la organización.

Acuerdos de nivel de servicio (SLA) y contratos de seguridad: incluir requisitos de seguridad cibernética específicos en los SLAs y contratos con proveedores, asegurando que cumplan con los estándares de seguridad de la organización.

Monitoreo continuo de proveedores: supervisar de manera regular el cumplimiento de los proveedores con las políticas y prácticas de seguridad establecidas, y realizar auditorías de seguridad cuando sea necesario.

Gestión de accesos de proveedores: controlar y gestionar cuidadosamente los accesos que se otorgan a los proveedores, asegurando que solo tengan acceso a la información y sistemas necesarios para sus funciones.

Planificación de respuesta a incidentes con proveedores: incluir a los proveedores en los planes de respuesta a incidentes de la organización y asegurarse de que tengan procesos para reportar rápidamente cualquier problema de seguridad que pueda afectar a la organización.

La Gestión de Proveedores de Servicios es crucial para proteger contra los riesgos de seguridad que pueden surgir de la cadena de suministro y las asociaciones comerciales. Al evaluar, monitorear y gestionar rigurosamente a los proveedores, las organizaciones pueden mitigar significativamente los riesgos asociados con terceros y mantener una postura de seguridad robusta.

Seguridad en el software de aplicación

El decimosexto Control CIS, «Seguridad en el Software de Aplicación», se enfoca en establecer prácticas seguras en el desarrollo y mantenimiento de software para prevenir vulnerabilidades y proteger contra ataques que pueden explotar debilidades en las aplicaciones. Este control es fundamental para garantizar que las aplicaciones utilizadas por la organización no se conviertan en puntos de entrada para los atacantes.

Aspectos clave del control

Desarrollo seguro de aplicaciones: adoptar y seguir un enfoque de desarrollo de software que incorpore prácticas de seguridad desde el inicio, incluyendo la codificación segura, el diseño de seguridad y la revisión de seguridad en todas las fases de desarrollo.

Pruebas de seguridad de aplicaciones: realizar pruebas de seguridad exhaustivas, como pruebas de penetración y análisis de código, para identificar y corregir vulnerabilidades antes de que el software sea desplegado o actualizado.

Gestión de dependencias y componentes de terceros: evaluar y gestionar los riesgos asociados con el uso de bibliotecas, frameworks y componentes de software de terceros dentro de las aplicaciones.

Actualizaciones y parches de aplicaciones: mantener las aplicaciones actualizadas con los últimos parches de seguridad y realizar un seguimiento de las versiones para asegurar que se utilizan las iteraciones más seguras y actualizadas.

Respuesta a incidentes de seguridad en aplicaciones: desarrollar y ejecutar un plan de respuesta específico para abordar incidentes de seguridad que afecten a las aplicaciones, incluyendo la comunicación rápida de problemas y la implementación oportuna de soluciones.

La Seguridad en el Software de Aplicación es esencial en el panorama actual de amenazas cibernéticas, donde las aplicaciones a menudo son el blanco principal de los atacantes. Al implementar un enfoque de seguridad integral en el ciclo de vida del desarrollo de software, las organizaciones pueden reducir significativamente el riesgo de brechas de seguridad y proteger la integridad de sus sistemas y datos.

Gestión de la Respuesta ante Incidentes

El decimoséptimo Control CIS, «Gestión de la Respuesta ante Incidentes», se centra en la preparación, detección, respuesta y recuperación ante incidentes de seguridad cibernética. Este control es crucial para limitar el daño, recuperarse de las interrupciones de los ataques y reducir el riesgo de futuros incidentes.

Aspectos clave del control

Planificación de respuesta a incidentes: desarrollar y mantener un plan de respuesta a incidentes que defina roles, responsabilidades, procesos y comunicación en caso de un incidente de seguridad.

Equipo de respuesta a incidentes: establecer un equipo dedicado a la respuesta a incidentes, equipado con las herramientas y habilidades necesarias para evaluar y mitigar rápidamente los daños de los incidentes de seguridad.

Capacitación y ejercicios: realizar capacitaciones y simulacros regulares para asegurar que el personal esté preparado para responder de manera efectiva a los incidentes de seguridad.

Detección y análisis de incidentes: implementar sistemas y procesos para detectar rápidamente incidentes de seguridad y realizar un análisis inicial para determinar el alcance y el impacto.

