x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Negocios que no montaría hoy (o negocios que van a morir por la IA)

Agencias de modelos, bancos de fotografía, servicios de traducción, empresas de meteorología… son muchos los negocios que se van a ver arrollados por la nueva inteligencia artificial.

23/05/2023  Pilar AlcázarIdeas de negocio

¿Qué negocios no montarías ahora? Hemos pedido a varios inversores que piensen una lista negra de negocios ruinosos o poco rentables. Negocios que ya están fuera del mercado porque se han quedado obsoletos o que van a estarlo a corto o medio plazo. Vamos, un recorrido mental contrario al que habitualmente hacen cuando hablamos de oportunidades de negocio.

El resultado es que el avance de la inteligencia artificial ha abarcado el 90% de las reflexiones sobre lo que va a dejar de ser negocio y pasará a engrosar el listado que se inició con el primer crack provocado por la tecnología y que se llevó por delante videoclubs, empresas de software y suministros informáticos, locutorios telefónicos y academias de mecanografía y taquigrafía, por poner algunos ejemplos.

Y un poco más tarde empresas de revelado de fotos y copisterías o las tiendas de vinilo, que aunque todavía existen, se han convertido en negocios muy de nicho. Incluso nuevos modelos de negocio que surgieron al calor de la tecnología y que perecieron con las tarifas planas de internet, que dieron la puntilla a los cibercafés.

¿Por qué mueren los negocios?

Generalmente por no saberse adaptar a los cambios en los hábitos de consumo o por la entrada de tecnologías disruptivas. “Tecnologías disruptivas que cambian la manera en la que funciona el mundo y que al llegar tienen un impacto en la industria y en los trabajos, bien porque cambian las necesidades del mercado o porque hacen que ya no sean necesarias personas para llevarlas a cabo”, comenta Álvaro Cuesta, CEO de Sónar Ventures.

Y añade: “Ahora mismo, lo más disruptivo de todo es la inteligencia artificial en general y lo que representa ChatGPT. A la pregunta, ¿qué empresas no montaría ahora? la respuesta rápida es pensar en qué tecnologías van a sustituir en gran parte al ser humano, no hoy, sino en los próximos 5 años. Y cuáles son los hábitos que más han cambiado en estos últimos años: el uso de móviles y el mundo digital y la IA en los procesos productivos junto con la robótica”.

Cambios de consumo

Pero no todo lo que muere está relacionado con la tecnología. Cambios provocados por las nuevas necesidades del consumidor, como el cuidado del medioambiente, también afectan a lo que hoy es negocio y dejará de serlo a corto o medio plazo. Como los comercios de peletería o cualquier tipo de transporte impulsado por gasolina o diésel.

Hay también negocios que dejan de ser una oportunidad porque están en “mercados muy maduros, donde su crecimiento puede ser limitado, pero en los que soluciones de digitalización y nuevos modelos de negocio pueden dar determinadas oportunidades”, explica Orfeo Balboa, de Acceleration Manager de First Drop.

“O que siguen siendo una oportunidad para emprendedores, pero que no tiene sentido que se apoyen en fondos de inversión; el sector viajes, por ejemplo, donde la mayor parte son negocios muy maduros”, añade Balboa.

Como representante de un fondo especializado en inversión de impacto, Orfeo Balboa destaca también que a corto, medio o largo plazo tienen muchas papeletas para entrar también en esta lista negra modelos de negocio que “no sean coherentes con la huella que están dejando en su entorno y en el planeta a todos los niveles. Modelos de negocio que puedan dañar a los animales o sobreexplotarlos y tres cuartos de lo mismo en lo que respecta al planeta y a la sociedad en su conjunto».

«En resumidas cuentas, modelos de negocio apoyados en el consumismo, que no optimicen las cadenas logísticas y que impliquen el aumento de la huella de carbono, pierden apoyo por parte de la sociedad, los inversores y los accionistas”, añade Orfeo Balboa.

NEGOCIOS QUE NO MONTARÍA

Vaya por delante que esta lista negra no se ha hecho pensando en que todos estos negocios vayan a desaparecer, sino que dejan de ser una oportunidad con mayúsculas y se quedan en nichos o en modelos en los que habrá que introducir cambios en la forma de hacer las cosas para mantenerse activos. Y otra aclaración: hemos dejado fuera negocios que ya hemos citado en la introducción de este texto y otros similares por no caer en un análisis de obviedades.  

