Últimas noticias: Imperfectxs en AcciónConvocatoria para ideas en saludNuevo Bitrix24 SupernovaEmprendedores habla de eSportsPalancas para mejorar tu marketingScaleups candidatas al Ibex 35Onum: con aroma de unicornioCancelado viaje a la luna de MuskFondo de inversión en IA de CiscoOxóco, chocolate a la gallega
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

¿Por qué no premiar a los empleados que van al trabajo en bici?

Los trabajadores belgas que van a trabajar en bici pueden cobrar una paga extra de hasta 1.000 euros al año. Algunas empresas españolas también han empezado a bonificar a los ...

20/05/2023  David RamosGestión
Compartir

No hay menor duda que de la bici es el medio de transporte más sostenible. Según los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, el transporte doméstico es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europe, por delante de los hogares, la agricultura, la industria y el suministro energético.

Y si hacemos zoom y nos centramos específicamente en las emisiones del transporte, los coches representan un 60,6% del total, muy por delante de las emisiones de camiones pesados (27,1), camiones ligeros (11%) y motos (1,3%).  

A partir de estos datos, es fácil deducir que el desplazamiento diario al trabajo es uno de los factores que más contribuye a la contaminación, al calentamiento del planeta y al cambio climático.

Ante tal panorama, ¿por qué no incentivar con decisión el uso de la bici? Esto es lo que está haciendo el gobierno belga. Según informa un artículo de The Brussels Times, del que se hace eco 20Minutos, los belgas que acudan a trabajar en bici desde el 1 de mayo recibirán una compensación adicional a su salario de hasta 27 céntimos por kilómetro recorrido, tras un acuerdo firmado por empresas del sector privado y sindicatos.

En realidad, esta medida no es nueva, puesto que se instauró en fase de pruebas el año pasado y ya eran muchos los empleados que recibían esta paga extra por usar la bici como medio de transporte. Era una medida voluntaria para las compañías y la bonificación era de 25 céntimos por kilómetro.

Sin embargo, todavía no había una normativa pública que impusiera a las empresas a pagar por el uso de la bicicleta. A partir de ahora, todas las empresas que operan en Bélgica estarán obligadas a ofrecer este beneficio a sus trabajadores.

Los ciudadanos que deseen obtener esta compensación han de hacer una declaración jurada sobre el número de kilómetros que han recorrido y el número de días al mes en los que se han ido a trabajar en bicicleta.

Aunque se establecen algunos límites. La distancia máxima recompensable por día es de 40 kilómetros, por lo que el subsidio puede alcanzar los 10,80 euros por jornada. Además, el importe por kilómetro baja a 15 céntimos en algunas zonas. Asimismo, el máximo anual a percibir está en 1.000 euros.

Esta compensación está libre de impuestos y cargas de la Seguridad Social. Además, se entiende como un beneficio complementario, por lo que no afecta a los acuerdos o convenios colectivos de empresa o sectoriales que ya contemplen subsidios por desplazamiento en bicicleta.

La iniciativa belga no se ciñe únicamente a la bici convencional, sino que también contempla la utilización de bicicletas motorizadas o similares, siempre y cuando sean eléctricas

Para percibir la ayuda, los empleados deben ir al trabajo en uno de estos vehículos regularmente. Por ejemplo, al menos una vez a la semana o durante un periodo largo, como en los meses de verano.

En Francia también se está probando una medida similar, aunque ofrecer este beneficio sigue siendo voluntario para las empresas galas. En este caso, las compañías pueden acogerse al denominado ‘forfait de movilidades duraderas’ (FMD) y pagar hasta 800 euros al año a cada ciudadano que se vaya al trabajo en bici u otros vehículos no contaminantes.

En España, el Gobierno ha puesto en marcha la campaña ‘En bici al trabajo’, un plan para incentivar el uso de la bici frente al vehículo a motor privado, proponiendo también la aplicación de incentivos económicos. Sin embargo, no plantea medidas obligatorias.

Pese a ello, algunas empresas están ofreciendo compensaciones similares a las de Bélgica y Francia de manera totalmente voluntaria. Una de ellas es Liberty, que lleva dando esta ayuda desde 2016, tal y como recoge 20Minutos. La aseguradora abona a sus empleados 37 céntimos por cada kilómetro que recorran en su trayecto de casa al trabajo en bici.

Otro ejemplo es la empresa de energías renovables Ingeteam Service, que también aplica esta medida desde 2016. Cuando la puso en marcha, pagaba un euro diario a cada trabajador que hacía uso de la bici.

Incentivar el uso de la bicicleta es una buena forma de contribuir con un pequeño gesto a la sostenibilidad del planeta, aunque hay otras muchas medidas que puedes desplegar, como ya te contábamos en EMPRENDEDORES.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.
Compartir