x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Grabar y compartir el despido en TikTok, la revancha de la Generación Z contra las empresas inhumanas

En esta nueva moda los profesionales más jóvenes piden a los departamentos de RRHH más transparencia y humanidad en su gestión.

22/03/2024  Redacción EmprendedoresRRHH

Vídeos virales en TikTok que reflejan el frío despido que sufren los profesionales más jóvenes por parte de sus empresas: una llamada de personas a las que nunca habían visto y que jamás se habían preocupado por su desarrollo profesional.

Es la nueva tendencia en redes por la Generación Z como parte de un movimiento para concienciar a los responsables de las empresas sobre la forma de gestionar a sus empleados. Según Vivofácil (antes Alares), empresa especializada en el cuidado de personas, fallos en las políticas de diversidad generacional y ausencia de programas sobre bienestar emocional son las causas de que esta tendencia se esté haciendo viral.

La problemática ha surgido en muchas empresas tecnológicas estadounidenses, donde muchos profesionales jóvenes han registrado sus despidos y los han compartido en las redes sociales. En las plataformas digitales, especialmente en TikTok, proliferan los vídeos de gente joven que muestra el momento en que recibieron malas noticias sobre sus despidos por parte de profesionales de Recursos Humanos que nunca se habían puesto en contacto con ellos ni les habían preguntado por su desarrollo, desempeño y salud emocional. Estos se comparten bajo hashtags como #layoffs y #techleyoffs, acumulando miles de visitas y generando una reputación como marca empleadora muy negativa para las empresas.

Esta reivindicación se ha extendido por Estados Unidos y, aunque en España todavía no tiene el mismo impulso, su eco podría amplificarse como ha sucedido anteriormente con otros fenómenos como la gran renuncia o el quiet quiting que luego se han extendido a Europa, muchas empresas están en alerta para poder prevenir y reaccionar a tiempo.

Además de TikTok, plataformas como LinkedIn también se están convirtiendo en lugares para compartir malas experiencias en el lugar de trabajo. No obstante, en España también hay otros casos parecidos. Uno puede ser cuando el cantante C. Tangana compartió su negativa experiencia como empleado de la cadena de restaurantes. Apeló directamente a que “si a alguien le gusta mi música”, que no fuera a dicho establecimiento porque le debían 600 euros. Y esto generó un revuelo en redes sociales tras la entrevista de Jordi Évole.

El movimiento tiene mucho que ver también con la gran confianza que tienen los trabajadores en sus empleadores: según el 2024 Edelman Trust Barometer, a nivel global,  el empleador es la figura en la que más se confía: el porcentaje de confianza es del 79 en 2024, dos puntos más que el año pasado. En España, el porcentaje de confianza se sitúa en el 73, subiendo 5 puntos más que en 2023.

Además, el 63% de las personas encuestadas tiene altas expectativas en que los  CEO gestionen y controlen los cambios que se están desarrollando en la sociedad y no únicamente los relacionados con sus negocios. Si los datos demuestran que la confianza es mayor en aquellas figuras más cercanas como, por ejemplo, las empresas en las que trabajamos; las expectativas y exigencias también podrían ser más altas.

Acabar con el estigma del despido

Este movimiento refleja una búsqueda de autenticidad y transparencia, rompiendo fronteras entre lo personal y lo profesional. Algunas personas lo hacen para no perder la autoestima y mostrar su poder de influir en la marca de la empresa, responsabilizándolas de la forma en que han sido tratadas. Otros perfiles intentan desestigmatizar el proceso y arrojar luz sobre él. En cualquier caso, se trata de ganar control sobre una situación traumática y buscar apoyo por parte de la comunidad de seguidores.

Hay que tener en cuenta que muchos de los despidos documentados se llevan a cabo mediante videollamadas y en un entorno hostil, especialmente para las personas que se enfrentan a un despido por primera vez. Las implicaciones de esta tendencia para las empresas son significativas. Además de la potencial crisis reputacional, también revela fallos en la gestión de procesos fundamentales en la relación empleado-empresa. La falta de transparencia y empatía de una empresa puede dañar la marca de un empleador y afectar su capacidad para atraer y retener talento.

Por otro lado, grabar y publicar estos vídeos podría tener repercusiones legales para la  persona despedida. Aunque muchos países no exigen el consentimiento para la grabación, otros sí lo requieren; lo que puede dar lugar a acciones legales por parte de  la empresa.

Proteger la marca de la empresa

En respuesta a esta tendencia, las empresas deberían implementar programas que promuevan la diversidad generacional y la convivencia intergeneracional. Es importante crear un entorno en el que las personas mayores y jóvenes se sientan valoradas y puedan aprovechar las fortalezas de cada generación para trabajar de manera eficaz.

Una forma de hacerlo es con formaciones y talleres que vayan más allá de la igualdad de género o diversidad LGTBI, como obliga la ley, sino tratando la edad como una prioridad de la diversidad demográfica en la empresa, más allá de que exista un desarrollo normativo o no.

Según los especialistas de Vivofácil, es importante que las empresas aborden  la salud general de sus plantillas. Esto significa no solo cuidar la salud física, sino también la salud mental y financiera. Proporcionar un programa de bienestar corporativo que incluya apoyo psicológico, actividad física y asesoramiento administrativo y financiero puede contribuir en gran medida a la salud general de sus equipos.

Además, los departamentos de comunicación y marketing deberían considerar la marca empleadora como una parte fundamental de su estrategia de comunicación externa. Incorporar las acciones para atraer y fidelizar talento en planes de comunicación externa y construcción de imagen corporativa puede mejorar la percepción pública de una empresa y fortalecer su posición en el mercado laboral.

Redacción Emprendedores