x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Seedbeed impulsa en Bilbao a las 40 mejores startups agroalimentarias de Europa

La incubadora Seedbed, impulsada por EIT Food, tutelará durante varios meses a estos nuevos proyectos. Además de con 7.000 euros para cada una, quienes accedan a la fase final obtendrán ...

28/07/2023  Redacción EmprendedoresAyudas
EIT Food, la mayor comunidad europea de innovación en el sector agroalimentario, ha puesto en marcha una nueva edición de la incubadora Seedbed para elegir a 40 de los proyectos con más futuro de Europa en el sector agroalimentario. Tras recibir más de 300 solicitudes al programa, ha seleccionado a las mejores startups con el fin de convertirlas en empresas viables y de futuro. Los 40 proyectos procedentes de toda Europa se han reunido este mes de julio en Bilbao para el encuentro de arranque. 

A partir de ahí, se dividen en tres ‘misiones’ según los retos a los que hacen frente: mejorar la salud a través de la alimentación (con 13 startups que tienen al propio hub de Bilbao como punto de encuentro); reducir las emisiones de CO2 en el sector (con otros 14 proyectos elegidos) e impulsar un sistema alimentario justo y resiliente (con otras 13).

Los  13 proyectos relacionados con la nutrición saludable proceden de 9 países distintos y durante varios meses recibirán un intenso apoyo desde la sede de EIT Food en Bilbao con el objetivo de validar sus ideas de negocio. Son emprendedores que desarrollan productos o servicios en sus etapas iniciales, y se trata de convertir sus proyectos con base tecnológica en empresas viables y con futuro. 

Menos fructosa y proteínas de algas

Entre las 13 startups que acoge el hub de Bilbao hay dos startups españolas seleccionadas. Una de ellas es FreeShakes, que reduce la fructosa y otros azúcares simples de la fruta natural (manzana, naranja, granada) mediante la aplicación de procesos biotecnológicos. Está liderada por dos biotecnólogos, Antonio Fenoll y Pablo Anselmo Penalva, ubicados en Alicante, y aspiran a solucionar un problema que afecta a las personas intolerantes a la fructosa y representa hasta el 20% de la población española.

La otra startup española seleccionada para la sede de Bilbao, se llama Poseidona y desarrolla proteínas sostenibles a partir de residuos de algas y biomasa invasora, de manera que ofrece “alternativas alimentarias a las proteínas vegetales convencionales utilizando materias primas y subproductos del Mediterráneo”. La firma está impulsada por Sonia Hurtado, con experiencia en Silicon Valley como fundadora de Current Foods.   

Además, la incubadora Seedbed acoge a otras startups cuya misión común es conseguir ‘vidas más saludables a través de la alimentación’. Desde Francia, llega Alt-G Protein, que usa microalgas para ayudar a crear alimentos ‘plant-based’ sostenibles y nutritivos lo menos procesados posible.  

Asimismo, Biofynt, con sede en Dinamarca y liderada por Paloma Santacoloma, desarrolla ingredientes de proteínas sostenibles a base de insectos para la alimentación. Desde Finlandia y Dinamarca ha llegado GOVA, una solución para empresas que buscan desarrollar un edulcorante natural sin efectos secundarios.

Quesos vegetales y harina de alcachofa

En el programa participan tres firmas británicas. Bravely Cultured desarrolla una innovadora tecnología de fermentación para producir proteínas no animales de forma económicamente viable. The Good Pulse es un proyecto liderado por Cesar Torres que ayuda a las empresas alimentarias a desarrollar quesos vegetales con mezclas de ingredientes de legumbres. La otra firma británica, UBLII, produce proteínas dulces, una alternativa ecológica al azúcar y los edulcorantes.

Circular Fiber es una startup italiana que regenera residuos de alcachofa para producir una harina sostenible. De Portugal procede PFx Biotech, que produce proteínas de la leche humana como proteínas alternativas sostenibles con altas propiedades nutricionales.  

También hay participantes de Israel, como Preebio, con unos sistemas “revolucionarios” de administración de prebióticos, o ReBind Food, que ha creado un aglutinante de origen vegetal y sin alérgenos para sustituir a otros aglutinantes aditivos actuales.

Por último, la alemana Van Sweethoven produce una fibra sostenible que combina el sabor dulce y propiedades prebióticas, para ayudar a que se reduzca el consumo de azúcar.

Otras dos startups españolas seleccionadas

Dentro de los otros dos grupos de Seedbed, en concreto en la misión relacionada con un sistema alimentario justo y resiliente, se ha seleccionado a otras dos empresas españolas. Son, por un lado, Cucare Diagnostics, un proyecto liderado por Anabel Millán-Leiva que promueve un control de plagas efectivo en la agricultura, minimizando la aplicación de plaguicidas y su influencia sobre la calidad del producto final y el ecosistema. Aplica técnicas de secuenciación genética para mejorar el rendimiento de manera eficiente y sostenible.

La otra se llama LiFi4Food y se dedica a desarrollar sensores IoT conectados mediante tecnología LiFi para supervisar parámetros medioambientales en instalaciones agroalimentarias. Este proyecto surgido del IMDEA asegura que está reduciendo los costes operativos de los sistemas de producción.  

Cien mil euros en la fase final

EIT Food ofrece a los candidatos la posibilidad de evaluar sus innovaciones con expertos y comprobar su potencial comercial. Además, los seleccionados recibirán un apoyo de 7.000 euros y hasta 10.000 euros adicionales para quienes accedan a la fase final.

En Seedbed, universidades y empresas innovadoras asociadas con EIT Food brindan su experiencia para madurar estas nuevas ideas de negocio. Al final del programa, los emprendedores presentan su proyecto, y tienen la oportunidad de obtener financiación para validar sus proyectos en el mercado y con clientes potenciales.

Para llegar hasta el final del proceso, es necesario superar un exigente camino. Las startups que se presentaron a este programa pasaron por una criba previa, de la que salieron 60 emprendedores. La lista se ha reducido posteriormente a solo 40, que han comenzado el proceso en julio. A partir de ahí pasarán cuatro meses de trabajo y formación -presencial y online- hasta el final del programa, en noviembre. Allí los mejores proyectos accederán a la selección final. 

Toda la información sobre Seedbed se puede obtener aquí. El programa, en su sede de Bilbao, se enmarca dentro de la estrategia de emprendimiento alimentario del Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia.

]]>
Redacción Emprendedores