Últimas noticias: Qué hacer con un portavoz bocazasQué es un project managerEl negocio de las mascotasDe Nueva Orleans a ZaragozaYa son 59 en MadridEmprendedores habla de eSportsPor qué triunfa esta escuela Reforma del subsidio por desempleoConsejos para una escucha activa Tropicfeel: viajeros intrépidos
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La repostería que surgió de una versión beta

Un relevo generacional en una bombonería tradicional, con 40 años a sus espaldas, ha dado paso a un negocio online especializado en la personalización de dos de sus productos estrella ...

25/02/2014  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio
Compartir

Lo más habitual es lo siguiente: tienes un buen producto entre manos y decides abrir un local en la mejor ubicación de la ciudad. Y luego ocurre que los clientes no terminan de llegar, a pesar de invertir en marketing. Y terminas cerrando, presionado por los costes fijos, aunque tu producto sea bueno y tengas una propuesta valor diferente. Lo hemos visto ya con muchos (demasiados) proyectos de repostería que han abierto y cerrado en menos de un año (como La Rosconada, en Madrid).

Por eso la bombonería online SingularChocolat.com nos ha llamado la atención y se ha merecido un espacio como empresa innovadora. Es la historia del relevo generacional en una bombonería tradicional de Mataró (Barcelona) que ha decidido aprovechar un producto innovador de éxito (piruletas de chocolate personalizables) para reinventar el negocio familiar en un comercio online dirigido al cliente final, pastelerías, mercado corporativo e incluso floristerías (tienen un ramo de piruletas de chocolate).

¿Funciona esta propuesta por ser online? ¿Es más fácil de defender un negocio de este tipo online que offline? “Tiene, creo, más visiblidad. Hay que buscarla, está claro, pero creo que obtiene más visibilidad que si hubiera sido un negocio offline. En Internet, permite captar a tus clientes y posicionarte de tal forma que la gente te encuentre cuando está buscando un producto similar”, explica Elisenda Peradejordi, la emprendedora detrás del proyecto. “Al ser un producto novedoso, los consumidores no buscan ‘chocolate personalizado’ o ‘piruletas personalizadas’. Se le ocurre a poca gente. No es lo mismo que buscar una palabra común, en la que hay competencia, pero si estás bien posicionado…”, asegura Peradejordi.

[pullquote align=’center’]“Si hubiéramos montado una tienda física, no habría sido un proyecto viable”[/pullquote]

“El target de clientes es muy distinto al que estábamos acostumbrados en la tienda física familiar. Esto obliga a reinventarte. Es más complicado vender la imagen de tu producto. En un escaparate físico es fácil. En Internet lo tienes que traducir en imágenes, lo que es más difícil de conseguir. La manera de comunicar tampoco es la misma. Si tú puedes estar físicamente explicando el producto, no es lo mismo que chatear o hablar por teléfono con un cliente”, explica.

Saber esto marca la diferencia entre un negocio de repostería que se queda en el camino y uno que sigue adelante. Bueno, eso e inventar monas de Pascua desmontables para personalizar y poder enviar por correo.

Una buena idea

Elisenda Peradejordi: SingularChocolat.com

“Es importante crear momentos de consumo. Ofrecemos packs de producto (piruletas de chocolate y azúcar glasé) con un pedido mínimo de 15 unidades para fiestas de cumpleaños, bautizos, bodas, despedidas de soltero, felicitaciones navideñas, Halloween, San Valentín, Gigantes y Cabezudos…”.

Redacción Emprendedores
Compartir