x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas

¿Como se están transformando los kioscos para sobrevivir?

Venta de agua, refrescos, snacks, chucherías, juguetes, cromos, bisutería, bolsos… Los kioscos llevan años vendiendo casi de todo para sobrevivir a la crisis de la prensa escrita. Ahora, también se ...

22/08/2023  David RamosIdeas de negocio

La crisis de la prensa escrita no sólo está afectando a los propios medios de comunicación ni a quienes trabajan en ellos, sino que también produce daños colaterales. Por ejemplo, las imprentas y los kioscos de prensa están sufriendo duramente el descenso del consumo de periódicos y revistas en papel.

Además, cada vez son menos los medios en formato físico que resisten el empuje de los digitales y de las redes sociales, que son ya la principal fuente de información para muchas personas, sobre todo los más jóvenes.

Ante tal situación, los kioscos de prensa han tenido que ir adaptándose para seguir siendo rentables. Por ejemplo, estos establecimientos siempre han sido distribuidores de determinados productos que reportaban buena parte de sus ingresos, como tabaco, bonobuses, cromos, chucherías…

Con el tiempo, los kioscos han ido ampliado su catálogo de productos al margen de la prensa con el fin de aumentar su rentabilidad, algo de lo que ya hemos hablado en EMPRENDEDORES. Por ejemplo, los ubicados cerca de colegios suelen ofrecer todo tipo de chucherías, snacks, bebidas, juguetes, cromos, etc. Y en las zonas más turísticas, los kioscos también ponen a disposición de sus clientes souvenirs, bolsos, gafas de sol, bisutería, etc.,

Y ahora han descubierto nuevas formas de obtener ingresos. Por ejemplo, algunos de estos puntos de venta en Madrid están instalando taquillas de entrega de recogida de paquetes o incluso cajeros.

Según explica El Confidencial, se trata de un proyecto piloto aprobado por el consistorio de la ciudad, que ha recogido la propuesta de Urban Service Point, una compañía que ya ha transformado alrededor de 200 kioscos de Barcelona, Madrid, Málaga y Granada.

“Su modelo de negocio se ha deteriorado, es un negocio que necesita transformarse y adaptarse”, afirma Luis Sancho, cofundador de la empresa, en declaraciones para El Confidencial.

La compañía se ha propuesto revolucionar el concepto tradicional de kiosco, aprovechando la implantación que ya tienen en las ciudades para convertirse en puntos que sirvan también como estaciones de medición de ruido y contaminación o puestos de recarga para patinetes, bicicletas o motos eléctricas, además de los citados lockers de paquetería y cajeros automáticos.

Urban Service Point cuenta con un acuerdo con Amazon para las taquillas de paquetería, mientras que su socio para los cajeros es Enronet. Además, tiene acuerdos con diversas compañías de movilidad eléctrica, como Yego Urban Mobility, Superpedestrian, Ridemovi o Cooltra. También tiene partners de otros sectores, como Epay (recargas telefónicas) o Europastry (pan), según el diario.

Por el momento, sólo hay tres kioscos en Madrid que están formando parte de esta prueba piloto: en la Plaza de Castilla, en la calle de Goya y en la calle de la Princesa, junto a la parada de metro de Argüelles y de El Corte Inglés.

Estas ubicaciones han sido propuestas por la Asociación de Vendedores de Prensa, una vez que Urban Service Point y el Ayuntamiento de Madrid firmaron el acuerdo. “Hemos estado un año hablando con el Ayuntamiento hasta que nos avisaron de que esto iba para adelante y supongo que ahora llegaremos a un acuerdo para que adhieran muchos más quioscos”, indica al diario uno de los kiosqueros pioneros en esta iniciativa. “Todos los días se reparten paquetes”, afirma. Y reconoce que, gracias a ello, se “arrastra un poco más de gente” hacia su establecimiento.

La compañía aspira a transformar todos los kioscos de España —entre alrededor de 5.000 o 6.000 puntos—. Además, quiere extender su propuesta al resto de países del Sur de Europa: Portugal, Italia y Grecia.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.