Últimas noticias: Inscripción Campus EmprendedoresInversión proyectos socialesXX Premios EmprendedoresIA para ecommerce de modaBubu: impresión 3D para carritosCitibox capta 80 millones en bonosLa venta por catálogo¿Captar o fidelizar clientes?Homenaje al whisky japonésCurso gratuito de IA
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Estudiante de día, emprendedor millonario de noche: el joven que mantuvo su éxito en secreto durante años

Este emprendedor guardó en secreto su éxito durante años mientras compaginaba el negocio con sus estudios, a pesar de haber conseguido resultados multimillonarios.

24/02/2023  Redacción EmprendedoresCasos de éxito
Compartir

Como si de un justiciero enmascarado de película se tratase, este emprendedor decidió ocultar a toda su familia y amigos su éxito en los negocios durante años. Todo, mientras conseguía facturar millones con un negocio dedicado a la creación de contenidos, una web en la que publicaba artículos relacionados con el sector automovilístico.

Pero, ¿por qué ocultar el éxito en los negocios? «Estaba un poco avergonzado de haber creado esta segunda vida que nadie más conocía. Había estado escribiendo y blogueando, y tenía un poco de miedo de lo que la gente pensaría al respecto», explica Adnan Ebrahim, como se llama el emprendedor, a la BBC.

Lo curioso de su caso, además de ocultar su faceta como emprendedor a amigos y familiares, es que Ebrahim consiguió levantar el negocio en sus ratos libres, mientras aún estudiaba en el instituto. “Regresaba a casa de la escuela todos los días, escribía algunos artículos, publicaba. Al día siguiente, miraba cómo les iba, veía el tráfico… miraba cuántos centavos ganaría con los clics de AdSense, que pronto se convirtieron en unos 2.000 dólares mensuales«, explica.

Su rápido ascenso le permitió vender la web por una cantidad millonaria a los 18 años. Una importante suma de dinero, que el emprendedor utilizó para lanzar otro negocio al mercado, esta vez ya de forma pública. Se trata de MindLabs, dedicada a la salud mental, una de las tendencias que, como en su momento fue la creación de páginas web, más futuro parecen tener en el entorno postspandemia.

Emprendedor, joven y multimillonario: una figura cada vez más común en el ecosistema mundial

Aunque este tipo de casos siguen siendo una rara avis, cada vez es más frecuente encontrar historias de jóvenes que se convierten en multimillonarios tras su éxito en los negocios. En esta explosión de la precocidad emprendedora tiene mucho que ver el interés de los estudiantes por el mundo de los negocios, pero también las tendencias que marcan la inversión en los últimos años.

Por ejemplo, la Inteligencia Artificial, que tanto está dando que hablar en las últimas semanas, donde un emprendedor se lleva la palma. Se trata de Alexandr Wang, quien, con tan solo 25 años, ha conseguido acumular un patrimonio de más de 1.000 millones de dólares y convertirse en uno de los jóvenes más ricos del mundo gracias a su empresa, Scale AI.

Scale AI, el proyecto emprendedor que ha convertido a Alexandr Wang en uno de los jóvenes más ricos del mundo, ha triunfado en los últimos años por su avanzadísimo sistema de etiquetado de datos, una de las claves que han convertido a la Inteligencia Artificial en una de las tecnologías de más futuro en el mundo.

Así, su herramienta consigue etiquetar de forma masiva y precisa todos los datos que las empresas obtienen en su día a día, para que después puedan acceder a toda la información y poder tomar decisiones de una manera mucho más efectiva. Las transcripciones de audio o el reconocimiento de imágenes y documentos son algunas de las especialidades de su software.

Desde su fundación hace apenas seis años, el proyecto del joven emprendedor ha conseguido convertirse en el proveedor de las empresas más conocidas del mundo. Airbnb, Toyota, Uber… Son algunas de las compañías que utilizan el software de Wang. Pero también el ejército de Estados Unidos, que ha recurrido a Scale AI para medir el impacto de las bombas en el territorio ucraniano durante la invasión rusa.