Recuperación y mitigación: desarrollar estrategias para contener, erradicar y recuperarse de incidentes, así como para mitigar cualquier impacto en las operaciones de la organización.

Revisión post-incidente y mejora continua: realizar revisiones post-incidente para identificar lecciones aprendidas y oportunidades de mejora en las políticas, procedimientos y controles de seguridad.

La Gestión de la Respuesta ante Incidentes es un componente esencial de una estrategia de seguridad cibernética robusta. Al estar preparadas para responder rápidamente y de manera efectiva a los incidentes, las organizaciones pueden minimizar el impacto de los ataques de seguridad, mantener la confianza de los stakeholders y mejorar continuamente su postura de seguridad.

Pruebas de PenTesting

El decimoctavo y último Control CIS, «Pruebas de PenTesting«, se refiere a la importancia de realizar pruebas de penetración (PenTesting) para evaluar la efectividad de las medidas de seguridad implementadas en la organización. Estas pruebas simulan ataques cibernéticos en un entorno controlado para identificar vulnerabilidades y puntos débiles en la infraestructura de seguridad.

Aspectos clave del control

Planificación de pruebas de penetración: desarrollar un plan para pruebas de penetración que defina objetivos, alcance, métodos y frecuencia. Este plan debe ser acorde con los riesgos y la complejidad de la infraestructura de la organización.

Selección de metodologías y herramientas: utilizar metodologías de pruebas de penetración reconocidas y herramientas avanzadas para simular una variedad de ataques contra los sistemas, aplicaciones y redes de la organización.

Ejecución de pruebas de penetración: llevar a cabo pruebas de penetración de manera regular, empleando tanto pruebas automatizadas como esfuerzos manuales para una evaluación exhaustiva.

Análisis de resultados y remediación: analizar los resultados de las pruebas de penetración para identificar y priorizar las vulnerabilidades detectadas, y luego implementar las medidas de remediación necesarias.

Documentación y reporte: documentar los hallazgos, las acciones tomadas y las lecciones aprendidas de cada prueba de penetración, y compartir estos informes con los stakeholders relevantes.

Mejora continua de la seguridad: utilizar los resultados de las pruebas de penetración para mejorar continuamente las estrategias y controles de seguridad, adaptándose a los cambiantes entornos de amenazas y tecnologías.

Las pruebas de pentesting son esenciales para una estrategia proactiva de seguridad cibernética, ya que permiten a las organizaciones identificar y corregir proactivamente las vulnerabilidades antes de que puedan ser explotadas por atacantes. Esta práctica no solo fortalece la seguridad de la infraestructura tecnológica, sino que también contribuye a una cultura de seguridad consciente y evolutiva.

Conclusión: dominando los 18 controles CIS con Minery Report

Para concluir, los 18 Controles CIS constituyen un marco robusto y esencial para mejorar la seguridad cibernética en las organizaciones. Estos controles, que abarcan desde la gestión de activos y la protección de datos hasta la respuesta ante incidentes y las pruebas de penetración, ofrecen un enfoque exhaustivo y estratégico para salvaguardar contra una diversidad de amenazas digitales. La implementación eficaz de estos controles no solo refuerza la seguridad de una organización, sino que también promueve una cultura de conciencia y preparación en seguridad cibernética.

En este escenario, Minery Report destaca como un orgulloso CIS Supporter, proporcionando una colaboración experta en la implementación de estos controles para empresas que buscan elevar su seguridad cibernética. Con servicios especializados, incluyendo informes CIS18, Minery Report se dedica a guiar a las organizaciones en la adopción efectiva de estas prácticas de seguridad. Ofreciendo soluciones personalizadas, Minery Report asegura que cada cliente reciba la orientación y el apoyo necesarios para adaptarse a sus necesidades específicas y lograr una seguridad integral y eficiente.

Al colaborar con Minery Report, las empresas no solo ganan un aliado en seguridad cibernética, sino que también se benefician del conocimiento y la experiencia de un experto en el campo. Minery Report se compromete a proporcionar la asesoría, las herramientas y el soporte requeridos para que las organizaciones naveguen con confianza en el complejo mundo digital, asegurando sus operaciones y protegiendo su información más valiosa. Con su enfoque en los Controles CIS, Minery Report se posiciona como un recurso invaluable para las empresas que buscan alcanzar y mantener altos estándares de seguridad cibernética.

Redacción Emprendedores