Últimas noticias: Premio Emprende XXI 2024 Navarra 3 nuevas rondas de financiación¿Puedes pedir un préstamo verde?Ideas de negocio muy creativasifeel levanta 20 MM$La crisis del aceite de olivaIdeas de artesanía para Internet¿Fin del 'todo a 100'?Obstáculos para la financiaciónRevolución en el sector salud
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

La selección femenina de fútbol hace historia pese al cisma vivido. ¿Cómo sacar adelante una empresa con los empleados en contra?

Gane o pierda, la Selección Española Femenina de Fútbol ya es historia. El domingo será la primera vez que juegue la final de un mundial y eso después de muchos ...

18/08/2023  Ana DelgadoGestión
Compartir

A mediados del año pasado, quince jugadoras de la selección española femenina de fútbol anunciaban su renuncia a jugar en el equipo si no se destituía al entrenador, Jorge Vilda, cargo que viene desempeñando desde el año 2015. Hablaban de desacuerdos relacionados con sus planteamientos tácticos, con la gestión del grupo, del escaso nivel de los entrenamientos y hasta de tratos de favoritismo por parte del entrenador con “una clara distinción de trato entre titulares y suplentes que desmotiva al grupo”.

El descontento se hizo público y trascendió a la Real Federación Española de Futbol, organismo que decidió desoír las quejas de las jugadoras y, con un No rotundo, mantener en el cargo a Jorge Vilda. Dias después, las quince jugadoras mandaron un mail a la Federación Española de Fútbol informando de su renuncia a jugar en la Selección.

Si la herida se cerró en falso o no, lo desconocemos. Lo cierto es que Vilda recompuso el equipo, el mismo que ahora ha hecho historia al ser la primera vez que la Selección Española Femenina de Fútbol juegue una final del mundial que se celebra este domingo en el Accor Stadium de Sidney.

Puestos en antecedentes, la pregunta que aquí planteamos es si un proyecto emprendedor podría salir adelante en una situación similar y con el grueso de la plantilla en su contra. 

¿Es lo mismo el liderazgo empresarial que el deportivo?

Aunque en muchas ocasiones se habla de la conveniencia de trasladar los valores del mundo del mundo deportivo al de la empresa, lo cierto es que para algunos expertos no es exactamente lo mismo. 

Juan Carlos Álvarez Campillo, psicólogo, profesor, experto en coaching deportivo, ejecutivo y conferenciante, destacaba en una presentación titulada ‘Diferencias entre el liderazgo deportivo y el de la empresa’ importantes variedades:

Mayor visibilidad y exposición mediática. Un factor que aumenta la complejidad del trabajo con los deportistas es la repercusión mediática que tienen sus actuaciones, máxime en eventos internacionales de envergadura. Esto, salvo en algunas excepciones, no sucede en el mundo de la empresa.

Mayor presión. Como consecuencia de esa exposición mediática, los jugadores y los equipos técnicos padecen en ocasiones una presión inaguantable. 

La jerarquía en el deporte es relativa. Sostiene el coach que en el mundo empresarial, al jefe líder se le presupone el desarrollo de ciertas habilidades para influir en la toma de decisiones. En el deporte la relación no siempre es tan nítida dado que hay jugadores con mayor poder de liderazgo y económico que el líder por lo que puede complicarse el entendimiento. 

El trabajo en equipo a tiempo real. En el deporte hay que trabajar con el equipo de forma inmediata, dado que “existen roles determinados que, si no se complementan, el resultado no funciona y lo ves en el momento”. En la empresa los plazos parecen mayores. 

Objetivos inmediatos. En el mundo deportivo los resultados se piden cada día en los entrenamientos y en cada partido. En el caso de la empresa, los objetivos no suelen evaluarse a diario y no existe tanta necesidad de ocultar un malestar.

Liderazgo individual y de equipo.  Aunque también en el entorno de la empresa empieza a hablarse de líderes que generan a otros líderes, en las competiciones deportivas de equipo parece imprescindible desarrollar ambos de forma simultánea.

¿Cómo gestionar una situación similar como emprendedor?

Marcadas las diferencias, se puede extrapolar la situación del enfrentamiento vivido en su día entre el equipo técnico y buena parte de las jugadoras al mundo de la empresa, donde tampoco son infrecuentes los jefes que lidian a diario con las críticas de la plantilla o los colaboradores disconformes con las decisiones que adopta la empresa o las prácticas que ejerce. 

Mantener un clima laboral adecuado en la empresa es fundamental, no solo porque resulta mucho más saludable para todos, sino también porque redunda en beneficio la productividad. “Las personas, cuando se sienten a gusto con lo que hacen, funcionan mucho mejor y rinden más”, sostiene Carme Castro, Premio Europeo a la Innovación en Gestión del Talento y cofundadora y CEO de Kainova

“La experiencia me ha demostrado que cuando las personas ponen su talento al servicio de la empresa se consiguen grandes resultados por la inteligencia colectiva correctamente liderada”, continúa la experta. Y esto que suena tan bien ¿cómo se consigue? Estas podrían ser algunas de las claves:

1.-El proyecto antes que los individualismos. Tanto Jesús Recuerda como Jaime Nava, ambos internacionales y anteriores capitanes de la Selección de Rugby de España, reconocen que en el trasfondo de las polémicas como la vivida en la selección femenina de fútbol, lo que subyace muchas veces es un problema de exceso de ego, más cuando se alcanzan determinados niveles algo que, a su juicio, nunca debe prevalecer por encima del proyecto o del conjunto del equipo.

