x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

3 usos de la tecnología geográfica que darán un vuelco a la movilidad en España

Mapas de electrolineras, ciudades de 15 minutos y gemelos digitales son claves para transformar el transporte hacia un modelo realmente sostenible

26/01/2023  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio

Europa aspira a ser un continente climáticamente neutro en 2050. Y eso obliga a dar un giro de 180 grados al modelo de movilidad o la forma en la que nos desplazamos y transportamos mercancías, dos actividades que suponen el 5% del PIB de la Unión Europea y que emplea a más de 10 millones de personas.

El transporte es un sector clave para Europa, pero es uno de los que exige mayores cambios para evolucionar hacia una economía más sostenible: es el responsable de una cuarta parte de los gases de efecto invernadero (GEI) de Europa. Hay que hacer cambios y sin contemplaciones, si se quiere alcanzar el objetivo de ser un continente climáticamente neutro para 2050 como pretenden hoy sus dirigentes.

Un reto que supone reducir el 90% de las emisiones de GEI relacionadas con el transporte mediante una serie de medidas y objetivos recogidos en el Green Deal o Pacto Verde Europeo (PVE). Para su cumplimiento, la tecnología geográfica será fundamental, con soluciones como tecnología de monitorización y análisis de datos climáticos, predicción de riesgos, de gestión inteligente de infraestructuras y transporte…

Entre las medidas concretas, el PVE contempla la revisión de las normas sobre emisiones de la aviación y el transporte por carretera, la modificación del Reglamento sobre las emisiones de CO2 para turismos y furgonetas, iniciativas como ReFuelEU (para el uso de combustibles de aviación sostenibles) o el Fondo de Transición Justa, que contempla inversiones para transporte público sostenible, con un presupuesto de 17.500 millones de euros.

Estas y el resto de iniciativas contempladas requerirán del uso intensivo de la tecnología para su diseño, ejecución y evaluación. En la base de ello se encuentra, más específicamente, la tecnología geográfica. En concreto, Esri, empresa líder en sistemas de información geográfica (GIS) y location intelligence aplicada al transporte y la energía, entre otros sectores, ha identificado 3 puntos críticos en los que este tipo de tecnología ayudará a lograr los objetivos del PVE.

Vehículos limpios y combustibles alternativos

Para 2025, se necesitarán alrededor de 1 millón de estaciones públicas de recarga y reabastecimiento de combustible para los 13 millones de vehículos de cero y de bajas emisiones que se esperan en las carreteras europeas.

En este sentido, contar con recursos que permitan visualizar estos activos y diseñar un plan de despliegue eficaz, como un mapa interactivo de electrolineras, puede ser útil tanto para gestores, como para usuarios, fomentando la adopción de vehículos eléctricos, frente a uno de sus mayores desafíos: el uso en trayectos intercomunitarios y de largo recorrido. Otro recurso similar es el de los visores y hubs de información sobre Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), que permiten a gestores y ciudadanos visualizar una gran cantidad de información de manera sencilla.

Transporte multimodal y movilidad “as a Service”

A medida que las ciudades evolucionan y crecen, también lo hace el reto de proporcionar a los ciudadanos alternativas de movilidad eficientes, sin interrupciones ni saturaciones, que les motiven a elegir formas sostenibles de viajar, de la manera más cómoda, rápida y eficiente posible.

La tecnología, como los sistemas de información geográfica y el análisis de datos espaciales, permite automatizar y gestionar inteligentemente el tráfico, así como la combinación de múltiples modos de transporte para ofrecer al ciudadano un modelo de movilidad “as a Service”, integrando en una única plataforma todos los transportes de una ciudad para que pueda utilizarlos según le convenga. De esta manera, estaremos más cerca de la “ciudad de 15 minutos” como una realidad, un concepto popularizado por el Ayuntamiento de París por el cual los habitantes pueden acceder a la mayoría de sus necesidades esenciales en un corto periodo de tiempo.

Impulso al transporte público

Para 2050, Europa ambiciona una red transeuropea de transporte multimodal, totalmente operativa, con la que lograr un transporte sostenible e inteligente de alta velocidad. No en vano, se espera que el tráfico en trenes de alta velocidad se duplique en la próxima década, lo que se explica por el impulso de las autoridades europeas al tren como medio de transporte de bajas emisiones.

Pese a sus beneficios (especialmente, en cuanto a ahorro de emisiones de GEI), solo el 7 % de los pasajeros y el 11 % de las mercancías viajan actualmente mediante ferrocarril en Europa, medio que supone menos del 0,5% de las emisiones de GEI en el continente. Por ello, la Comisión Europea se ha marcado por objetivo duplicar el transporte ferroviario de mercancías y triplicar la actividad del ferrocarril de alta velocidad de aquí a 2050.

Para aumentar la capacidad y eficiencia de las redes ferroviarias, el sector de la construcción y las infraestructuras está viviendo una auténtica revolución debido a la popularización de los gemelos digitales, réplicas tridimensionales digitales de entornos físicos que permiten visualizar y modelar infraestructuras del mundo real para simular procesos, consiguiendo una mayor eficiencia en proyectos como la ampliación de las redes ferroviarias.

Un ejemplo real del uso de esta tecnología es el proyecto Lund-Arlöv, en Suecia, ejecutado por OHLA con la tecnología ArcGIS de Esri; mediante la combinación de drones, GIS y BIM, se están empleando gemelos digitales para mejorar una de las rutas de ferrocarril más transitadas de Suecia, con un tráfico de 450 trenes diarios y aproximadamente 60.000 pasajeros. Al finalizar las obras, esta capacidad se aumentará a 650 trenes y 80.000 pasajeros diarios.

Puedes leer más sobre oportunidades en movilidad aquí. Seis ideas clave para triunfar en movilidad.