Industria de contenidos

La nueva IA va a dar un revolcón a buena parte de los negocios de creación de contenidos: texto, imagen y vídeo. Negocios como “los bancos de imágenes, ya que ahora las imágenes se van a generar ad hoc para cada persona. Y todo lo que tenga que ver con la creación de textos, hoy ya estamos utilizando esto para escribir contenidos de todo tipo”, comenta Jesús Monleón, cofundador de SeedRocket.

Para Jesús Monleón la edición de vídeo es otro cadáver en ciernes. “Ahora la IA te permite crear vídeos automáticamente. Puedo hacerme un vídeo hablando con mi voz sin necesidad de grabarme. También va a afectar al cine. No digo que desaparezca, digo que se va a transformar la forma de hacer películas. Y también el arte, las ilustracionesLa generación de contenidos es un hit, las marcas necesitan generar contenidos, pero open IA va a pegar un fuerte golpe a esto y veremos a quién afecta y cómo le afecta”.

En definitiva, los contenidos son más necesarios que nunca y tienen más demanda que nunca, pero las reglas del juego van a cambiar tanto que habrá que pensar en nuevos modelos de negocio que encajen en el nuevo paradigma de la IA.

Agencias de modelos

Un efecto colateral de la generación de contenidos con IA es la caída de las agencias de modelos, tal y como apunta Álvaro Cuesta. “Es algo que puede ser menos obvio, pero si ahora mismo con IA yo puedo crear fotografías de personas que no existen y por tanto a los que no tengo que pagarles por su tiempo y por su imagen, crear un modelo de negocio en torno a imágenes de catálogo, salvo que sean celebrities, lo veo obsoleto. Esto no tendrá sentido salvo que lo planteemos de otra manera. Por ejemplo, agencias de modelos digitales, muy alejados de la agencia típica que convoca a 30 personas a un casting para un cliente”.

Pero en el negocio de moda hay pasarelas y eventos en directo. ¿Va a ser todo tan digital? “Yo creo que sí. Creo que las pasarelas es algo muy de ultra nicho. Al final una pasarela de modelos es más un evento social de la industria de la moda pero el 99% de la actividad de los modelos y las modelos de hoy son fotografías de catálogo para productos”, apunta Álvaro Cuesta.

Un final poco feliz que no parece que vaya a sufrir los que parecen primos hermanos de las y los modelos: los influencers. Y eso a pesar de que en China ya existen influencers virtuales. ¿Por qué esta diferencia? Porque “el éxito de los influencers no se debe tanto a su imagen, sino a la audiencia a la que llegan. Ahí las marcas pagan por impresiones, por la audiencia a la que el influencer puede hacer llegar un mensaje, no por una imagen que se pueda replicar. Lo veo como un segmento distinto”, apunta Cuesta.

Servicios de metereología

Una de las mayores sorpresas que trae ChatGPT y otras herramientas de IA generativa es que ponen en riesgo profesiones de perfil alto. Ya no hablamos de robótica que hace tareas repetitivas, como la propia ChatGPT nos ha dicho al preguntarle, sino que afecta a profesiones liberales que parecían al margen de este tsunami, como abogados, expertos en marketing, periodistas, presentadores de televisión…

Un dato: Snezhana Tumánova es la presentadora del tiempo en la televisión rusa SvoyoTV y está creada con IA para hacer pronósticos del tiempo y presentarlos en pantalla. No es un simple busto parlante, ojo, es que ella se encarga de capturar datos, interpretarlos, crearse su propio guion, así como los gráficos y los vídeos para emitirlos en pantalla.

Lo extraordinario no es solo la imagen y la voz tan realistas con las que se mueve en pantalla, es que es capaz de hacer predicciones meteorológicas muy precisas. Y quien dice adiós al hombre del tiempo y las empresas de meteorología dice adiós a otros presentadores y productoras de televisión.

Agencias de traducción

Otro tipo de negocios condenados a quedarse reducido a nicho muy especializados: las empresas de traducción. Cierto que ahora mismo todavía hay que hacer una labor de revisión importante porque la IA se equivoca mucho al traducir, pero “eso va a suceder cada día menos. La traducción de ChatGPT es prácticamente perfecta y puede convertir a voz y en tiempo real cualquier texto con menos fallos que un profesional. Entonces, ¿dónde veo que tiene sentido la traducción? Pues principalmente en la traducción jurada de documentos donde todavía es necesaria una revisión humana. Todavía. Pero si me dices, ¿lo va a ser dentro de tres años? No”, comenta Álvaro Cuesta.

