x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Alfa Inmobiliaria abre en Toluca su agencia inmobiliaria 102 de México

Con esta incorporación, la enseña alcanza las 210 oficinas, de las que 105 están en España.

25/01/2024  Redacción EmprendedoresFranquicias

La franquicia española Alfa Inmobiliaria ha anunciado la apertura de su agencia número 102 en México, en Toluca de Lerdo, la quinta ciudad del país azteca por volumen de población y uno de los municipios con mayor actividad económica, como subrayan desde la central.

Con esta incorporción, Alfa Inmobiliaria alcanza las 210 oficinas, de las que 105 están en España y el resto distribuidas principalmente por México, Venezuela y Colombia. En nuestro país, mientras, la enseña “está fuertemente posicionada en la Comunidad de Madrid, sede de la compañía, donde cuenta con más de 60 unidades en la actualidad”.

El objetivo de la marca es “continuar reforzando su posición tanto a nivel nacional como internacional, y en estos momentos cuenta ya con nueve acuerdos firmados para la puesta en marcha de nuevas oficinas”.

La clave del éxito de la internacionalización

En México, Alfa Inmobiliaria se distingue por ofrecer una metodología con un enfoque innovador y efectivo para la compra y venta de propiedades, con la negociación directa como su característica más destacada, explica Jesús Duque, vicepresidente de la compañía. “Propietarios y compradores se sientan juntos para discutir y llegar a acuerdos directos sobre el precio de la propiedad. Hablamos de un sistema que agiliza el proceso de transacción, además de fomentar la transparencia y la comunicación abierta, garantizando que las decisiones tomadas sean mutuamente beneficiosas, estableciendo el más alto estándar en el sector inmobiliario”.

Interior de una agencia Alfa Inmobiliaria

Duque añade que aportan 27 años de experiencia y que están viendo cómo profesionales experimentados eligen dar el salto de agentes inmobiliarios a dueños de su propio negocio. “Desde la marca ofrecemos toda la formación necesaria, sesiones de coaching semanales para aplicar correcciones a la personalización del método, desayunos profesionales donde poder compartir ideas y experiencias; elementos todos ellos que, unidos a la tecnología y acuerdos con proveedores, permitirán que se pueda desarrollar un proyecto inmobiliario con garantías de éxito”.