Últimas noticias: Ayudas para ser más sostenibleGovtech 4 Impact World CongressPremios Emprende XXI O2 y O3 para el riego agrícolaNuevo Alfa Romeo JuniorLos bosques de NaturgyAlex Sicart reaparece en VenezuelaMapa del talento en EspañaLa IA que nos cuidaPremios REM
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La marca Ebro renace y se sube al vehículo eléctrico

Los vehículos de la mítica marca española Ebro volverán pronto a las carreteras. La compañía ya ha presentado sus primeros modelos, que llegarán al mercado a finales de 2024. Está ...

20/08/2023  David RamosOportunidades de negocio

En la memoria queda ya muy lejos aquella época en la que por nuestras carreteras circulaban vehículos de marcas españolas como Pegaso, Santana, Barreiros, Montesa, Bultaco o Ebro.

Estas marcas nacieron durante la dictadura, fruto de la autarquía y del aislamiento internacional de España. Y todas ellas se vieron abocadas a la desaparición con la apertura de nuestro país a las enseñas fabricadas más allá de nuestras fronteras.

Pese a que el motor español se ha quedado prácticamente huérfano de marcas nacionales con proyección internacional, con la salvedad de Seat, en manos del grupo Volkswagen, nuestro país puede enorgullecerse de ser líder en la industria de la automoción. No en vano, España es el segundo fabricante de Europa, sólo por detrás de Alemania, y noveno del mundo.

Además, hay un puñado de pequeños productores nacionales de vehículos, como Atelier Tramontana, Comarth, DSD, Spania GTA o Hurtan, del que ya hablamos hace mucho tiempo.

A todas éstas se va a sumar Ebro, la histórica enseña creada en 1954 por Motor Ibérica, tras la nacionalización de las fábricas de Ford en nuestro país. La marca produjo durante años todo tipo de vehículos, como todoterrenos, furgonetas, camiones o autobuses, así como maquinaria agrícola (tractores, cosechadoras, etc.) y maquinaria para la construcción y obras públicas. La enseña perduró hasta la década de los ochenta del siglo pasado, cuando Nissan se hizo con el control de la empresa y la fue arrinconando hasta dejar de utilizarla.

Sin embargo, la marca ha renacido de la mano de EV Motors. La compañía anunció en 2021 la resurrección de Ebro, que se ha concretado este año, con la presentación de dos vehículos eléctricos en la última edición del Salón del Automóvil de Barcelona: un pick-up y una furgoneta compacta.

EV Motors espera que sus nuevas creaciones lleguen al mercado a finales de 2024, pero todavía ha de salvar un escollo importante: necesita inversores. Según informa Economía Digital, ha abierto una ronda de financiación con el objetivo de captar los 20 millones de euros que requiere para iniciar la producción, que se llevará a cabo en el D-Hub de Barcelona, emplazado en las instalaciones de la antigua factoría de Nissan en la Zona Franca.

Ebro ha encargado a Andbank España que lidere esta primera ronda de financiación, que se destinará a financiar la ingeniería de los modelos que se fabricarán, un pick-up basado en el modelo Nissan Navara y una furgoneta compacta deriva de la Nissan NV200.

Además, la empresa tiene previsto salir a cotizar al BME Growth, el mercado alternativo bursátil español. Lo hará a lo largo del presente ejercicio o a comienzos de 2024.

Ebro no es la única marca española de vehículos que ha vuelto a la vida últimamente. Hispano Suiza fue relanzada en 2019, con la presentación de un coche eléctrico llamado Carmen. Se trata de un automóvil de lujo, ya que parte de un precio cercano a los 2 millones de euros.

También hemos visto el renacer de la marca de motos Bultaco, de la que nos hacíamos eco en este reportaje publicado en EMPRENDEDORES hace ya algunos años. En este caso, la marca regresó al mercado alejándose bastante de sus orígenes.

La primera nueva Bultaco fue una moto-bike eléctrica, a mitad de camino entre una motocicleta y una bici a batería. Después puso en el mercado Rapitan y Rapitan Sport. La primera es una moto de carretera, mientras que la segunda presenta un diseño más deportivo, con más reminiscencias de la antigua Bultaco.

Sin embargo, la compañía no ha seguido produciendo más motos, sino que se ha centrado en el merchandising de la marca, que tiene un amplio mercado entre los más nostálgicos. “Que Bultaco vuelva a hacer motocicletas supone que todo el mundo de Bultaco vuelva a moverse alrededor, aunque nunca ha dejado de existir. Hay páginas web en todos los países, ropa, merchandising…”, afirmaba Juan Manuel Vinós, consejero delegado de Bultaco Motors.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.