x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Así afectarán al turismo las políticas de Milei en Argentina

Un sector en el que las empresas españolas tienen mucho en juego y en el que ya se vislumbran préstamos más baratos y un acceso más fácil a la inversión

24/11/2023  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio

Ya es un hecho, Javier Milei ha ganado la Presidencia en Argentina y el país vivirá grandes cambios, según el programa electoral del nuevo presidente. Entre ellos, la dolarización de la economía, un recorte drástico del gasto público y la completa liberalización de la economía.

Si cumple con este programa, ¿cómo afectará al sector turístico en la que es la mayor economía de América Latina? ¿Con qué rapidez podríamos ver cambios? ¿Qué relevancia tiene esto para el sector turístico internacional? 

Para Nicolás Posse, country manager para Argentina de Civitatis, el mayor vendedor online de tours y actividades del mundo y una empresa con gran presencia en Argentina, «es importante tener en cuenta que cualquier cambio no llegará hasta dentro de algún tiempo, Milei no tomará posesión de su cargo hasta dentro de varias semanas y llevaría tiempo introducir cambios tan importantes. También necesitará la aprobación legislativa para tales cambios, y su partido no tiene mayoría. Así que las cosas podrían suavizarse o incluso no llevarse a cabo”.

«No obstante, a pesar de ser los primeros días, el sentimiento de inversión internacional parece ciertamente elevado, las acciones y los valores rebotaron muy rápidamente.  Eso indica que quizá pronto las empresas de viajes de Argentina reciban más atención de los inversores, lo que significa préstamos más baratos y un acceso más fácil a la inversión, y eso es una gran noticia para muchas empresas de viajes muy necesitadas de dinero para innovar y crecer».

Los efectos de la dolarización de Milei

Con respecto a la posible dolarización de la economía, Posse señala que actualmente, en algunos casos, los proveedores de viajes radicados en Argentina (como los hoteles más grandes o los operadores de tours y actividades) que se dirigen a llegadas internacionales, ya pueden vender en dólares a través de Internet. 

«Sin embargo, esos son una minoría y se limitan más a las cadenas hoteleras y, desde luego, no a los pequeños proveedores de tours y actividades. Pero independientemente de la capacidad de alguien para vender online en dólares, una vez que ese dinero llega a su cuenta bancaria argentina se convierte automáticamente en pesos y al precio oficial del Estado, que es moneda controlada y está muy lejos de lo que se obtendría por los dólares si se comprara en efectivo en la calle».

Por esta razón y también debido a algunas otras medidas reguladoras que a menudo actúan como un lastre para las empresas o distorsionan la economía libre, la realidad es que una parte importante de la economía turística argentina funciona en efectivo y, por lo tanto, en gran medida fuera de línea. 

Posse comenta que, visto desde una perspectiva puramente empresarial y no política, el potencial para levantar los controles de divisas y desregular el sector de los viajes en general podría parecer positivo a medio y largo plazo: «La eliminación de los retos monetarios y el levantamiento de las regulaciones liberaría a las empresas de viajes para hacer lo que mejor saben hacer, que es proporcionar servicios de viaje; esto al tiempo que se eliminan los riesgos que no son esenciales para lo que hacen, en particular la exposición a las divisas, pero más en general simplemente el riesgo de que la semana que viene de repente tengas alguna nueva obligación o coste que no tenías previsto”.

emprender en turismo. mujer sacando la cabeza por una ventanilla en vacaciones

«Mientras tanto, el paso del dinero en efectivo a los pagos digitales beneficia a todo el ecosistema de los viajes, incluidos los vendedores, los proveedores y, por supuesto, también al propio viajero final: los viajeros pueden pagar en línea, los reembolsos pueden automatizarse, se puede predecir cuánta gente vendrá mañana, etc., todos se benefician de una evolución hacia una economía digital que ahora mismo no existe realmente en los viajes en Argentina”, añade.

«Y, evidentemente, los viajeros internacionales son más propensos a visitar un país en el que poder pagar las cosas de forma fácil y rentable es algo normal, y se puede reservar y pagar en línea fácilmente. La apertura de las rutas aéreas a la competencia internacional también crearía más vuelos de llegada a precios más asequibles, lo que atraería a más turistas. Y lo que es muy importante, todo ello animaría a más argentinos a viajar de nuevo al extranjero para pasar sus vacaciones, algo que prácticamente ha dejado de hacerse: una de las 20 mayores economías del mundo ha estado ausente internacionalmente como mercado emisor durante mucho tiempo.»

Retos para el sector

No obstante, Civitatis reconoce que si el nuevo gobierno introduce las reformas que prometió en campaña, a corto plazo habrá retos para el sector turístico. Posse señala que existe incertidumbre sobre cuándo, si y en qué medida estas promesas de campaña se cumplirán o no, o incluso que podrían cumplirse y luego dar marcha atrás: «Si pasamos al dólar, se necesitarán nuevos sistemas de procesamiento de pagos y, a medida que la gente aproveche para empezar a vender y luego a operar sus negocios digitalmente, habrá un largo periodo de adaptación. Será un gran cambio cultural y tecnológico, que requerirá inversión y formación y comunicación con los clientes y mucho más”.

«También habrá perdedores, las empresas de viajes que antes dependían de contratos gubernamentales o se beneficiaban de políticas económicas y reguladoras que distorsionaban el ecosistema de los viajes se verán en la necesidad de adaptarse, muy rápidamente a medida que su mercado principal desaparece».

Redacción Emprendedores