x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La española Verne Group consolida su nueva línea de negocio en energías renovables

Verne Energy, la línea de negocio dedicada al sector de la energía de Verne Technology Group, facturó 12,5M€ en 2022, con la previsión de crecer un 60% en 2023 y ...

12/05/2023  Carlos LópezNoticias de empresa

/COMUNICAE/

Verne Energy, la línea de negocio dedicada al sector de la energía de Verne Technology Group, facturó 12,5M€ en 2022, con la previsión de crecer un 60% en 2023 y alcanzar los 50M€ en los próximos 3 años

Verne Technology Group, holding empresarial alicantino especializado en telecomunicaciones, energía y tecnología, consolida su nueva línea de negocio en energías renovables como parte de su estrategia de diversificación.

Verne Energy, que trabaja con las principales comercializadoras y operadoras en España y Portugal, está especializada en el diseño, instalación y mantenimiento de instalaciones de autoconsumo fotovoltaico y puntos de recarga de vehículos eléctricos para el sector residencial e industrial.

En su primer año de vida, la nueva línea de negocio de Verne Group ha logrado una facturación de 12,5 millones de euros, con la previsión de crecer un 60% en 2023 y el objetivo de alcanzar los 50 millones de euros en los próximos tres años, convirtiendo la energía en una parte relevante del negocio de la compañía.

Verne Energy cierra 2022 con una potencia instalada de 29,55 MW, lo que equivale a la instalación de más de 59 000 módulos y supone un ahorro en emisiones de CO2 a la atmósfera de 9160 kg de CO2. Para 2023, la compañía pretende aumentar la potencia instalada hasta los 44,7MW, alcanzando los 89 000 módulos y un ahorro de casi 14 000 kg de CO2.

«Esta nueva línea de negocio supone un importante paso para reforzar nuestra posición como compañía diversificada, competitiva y preparada para responder a la creciente demanda de energía limpia y respetuosa con el medioambiente. Las energías renovables y en concreto la energía solar fotovoltaica, tienen un papel clave en la transición energética en Europa alineada con la Agenda 2030. Estamos hablando de un sector con mucho recorrido, acelerado, además, por el contexto sociopolítico. España parte de una situación muy ventajosa tanto por sus recursos naturales, como por su apuesta por el desarrollo de infraestructuras dentro de su estrategia de descarbonización. Nuestro reto es que la energía se convierta en los próximos 3 años en uno de los pilares de referencia del grupo», señala Gianni Cecchin, CEO de Verne Group.

Fortalezas y perspectivas de Verne Energy
La fuerte presencia nacional y la amplia capilaridad de Grupo Verne, sus capacidades técnicas y de ingeniería, la experiencia en el sector Telco, así como los altos estándares de calidad y satisfacción en la experiencia de cliente, son los principales valores diferenciales de Verne Energy.

El modelo de negocio cubre el ciclo completo de los proyectos ofreciendo soluciones integrales que van desde la ingeniería, el diseño, la instalación y la puesta en marcha, hasta el mantenimiento. Además, aporta un servicio de asesoramiento técnico y comercial, que abarca la gestión de licencias y subvenciones.

«El mercado tiene un alto potencial de crecimiento y cada vez más consumidores, empresas e industrias están invirtiendo en autoconsumo energético. En 2022 dimos un impulso importante a nuestra cartera de clientes con un nivel de actividad muy positivo en el mercado fotovoltaico residencial. Este año, estamos enfocados en consolidar el desarrollo de proyectos en industrial e impulsar el área de movilidad eléctrica para acelerar nuestra estrategia», apunta Carlos Plaza, director de Negocio.

Fuente Comunicae

Carlos Lópeztest tes t