Y añade: “Una idea que yo apuntaría sobre qué negocios no montar ahora es que cuando emprendemos lo hacemos pensando en lo que va a ocurrir dentro de 5 años.Yo siempre lo he tenido en cuenta a la hora de evaluar negocios o de lanzar una nueva idea. ¿Esto llega tarde o demasiado pronto o llega en el momento justo?» «

«Si vas a montar una empresa es porque quieres dedicarle los próximos 5 o 10 años de tu vida. Hoy podemos seguir utilizando traducción jurada y algunas personas no saben que la IA traduce mejor ya que un intérprete normal porque lo hace en tiempo real y lo puede hacer incluso con tu propia voz, o sea con la voz de quien está hablando, pero dentro de 3, 4 o 5 años, si vemos cómo está evolucionando todo, ¿realmente alguien va a buscar un intérprete?», comenta Cuesta.

«Seguiremos necesitando traductores, seguro, pero la cuestión es, ¿el tamaño del mercado se va a mantener, reducir o aumentar? Si quieres estar en ese nicho te tienes que especializar. Por ejemplo, conozco a alguien que es socio de una empresa que se llama Proprio Language, una empresa de traducción jurada, traducción oficial por decirlo así, en hospitales”, explica Álvaro Cuesta.  

Creación de páginas web y aplicaciones

Uno de los efectos colaterales más curiosos de toda esta revolución tecnológica es que la IA generativa también puede programar código. Es decir, puede sustituir la labor de los profesionales que la han creado igualito que sucede en la película Terminator. Máquinas creando máquinas.

Hoy la creación de páginas web y aplicaciones “se ha convertido en un comodity, un producto de bajo valor añadido, porque han entrado muchísimos jugadores en el mercado con productos ya muy similares, con precios muy bajos y una buena parte del servicio se ha conseguido hacer a través de software. Ahora están saliendo herramientas de IA para crear páginas web, incluso aplicaciones desde cero», explica Iñigo Laucirica.

«Además, se ha superado la fase en la que todo el mundo necesitaba una página web o una aplicación detrás de su negocio y ahora existen proveedores de servicio con una competencia feroz y ofreciendo ya un servicio más de mantenimiento que de instalación. Entonces, aquí no vemos oportunidades demasiado atractivas”, añade Laucirica.

Aquí puede quedar un negocio de nicho, “en el desarrollo de productos más sofisticados y que mejoren la experiencia de usuario, porque estas aplicaciones desarrolladas con software suelen tener una experiencia de uso muy estándar y a las empresas les gusta añadir siempre nuevas funciones o categorías específicas para sus negocios”, comenta Eli Martínez, directora de operaciones y ex CEO de Conector.

Call centers y servicios de atención al cliente

Con las empresas de atención al cliente sucede lo mismo que con los contenidos. Nunca van a dejar de tener demanda, pero el modelo está cambiando radicalmente por la tecnología. Eso los convierte en un negocio de riesgo si no se crean desde el principio con las nuevas reglas del juego. “No me montaría un call center salvo que sea automatizado porque los servicios de atención al cliente van a mejorar mucho con la nueva IA”, comenta Jesús Monleón.

Y realmente en los call center ya se puede automatizar el 80% de los procesos con IA. ¿Están condenados a desaparecer? Todo parece indicar que no van a desaparecer del todo porque siempre quedan gestiones que necesitan de la labor humana.

“Si tuviera que montar un call center lo que haría es un call center de nivel 3. Tienes el nivel 1 que son consultas no cualificadas y luego está el servicio al que te pasan cuando se necesita un supervisor o una atención más cualificada. Entonces, yo montaría un call center de soporte ultraespecializado. Antes tenías una empresa de call center, le dabas un training a los teleoperadores y esas personas tenían unas preguntas frecuentes y cada vez que en cada caso tenían una especie de manual de uso de cómo responder. Eso ya va a desaparecer, pero segurísimo», explica Álvaro Cuesta.

«Ahora la cuestión es qué ocurre con esas incidencias que requieren entrenamiento muy específico al que la IA todavía no llega. O que la IA detecta como que esa persona está tan cabreada que solo quiere un humano aunque solo sea por sentir que le está escuchando una persona. Ahí podemos pasar de un call center masivo a un call center de nicho ultraespecializado”, añade.

