Últimas noticias: Relojes y accesorios exclusivosTres años creciendo a doble dígitoJornada tecnologías disruptivasPeleas de herederos en la empresaMiel importada adulteradaCualidades del emprendedor exitosoApoyo 'Real' al emprendimientoPrograma APTENISA 2024La ONCE y South Summit Madrid 2024Manipulación reseñas restauración
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Casi la mitad de las empresas aún no ha movido un dedo para responder a los criterios ESG

Un 48% de las empresas españolas todavía no ha tomado ninguna medida para responder a los criterios ESG. Y un 18% ni siquiera sabe en qué consisten.

20/06/2023  David RamosGestión

La sostenibilidad es la palabra de moda. Sin embargo, parece que todavía hay un amplio trecho entre lo que se dice y lo que se hace, ya que aún son pocas las organizaciones que están desarrollando una política empresarial que contemple los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG o ESG, si seguimos sus siglas en inglés, más utilizadas).

Según el informe ‘La gestión financiera en las empresas españolas: previsiones, gastos y tendencias’, elaborado por Payhawk, casi la mitad de las empresas españolas consultadas (48%) todavía no han implementado ninguna iniciativa para responder a los criterios ESG.

Además, el 18% de las organizaciones encuestadas siguen sin saber en qué consisten, lo que dificulta todavía más su aplicación. Apenas un 28% de las compañías asegura que ya están poniendo en marcha este tipo de medidas.

La situación no es mucho mejor si atendemos al escenario europeo. Un estudio del grupo Lefebvre Sarrut pone de manifiesto que las empresas europeas aún no son plenamente conscientes de los criterios ESG.

Así pues, su investigación concluye que el 40% de las organizaciones europeas consultadas no está familiarizada con los criterios ESG, el 43% de ellas no tiene un referente designado para estos criterios ESG y el 45% no ha tomado ninguna medida en previsión de la próxima entrada en vigor de la directiva europea relativa a la presentación de información sobre sostenibilidad por parte de las empresas (CSRD, por sus siglas en inglés).

Lefebvre Sarrut recuerda que las empresas con más de 500 empleados o un volumen de negocio superior a 40 millones de euros deberán informar sobre su impacto ambiental, social y de gobernanza de aquí al año 2024, de acuerdo con la directiva europea CSRD. A partir de esa fecha en adelante, el ámbito de aplicación se ampliará gradualmente cada año: empresas de más de 250 empleados, en 2025; pymes cotizadas, en 2026; filiales de grupos no europeos, en 2028; etc.

Además, el informe desvela que las empresas de los sectores industriales —automóvil, manufacturas, productos químicos, etc.— destacan por ir más avanzadas en relación con los criterios ESG, debido al despliegue de políticas para controlar y reducir su impacto social y ambiental

Por el contrario, apunta que los sectores de servicios y consultoría destacan por su falta de avance y su desconocimiento de lo que se espera de ellos y de la próxima aplicación de la directiva europea CSRD.

Explica que los diferentes niveles de avance pueden deberse a la pronta exposición de los sectores industriales a los criterios ambientales, lo que ha permitido que estas empresas adquieran una sólida experiencia en la detección y respuesta a las normativas y en el despliegue de políticas medioambientales, sociales y de gobernanza o de responsabilidad social corporativa (RSC).

¿Pero quién debe liderar la adopción de estos principios? El informe de Payhawk indica que los departamentos financieros pueden jugar un papel determinante a la hora de impulsar los criterios ESG en las empresas, proporcionando una perspectiva única y valiosa sobre los desafíos empresariales a los que se enfrenta la organización.

Así lo perciben el 89% de los ejecutivos encuestados. Además, un 83% de ellos consideran que la falta de implicación de estos departamentos en la estrategia empresarial puede suponer un riesgo importante para la organización.

“Demasiadas empresas subestiman el futuro papel de la directiva CSRD, así como de las cuestiones medioambientales, sociales y económicas que plantea. Si se entienden correctamente, los criterios ESG pueden ser una fuente de creación de valor. En cambio, ignorarlos puede poner en riesgo la viabilidad a largo plazo de la empresa. Ahora es imperativo que las 50.000 empresas que pronto se verán directamente afectadas por la CSRD entiendan estas cuestiones, se doten de herramientas específicas y/o reciban el apoyo adecuado. Cuanto antes lo asimilen, menos les parecerá una limitación y más podrán convertirlo en un factor de desarrollo”, declara Camille Sztejnhorn, directora de Impacto ESG de Lefebvre Sarrut.

Por otra parte, hay que recordar que los criterios ESG están íntimamente ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este sentido, refrescamos este artículo publicado en EMPRENDEDORES, en el que hablábamos acerca de cómo puede tu pyme contribuir a los ODS.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.