x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Los 5 casos de corrupción más frecuentes en las empresas

Malversación de fondos, tráfico de influencias, soborno, fraude financiero o conflicto de intereses son los casos de corrupción más comunes dentro de las compañías. Todos estos riesgos pueden reducirse con ...

13/06/2023  David RamosGestión

Hace unos meses que entró en vigor la ley reguladora de la protección de las personas que informen sobre infracciones normativas y de lucha contra la corrupción.

Una de las medidas estrella que incorpora es la obligación de las organizaciones públicas y privadas de contar con un canal de denuncias confidencial y seguro, acorde a la directiva europea ‘whistleblower’, tal y como ya contábamos en EMPRENDEDORES.

El objetivo de este canal de denuncias es establecer una vía de comunicación interna a través de la cual la empresa pueda recibir y gestionar las comunicaciones realizadas por los trabajadores o por otras personas vinculadas a la compañía sobre posibles comportamientos irregulares o ilícitos de las que tengan conocimiento o hayan sido testigos.

Por ejemplo, pueden denunciarse actuaciones que atenten contra la salud pública o la sanidad animal, contrataciones públicas irregulares, blanqueo de capitales, irregularidades con la Seguridad Social o la Agencia Tributaria, etc.

¿Pero cuáles son las irregularidades más frecuentes en las empresas? EQS Group indica los cinco casos de corrupción más comunes y recuerda que todos ellos se pueden evitar si se cuenta con un adecuado sistema de denuncias.

Malversación de fondos. Se trata de situaciones en las se hace un uso indebido de los recursos financieros de una empresa para fines personales o para terceros. El canal de denuncias se presenta como una herramienta ideal para detectar y prevenir este tipo de prácticas, ya que permite que los empleados informen de cualquier actividad sospechosa relacionada con el desvío de fondos. Una vez el empleado informa sobre la situación, la compañía puede examinar la situación y tomar las medidas oportunas para tratar de recuperar el dinero y prevenir futuros casos de malversación.

Tráfico de influencias. Utilizar la influencia o posición de poder para obtener beneficios para uno mismo o para terceros es una irregularidad muy usual dentro de las empresas. El canal de denuncias proporciona una vía segura para informar sobre estas situaciones, permitiendo identificar y abordar estas prácticas ilegales que atentan contra la igualdad de oportunidades, la transparencia y la reputación de la empresa.

Soborno. Ofrecer o recibir algo de valor a cambio de un trato o favor indebido es otra de las prácticas más repetidas en el ámbito empresarial. Es uno de los tipos más perjudiciales de corrupción, ya que impacta tanto a nivel individual como en las instituciones y la sociedad en su conjunto. Gracias a la existencia de un canal de denuncias efectivo, los empleados pueden reportar cualquier intento de soborno o solicitud de pagos indebidos, ayudando así a prevenir situaciones en las que se comprometa la ética empresarial y se generen ventajas injustas.

Fraude financiero. Manipular la información financiera de una empresa para obtener beneficios personales o para terceros es otro de caso frecuente de corrupción. El fraude financiero no solo perjudica a la empresa, sino también a los inversores, los accionistas y los clientes. Contar con un canal de denuncias anónimo y confidencial es esencial para asegurar una cultura de responsabilidad y transparencia, alentando a los empleados a informar sobre cualquier indicio de fraude financiero sin temor a represalias.

Conflicto de intereses. Otra infracción habitual ocurre cuando un individuo que ocupa un puesto de poder o influencia dentro de una empresa utiliza su posición para beneficiar sus intereses personales, en lugar de los de la empresa. El canal de denuncias también es útil en esas situaciones, ya que ayuda a no generar desigualdades y a no erosionar la confianza de inversores y otras partes interesadas.

En definitiva, poner en marcha canal de denuncias confidencial y eficaz no sólo permite que las empresas detecten posibles casos de corrupción, sino que también ayuda a dar una respuesta rápida y eficiente a las denuncias, contribuyendo a la protección de la empresa, de su reputación y de su sostenibilidad a largo plazo.

David RamosDesde 2006, soy periodista freelance especializado en información económica, técnica y sectorial.