Últimas noticias: Máster en comercio internacionalEvento Inteligencia Artificial100 franquicias que crecenNuevas subvenciones Gijón ImpulsaFESesDESIGN 2024Crédito fiscal de WallboxCómo evitar fuga de talento jovenMejores proveedores dropshippingToteemi, gaming para deportistasNuevo Lexus LBX
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La fragmentación geoeconómica, barrera para la internacionalización

El entorno en el que las empresas deben vender sus productos y servicios está marcado por una fragmentación geoeconómica en medio de crecientes tensiones geopolíticas.

04/05/2024  David RamosMarketing & Ventas

La internacionalización se ha frenado en los últimos años. Apenas el 9% de las empresas españolas venden fuera de España, según los datos de Iberinform, filial de Crédito y Caución.

La presencia internacional se mantiene en un nivel similar al de hace un año, pero se ha reducido 2 puntos porcentuales respecto a los niveles previos a la pandemia.

La explicación a esta contracción es clara: la fragmentación geoeconómica. Al menos ésta es la interpretación que hace Iberinform. “El entorno en el que las empresas deben vender sus productos y servicios en 2024 está marcado por una fragmentación geoeconómica en medio de crecientes tensiones geopolíticas. Este contexto de debilitamiento de la apertura comercial, unido al encarecimiento de los costes financieros para afrontar nuevas inversiones, ha debilitado la capacidad de las empresas para abrir nuevos mercados”, detalla la empresa en su análisis.

En EMPRENDEDORES ya hemos hablado de este complejo entorno de inestabilidad política y económica, que se conjuga con otros factores (crisis climática, transformación digital acelerada, irrupción de la IA, crisis de talento…), dando lugar a la denominada permacrisis.

Mucho localismo, poco internacionalización

Los datos recopilados por Iberinform, a partir de la encuesta realizada a 500.000 empresas, desvelan que no sólo se exporta poco, sino que buena parte de las compañías españolas apenas sale de su localidad o su provincia.

Así pues, una cuarta parte de las empresas consultadas (24%) indican que operan en el ámbito local. Además, el porcentaje de empresas estrictamente locales está 5 puntos porcentuales por encima de los valores prepandémicos. Y casi 3 de cada 10 compañías (28%) no salen de los límites de su provincia.

Llama la atención el bajo porcentaje de empresas que se mueve en un entorno regional, puesto que apenas un 8% de las consultadas dicen vender en su comunidad autónoma. Sin embargo, 3 de cada 10 compañías (31%) tienen un mercado nacional.

Estos datos permiten extraer una conclusión: cuando una empresa da el paso del ámbito local o provincial, no se queda en límites de su región. Una vez que se anima, aprovecha para extenderse al resto de España o, al menos, a las comunidades limítrofes, expandiéndose como una mancha de aceite.

La estrategia de internacionalización es similar, ya que podemos observar que las comunidades más próximas a la frontera con otros países presentan los niveles más altos de empresas con presencia internacional.

“Las comunidades más cercanas a la frontera francesa o al Mediterráneo presentan un tejido empresarial más abierto y porcentajes más elevados de empresas que consideran que su mercado es global. La mayor internacionalización del tejido empresarial se da en Navarra (17% de las empresas), La Rioja (16%), País Vasco (16%), Aragón (13%) y la Comunidad Valenciana (12%)”, detalla Iberinform.

La fragmentación geoeconómica, barrera para la internacionalización

Por el contrario, las tasas más bajas de internacionalización se dan en los archipiélagos de Canarias (2%) y Baleares (4%), Ceuta (5%), Galicia (6) y las dos grandes comunidades autónomas la Meseta, Castilla y León (6%) y Castilla-La Mancha (6%).

La insularidad es un condicionante muy importante. De hecho, la mitad de las empresas canarias y baleares operan únicamente a nivel local (49% y 51%, respectivamente). Igualmente, el aislamiento que supone el enclave en territorio africano de Ceuta y Melilla hace que las compañías operen prioritaria y casi exclusivamente en dichas ciudades autónomas: 82% en Melilla y 86% en Ceuta.

No obstante, la apertura de Melilla al mundo es mucho mayor, situándose por encima de la media nacional, ya que el 11% de sus empresas venden fuera de España. De hecho, son más las compañías que exportan que las que venden a escala nacional.

La internacionalización va por sectores

El sector de actividad determina en gran medida la tendencia hacia la internacionalización. “Las empresas industriales (19%), logísticas (12%) y de comunicaciones (12%) piensan más en global que las de hostelería (1%), sanidad (2%), construcción (2%) o educación (3%), que trabajan más pegadas al terreno”, puntualiza Iberinform.

Asimismo, las empresas de hostelería (83%), educación (49%), sanidad (40%) y comercio (34%) son las más locales, en contraste con las empresas logísticas (4%), de comunicaciones (6%) e industriales (8%).

La fragmentación geoeconómica, barrera para la internacionalización
David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.