Últimas noticias: Cancelado viaje a la luna de MuskFondo de inversión en IA de CiscoOxóco, chocolate a la gallegaEmprendedores habla de eSportsCrece el número de millonariosMadrid y la champion de los EsportEl éxito de Grosso NapoletanoBrugal The Show celebra la amistadQué hacer con un portavoz bocazasQué es un project manager
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Importación de marcas y productos de belleza

Distribuyen y representan productos de belleza y cuidado personal que, a priori, no tienen presencia en España.

30/07/2012  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio
Compartir

Jorge Martín se introduce en el mercado de la perfumería y la cosmética a través de una de las pocas distribuidoras españolas del sector. “Durante esa época tuve ocasión de conocer las ‘marcas nicho’, con productos únicos, exclusivos y de alta calidad”, explica.

El pulidor de diamantes
Fue en 2009, en un viaje a París, cuando descubre un pulidor realizado con polvo de diamantes. “Me cautivó tanto que lo compré. Y al llegar a Barcelona, pensé en la posibilidad de traerlo a España. Le conté la idea a tres amigos –Carmen Díaz, Beatriz Valderas y Jordi Carrubé–”. Y entre los cuatro trabajaron para poner en marcha 2art Beauty Distribución.

El objetivo de la compañía “es localizar aquellas marcas/productos, con o sin presencia internacional, que por su concepto, calidad y originalidad no estén en nuestro mercado y representen un valor añadido, tanto al propietario del negocio como al cliente final. Pueden ser marcas de éxito internacional o desconocidas”, sostiene Martín. “Lanzamos productos al mercado español únicos, diferentes y de una calidad extrema. Son productos sinceros, veraces y creados por personas independientes, ajenos a estrategias de distribución, marketing y no enfocados a cuenta de resultados”, añade.

Martín recuerda que el problema que tuvieron fue la financiación. “Estábamos orientados, formados y lo único que supuso un desgaste extraordinario fue que un banco confiase en el proyecto. La inmensa mayoría de directores apenas me prestaba atención en el momento en que descubrían que el producto a lanzar eran limas de uñas de diamantes. Nuestro error era intentar negociar con hombres, porque no eran sensibles al proyecto, ni al producto”. Así que pusieron el foco en encontrar una directora de banco y todo OK. Con el asesoramiento de Barcelona Activa y la inversión inicial de unos 45.000 euros, pusieron en marcha la compañía.

http://www.2artbeauty.com

Redacción Emprendedores
Compartir