Últimas noticias: Termas mallorquinas, en este hotelLa mayor inversión en climate techXX Premios EmprendedoresPadres y flexibilidad laboral Cómo recortar gastos sin despedirCajamar Innova Agrotech Rendair, renders generados con IALa Matriz de AnsoffStartups internacionales de éxitoInscripción Campus Emprendedores
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Diez mujeres frente al emprendimiento femenino en el sector alimentario

EIT Food selecciona a diez emprendedoras en España para reducir la brecha de género en este sector.

19/09/2023  Redacción EmprendedoresAyudas
Compartir

Las mujeres llaman a la puerta en el sector agroalimentario con proyectos innovadores y sostenibles. Pero para consolidar sus startups necesitan acompañamiento, formación y mentorización personalizada. Es lo que les ofrece el programa Empowering Women in Agrifood (EWA), impulsado por el consorcio europeo EIT Food. En 2023, para su cuarta edición, se han presentado 350 proyectos en toda Europa, entre los cuales se han seleccionado los diez mejores de cada país, incluido España.

El programa cumple con el objetivo de impulsar el emprendimiento femenino en un ámbito donde está infrarrepresentado, sobre todo en la parte más primaria del sector. Las diez seleccionadas recibirán durante seis meses un completo programa de apoyo, que culminará con una fase final en la que la ganadora obtendrá un premio de 10.000 € y la finalista recibirá 5.000 €.

Alimentos para madres y cacahuetes valencianos

Las ideas incubadas proceden de Galicia, Madrid, Aragón, Cataluña, Castilla-La Mancha, Euskadi y Comunidad Valenciana. Los proyectos son estos:

ProPlantae, de Vanesa Redondo (Nigrán, Pontevedra): servicios de diagnóstico fitopatológico asociado a especies de hongos y prescripción de tratamientos para patógenos mediante productos sostenibles. Evita el uso de pesticidas y promueve nuevos productos a partir de microorganismos, extractos de plantas y valorización de residuos.

Numavida, impulsado por María Vargas (Madrid): apoya a las mujeres en sus etapas de maternidad con productos alimenticios listos para preparar y consumir, que tienen propiedades medicinales y nutricionales capaces de mejorar la producción de leche, y reducir otras molestias propias de esa etapa.  

Setas Corbe, de Susana López (Pozuelo de Aragón, Zaragoza): se dedica al cultivo sostenible de setas mediante una construcción típica de la zona donde la humedad y temperatura son ideales para ese cultivo.

abonokm0, de María Belén Gidoni (Barcelona): Es un proyecto circular, regenerativo y sostenible que convierte residuos orgánicos en compost de alta calidad mediante lombricompostaje. Ofrece un servicio de suscripción mensual y brinda gestión de orgánicos para festivales y eventos.

Lakofoods plantea una alternativa sana al azúcar: un edulcorante a base de dátiles que sea soluble y conserve los beneficios del ‘superalimento’ de la fruta.

Protiberia, de Ana González:  Es una empresa biotecnológica que trabaja en la obtención de proteína del insecto Tenebrio Molitor para la nutrición humana y animal. También estudia la aplicación de estos subproductos en el sector agrícola y cuenta con su propia Smart Insect Farm ubicada en Villamalea, un pequeño pueblo de Albacete.

Lakofoods, de Marina Sanz (Bilbao): se dedica a la innovación basada en superalimentos para abordar las tendencias negativas en nutrición. Partiendo de la cuestión del consumo excesivo de azúcar, su objetivo es revolucionar el concepto de edulcorantes, creando un edulcorante a base de dátiles que sea soluble y conserve los beneficios del ‘superalimento’ de la fruta.

Ca Climent, de Ana Climent (La Granja, Valencia): Productores y tostadores artesanos de variedades tradicionales de cacahuete valenciano (Collaret y Cacaua), la familia Climent utiliza sus propias semillas transmitidas desde hace más de cien años. Practica una agricultura que mantiene la tradición y cultiva la innovación, que se rediseña para ser más sostenible.

La Albarda, de Marta Barba (Alcalá de la Selva, Teruel): Su principal actividad es la venta y comercialización directa al consumidor final de carne ecológica procedente de animales alimentados con pasto, sin intermediarios, procedente de explotaciones ganaderas extensivas en proceso de certificación ecológica, lideradas por uno de los socios.

MadarideAnais Díez (Basauri, Bizkaia): Una marca de zumo de fruta fresca 100% natural elaborado sin ningún tipo de azúcar añadido ni aditivos. Estos jugos naturales de alta calidad y precio competitivo están pasteurizados permitiendo una caducidad de ocho meses. Los jugos conservan su sabor sin necesidad de colorantes, conservantes ni aditivos. 

Gundo, de Priscila Silva (Madrid): Es una solución tecnológica que brinda recomendaciones nutricionales personalizadas a los usuarios durante sus compras online, en función de sus objetivos o condiciones médicas. Se integra con los supermercados y permite a los usuarios tomar decisiones más saludables al contar con la información necesaria antes de finalizar su compra.

Cuatro años impulsando el emprendimiento femenino

En la edición anterior el primer premio fue para la murciana Guiomar Sánchez, fundadora de la empresa BioProcesia. El segundo puesto correspondió a Iria Varela, de Vigo, responsable de ODS Protein.

El programa ha ayudado en estos últimos cuatro años a las mujeres emprendedoras a superar su infrarrepresentación en el sector agroalimentario, sobre todo en puestos de decisión. En estos momentos, solo el 28% de las mujeres del sector tienen altas responsabilidades en las explotaciones agrícolas y ganaderas en la Unión Europea. El objetivo del programa EWA es acabar con esa brecha de género en este sector, donde las mujeres apenas tienen un papel de liderazgo.