Comercios de peletería

Irán desapareciendo y no a causa de la IA, obviamente, sino por los cambios en los gustos de consumo. “La creciente preocupación por el bienestar animal y la sostenibilidad, que son tendencias generales, puede hacer difícil justificar la inversión en este tipo de negocios. Cierto que son productos que tienen un valor y no creo que dejen de tenerlo, además del valor por la parte de protección de determinados trabajos artesanales, comunidades locales, etc. pero el impacto negativo tanto sobre el bienestar animal como sobre la sostenibilidad los hace complicados”, apunta Orfeo Balboa.

Por el contrario, negocios similares como los prestamistas y compra y venta de oro parece que van a existir toda la vida. “El oro continuará siendo moneda refugio y más desde que el cripto tiene estas subidas y bajadas y está dando tantos sustos a la gente. El oro tiene un histórico tan potente que no creo que cambie. Y ha sido moneda refugio muchos años, con lo cual yo creo que continuará siéndolo», dice Martínez.

«Y es más, toda la gente que está invirtiendo en blockchain está invirtiendo en metales. Y están hablando de oro y plata como si fuera lo más nuevo del mundo. Y no lo es. Los prestamistas también van a existir siempre, lo único que la tecnología sí que hace que haya prestamistas profesionales, que tengan la pátina de empresa seria y que lo hacen muy bien. Con lo cual, para mí no está muerto para nada. Se ha adaptado a la nueva era digital y los encuentras por todos sitios”, comenta Eli Martínez.

Quioscos de prensa

¿Pueden tener futuro reenfocándose como están haciendo nuevas marcas como Good News Coffee? “Es una buena pregunta. Creo que aquí el planteamiento es más complicado. Es decir, los quioscos son un activo que van a existir en la medida en la que está regulado y tienen unas licencias administrativas como sucede con los taxis. Los taxis al final tú ya tienes la licencia del taxi y va a seguir habiendo taxis, pero el día que salgan los coches autoconducidos ¿tendrá sentido tener un taxi de toda la vida? Pues no», comenta Cuesta.

«Pero si tienes acceso a las licencias de los taxis puedes no sé implementar un servicio para que mientras hacen el transporte tengan servicios de valor añadido: el café, por decir una chorrada. Pero al final se apalanca sobre el hecho de que el quiosco es como un puesto de loterías. Está regulado y, o lo cierras, o le das una vuelta de tuerca».

«En el caso de los quioscos, no creo que alguien diga, el futuro son los quioscos, sino que los quioscos van a desaparecer, pero las licencias administrativas para explotarlos no. Entonces, uno puede pensar, voy a aprovecharme en el buen sentido de la palabra, de todos los concesionarios de esas licencias y voy a ofrecer un nuevo concepto que sí es rentable, que es en lugar de centrarme en prensa escrita, utilizar ese espacio para ofrecerte café, o lo que quiera. Pero no montaría un quiosco hoy en día”, explica Álvaro Cuesta.

Álvaro ha dado en el clavo. El modelo de Good News Coffee y realmente han seguido creciendo. Les entrevistamos en el momento de la pandemia, cuando sus fundadores trajeron a Madrid el concepto que habían ideado en Barcelona. Hoy tienen ya 7 puntos de venta en la capital y 12 en Barcelona (entonces solo tenían 6). Los creadores vieron la oportunidad mirando la reinvención de los quioscos en otros lugares como Londres, París, Berlín o Lisboa donde se han reconvertido en puntos de venta de verduras y hortalizas de Kilómetro Zero, galerías de arte o bares.

Oportunidades por llegar

Para Jesús Monleón, estamos viviendo una revolución brutal que va a afectar a muchos negocios, pero “existe la oportunidad de sumarte a esta ola de la nueva IA. Gente que ha montado empresas para generar avatares, gente que está haciendo contenidos para otra gente, no sé, creo que hay tela que cortar ahí. La gran pregunta que nos hacemos todos es, ¿esto va a ser solo un gran negocio para los grandes players americanos o hay oportunidades para otros? La plataforma tecnológica de IA vamos a utilizar la de las grandes, pero ¿podemos montar negocios sobre esto? Yo creo que sí. Esto tiene pinta de traer una revolución con impacto social”.

Puedes encontrar oportunidades de futuro aquí: 24 oportunidades de negocio muy locas que son magníficos negocios.

Pilar AlcázarPeriodista especializada en oportunidades de negocio, marketing y tendencias.