Últimas noticias: Reforma del subsidio por desempleoConsejos para una escucha activa Tropicfeel: viajeros intrépidosEntrevista con José del BarrioGeopolítica e internacionalizaciónArtesanía y mixología en MadridNuevo DS4Aquí hay trabajo¿Qué valora el venture capital?Ideas de negocio honestas
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

El Museo del Jamón invita a los jóvenes a gastar su Bono Cultural

El Museo del Jamón tira de humor para atraer a los jóvenes: los invita a aprovechar su Bono Cultural para disfrutar del ‘jamonismo’, un arte tan válido como el cubismo.

16/05/2024  David RamosMarketing & Ventas
Compartir

En Madrid hay museos tan conocidos como el Prado, el Thyssen-Borsnemisza, el Reina Sofía… o el Museo del Jamón.

No hay la menor duda de que el jamón tiene un lugar destacado en nuestra cultura, pero este establecimiento quiere elevarlo al nivel de arte. Al menos ésta fue la idea con el que jugó en la campaña que lanzó con motivo del Día del Arte.

“Si el cubismo es un arte, el jamonismo ni te digo” o “¿Cómo que no puedo ir al Museo más famoso de Madrid con el bono cultural joven? ¡Y un Jamón!”. Esos fueron los dos mensajes que lanzó en su campaña creativa, visibles en los carteles pegados en las paredes de las calles del centro de Madrid o en los mupis de las estaciones más céntricas de la red de Metro.

¿Qué busca el Museo del Jamón?

Evidentemente, el Museo del Jamón no pretende que se pueda pagar un bocadillo de jamón en sus locales con el Bono Cultural Joven, sino que intenta transmitir que el jamón es un producto único que hay que proteger.

Jugando con este argumento, la cadena de establecimientos lanzó su campaña con el hashtag #ElJamonEsCultura, invitando a los poseedores del Bono Cultural Joven a hacer uso del mismo en sus restaurantes.

Como es lógico, este tipo de gastos no están incluidos entre aquellos en los que se puede utilizar este bono, pero el Museo del Jamón proponía que este producto forma parte de nuestra cultura y planteaba por qué no podían los jóvenes beneficiarse de la alternativa cultural y gastronómica que se ofrece en sus locales, fomentando así el disfrute de la gastronomía local y la cultura del jamón, tan arraigada en nuestra tradición.

De este modo, a lo largo del pasado mes de abril, los poseedores de dicho carnet, ya fuera en formato virtual o físico, pudieron visitar el Museo del Jamón y beneficiarse de su promoción, recibiendo una bebida gratis con la compra de uno de sus bocadillos de jamón de bodega, cebo o ibérico.

“Reivindicamos en tono de humor que el jamón es parte de nuestra cultura. Es un producto único e inimitable. El Museo del Jamón es algo que tenemos la misión de preservar y es importante transmitirlo a las nuevas generaciones. Además, el Museo del Jamón es la marca que defiende y difunde todo lo que tiene que ver con la cultura jamonera”, apuntaba Luis Alfonso Muñoz, tercera generación de dueños de estos establecimientos, la empresa familiar Marcelo Muñoz e Hijos.

Así pues, la compañía no sólo busca hacer algo de ruido y llevar a clientes a sus locales, sea cual sea su edad, haciendo referencia a la cultural del jamón. También busca atraer al público joven, algo que no siempre es fácil cuando se trata de negocios tan tradicionales como los establecimientos del Museo del Jamón.

Más de medio siglo de historia

La empresa nació en el año 1970, como almacén mayorista especializado en la selección y distribución de jamones y embutidos. Años más tarde, la compañía daría un giro, poniendo en marcha locales en los que combinaba el negocio de charcutería con la hostelería.

Actualmente, cuenta con siete locales con este formato, todos ellos emplazados en el centro de Madrid, donde ofrece jamón, todo tipo de embutidos y quesos, además de platos tradicionales como paella, croquetas, tortilla, callos, patatas bravas, ensaladilla rusa, salmorejo, gazpacho, huevos rotos, calamares a la romana, boquerones fritos, gambas al ajillo, etc.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.
Compartir