x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Un acuerdo para mejorar la calidad de vida de mayores y dependientes

INIMA Rehabilitación y Sicor Teleasistencia El Corte Inglés se alían para desplegar soluciones de teleasistencia avanzada 360º de última generación.

29/11/2023  Redacción EmprendedoresFranquicias

INIMA Rehabilitación y Sicor Teleasistencia El Corte Inglés han firmado una nueva colaboración que permitirá que los clientes de la primera, que reciben servicios de fisioterapia y neurorehabilitación a domicilio, se beneficien de soluciones de teleasistencia avanzada 360º de última generación.

A partir de aquí, se desplegará un servicio para cualquier lugar (fusión de la teleasistencia del hogar con la teleasistencia móvil), en cualquier momento (las 24 horas del día, los 365 días del año) y para todos. “En este sentido, se trata de una herramienta para el cuidador familiar, ayudándole y aportándole seguridad en el cuidado, además de ser un servicio inclusivo: personas ciegas, sordas, dificultad de audición, dificultad de movilidad…”.

“Nuestro servicio de teleasistencia avanzada 360 es la solución perfecta para aquellas personas que buscan tener la tranquilidad de saber que sus seres queridos están atendidos en sus domicilios y en el exterior”, subraya Eduardo Fernández, director de Teleasistencia de SICOR El Corte Inglés.

“La fisioterapia y neurorehabilitación tiene como objetivo restaurar el movimiento perdido, prevenir complicaciones, mantener o mejorar la movilidad articular, tratar posibles cambios sensoriales, prevenir limitaciones musculares, mantener la función física y frenar el proceso de desarrollo de enfermedades degenerativas», añade Mariona León, CEO y Fundadora de INIMA Rehabilitación. “Trabajamos para facilitar a nuestros clientes estas terapias sin salir de su domicilio, lo que permite una continuidad de las sesiones y, por tanto, una mejora evidente en su calidad de vida”.

Desde la enseña destacan las ventajas que tienen estos tratamientos a domicilio para mayores y dependientes:

  • Comodidad, lo que resulta especialmente beneficioso para personas con movilidad limitada o discapacidades.
  • Personalización, tratamiento más individualizado y centrado en el paciente.
  • Ahorro de tiempo y dinero, al no necesitar los pacientes acudir a un centro de rehabilitación.
  • Mejora el bienestar emocional, ya que la neurorehabilitación domiciliaria puede ayudar a los pacientes a sentirse más cómodos y seguros y mejorar su salud mental.