Otros expertos, sin embargo, como Xavier Marcet y Javier García, autores del libro ‘Management humanista. La estrategia son las personas’ entienden que las organizaciones que quieran marcar una distancia competitiva deben poner el foco en las personas.

2.-Liderazgo compartido, pero no todos deciden. “Tengo claro que el liderazgo de un proyecto no puede recaer sobre una única persona sino que ha de ser compartido. Es importante empoderar al equipo, dejarle hablar y saber escuchar sus puntos de vista. Esto te va a enriquecer y a dar una visión más amplia. Dicho esto, aclarar que luego las decisiones las debe tomar el líder y, en caso de equivocarse, asumir el error. No vale repartir culpas y no compartir logros”, dice Nava, autor del libro, junto con Juan Tinoco, ‘Team! lecciones y valores del rugby para la vida’

3.-Tener claro el propósito. Aun teniendo claro que la toma final de decisiones corresponde al líder y aunque, más o menos, se hayan consensuado previamente, puede ocurrir que las críticas del equipo te sigan lloviendo. Tener confianza en ti mismo y no perder de vista el propósito final, evita síntomas de flaqueza y transmite seguridad al resto del equipo. 

“Muchas veces, la visión de las personas, igual que la de los jugadores, se reduce a los 100 metros del campo o a un partido, pero el líder se plantea las cosas de otra manera, a más largo plazo, porque tiene un plan. Ve temporadas, competiciones, equipos …Trata de ver todo el bosque, en lugar de solo los árboles”, dice Nava.

4.-Comunicación y trasparencia. Cuando se supo de la confrontación de parte del equipo de la selección con el entrenador, la respuesta de Vilda fue mantener una reunión personalizada con cada una de las jugadoras. El seleccionador escuchó la peticiones de sus futbolistas, pero también fue claro en su determinación de cumplir con el contrato firmado hasta 2024. 

Se contó que las reuniones individualizadas habían agudizado aún más el cisma en el vestuario, pero, aún así, considera Recuerda que la comunicación interna y hablar con cada uno del equipo para conocer su opinión es fundamental, tanto para mantener una relación cercana como para calibrar el ambiente que se respira y tomar decisiones. 

5.- Aversión al riesgo. Sentirse presionado y solo en la toma de decisiones puede conducir a un estado de parálisis e inmovilidad, algo que puede acentuar la confusión. Pero, la realidad no espera y si se demora el momento de actuar puede que lo hagas demasiado tarde. Aceptar la incertidumbre, plantear múltiples escenarios y estar preparados para actuar en momentos de crisis sin miedo a las consecuencias, es una de las cualidades que nunca debe perder de vista el emprendedor. 

6.-Conocer la actividad. Sin duda es de gran ayuda conocer la actividad de cerca a la hora de plantear un negocio relacionado, aunque no siempre es sinónimo de éxito. Esto es algo que de lo que a Vilda no se le puede acusar dado que su vida personal y profesional ha estado siempre ligada al fútbol, cuya práctica tuvo que abandonar a causa de una lesión. También su padre, Ángel Vilda, fue preparador físico del Barça de Johan Cruyff.

7.No bajar la guardia hasta el final. El consejo lo daba Recuerda con motivo del uso de las mascarillas con el Covid, pero valga también para el tema que ahora nos ocupa “¿Sabías que en los últimos 20 minutos de un encuentro se anotan el 80% de los puntos? Queda menos, pero el partido no se acaba hasta el final así que no bajes la guardia”.

Cosas que crees que funcionan, pero no, ni en el fútbol

-Sacar a todos de la zona de confort. El apunte corresponde a Jesús Recuerda a raíz de una experiencia personal vivida con un entrenador que le dio un vuelco de 360º a la plantilla quitando del terreno de juego a los titulares favoritos e incorporando perfiles totalmente neófitos y sin apenas experiencia. “Por muy controvertidas que fueron sus decisiones, lo cierto es que, a corto plazo, la cosa funcionó porque los nuevos se vieron empoderados y los veteranos se pusieron las pilas, aunque solo fuese por miedo. Pero dudo de que en el largo plazo esto funcione”.

Carme Castro, por su parte, no ve inconveniente en permitir a las personas de un equipo rotar en distintos puestos, antes al contrario, lo ve como una forma acertada de conseguir el entusiasmo de los equipos con los proyectos, siempre y cuando el aterrizaje en los nuevos puestos sea tutelado y con la complicidad de todos. 

-Unidos por el desprecio al jefe. Señala recuerda que parece una reacción comprobada la cohesión de los equipos cuando comparten un enemigo común, en este caso el jefe. Tal vez potenciar esta reacción te resulte provechoso, pero no parece my recomendable generar ese ambiente de tirantez. 

-Divide y vencerás. En los peores momentos, la selección femenina de fútbol sufrió fricciones internas dando lugar a dos bandos. Aunque alguna futbolista trató de quedarse al margen de la polémica, la brecha estaba abierta. La única forma de cerrarla era sacando fuera al ‘enemigo’.

“Empezando por Moisés, todos los grandes líderes de la historia sabían que era necesario aplastar por completo al enemigo al que temían. Si se deja encendida una sola brasa, por muy débil que sea, siempre se corre el riesgo de que vuelva a desencadenarse un incendio. Se ha perdido más por una aniquilación a medias que por una exterminación total: el enemigo se recuperará y buscará venganza”. Es una de las 48 leyes que se recogen en el tratado The 48 Laws of Power de Robert Greene y una vía mucho más rápida de solucionar conflictos que conseguir que todos se sientan a gusto, aún a riesgo de perder a las figuras más brillantes.

Ana DelgadoLarga trayectoria en el oficio del periodismo. Sé poco de mucho y mucho de nada
Compartir