Últimas noticias: Termas mallorquinas, en este hotelLa mayor inversión en climate techXX Premios EmprendedoresPadres y flexibilidad laboral Cómo recortar gastos sin despedirCajamar Innova Agrotech Rendair, renders generados con IALa Matriz de AnsoffStartups internacionales de éxitoInscripción Campus Emprendedores
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Adiós a las pellas

Quién le iba a decir a Stehen Clarke que las pellas de los estudiantes servirían para desarrollar un negocio que reportara ingresos por valor de 3,5 millones de euros.

24/11/2011  Redacción EmprendedoresIdeas de negocio
Compartir

Al poco tiempo de terminar sus estudios universitarios en Leicester, Stephen Clarke montó en 2000 Truancy Call (actualmente, Contact Group), después de enterarse por la prensa de la desaparición de dos escolares en la zona.
El revuelo que se montó cuando las dos niñas volvieron a casa, tres días después, fue tal que el Gobierno británico se vio forzado a cambiar la legislación obligando a los colegios a informar a los padres inmediatamente después de pasar lista y descubrir que alguien no está en el centro.

Esto iba a suponer más trabajo administrativo para los colegios, así como una inversión en tiempo y dinero, “y es cuando vi un nicho: crear un producto que facilitara a las secretarías de los centros escolares el control del absentismo escolar”, explica Clarke, que necesitó 58.000 euros de un socio inversor para dar salida a su primer producto Truancy Call.

“Nuestro software contacta con los padres automáticamente via móvil o por email para informales de la ausencia de su hijo en el colegio. Estos mensajes se siguen enviando hasta que uno de los padres contesta. En los casos en los que el colegio tiene que, por cualquier causa, llamar finalmente a los padres, las llamadas no pueden durar más de dos minutos, reduciendo así, no sólo los costes, sino el tiempo que el personal administrativo tiene que dedicar a esa tarea”, aclara Clarke.

Desde sus inicios, esta compañía ha desarrollado ocho productos –como Termtimetracker (que contabiliza las vacaciones tomadas durante días lectivos) o Callparents (mensajes y textos)– y sus servicios los utilizan más de 2.000 colegios en el Reino Unido y distintas autoridades locales.

En 2010, Contact Group obtuvo ingresos de 3,5 millones de euros, de los que 1,2 son ganancias netas, y esperan terminar 2011 con un 37% más de ingresos y un 50% más de beneficios.

www.the-contactgroup.com

Redacción Emprendedores
Compartir