x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Cacahuetes en vías de extinción: premio de EIT Food al emprendimiento femenino

CA Climent, primera productora de cacahuetes de España, dirigida por la valenciana Ana Climent, obtiene el primer premio del galardón, seguida por Priscila Silva (impulsora de la APP Gundo).

27/11/2023  Redacción EmprendedoresAyudas

La valenciana Ana Climent es la ganadora del programa de emprendimiento femenino Empowering Women in Agrifood (EWA) en España, organizado por el organismo europeo EIT Food. La empresa CA Climent ha recuperado dos variedades de cacahuetes en vías de extinción (Collaret y Cacaua) para apostar por su cultivo, tostado y distribución.

La empresa, con sede en La Granja, recupera campos abandonados, genera oportunidades laborales a agricultores de la zona y genera 22 veces menos huella de carbono que sus competidores. Porque, en España, casi todo el consumo de cacahuetes es de importación. De hecho, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, solo quedaban el año pasado dos hectáreas en regadío. 

En un acto celebrado este martes en la Norrsken House de Barcelona, que contó con la colaboración del centro tecnológico catalán Eurecat, el jurado ha reconocido el empeño de Ana Climent por reintroducir este producto usando sus propias semillas transmitidas desde hace más de cien años. El premio consiste en 10.000 euros para la ganadora, que invertirá “en mecanizar el cultivo para incrementar en más del 1.100% la producción”, según explicó. “Me ayudará a conseguir una cosecha más eficiente porque dejará de ser manual”.

Cacahuetes en vías de extinción: premio de EIT Food al emprendimiento femenino
Elvira Domingo, Priscila Silva (Gundo), representante de Eurecat y Ana Climent.

Un perfil alimentario para cada persona

El segundo premio, valorado en 5.000 euros, correspondió a Priscila Silva, impulsora de la APP nutricional Gundo, que ayuda, guía y facilita a los consumidores la compra de alimentos en el supermercado de forma sencilla. Se basa en datos de cada persona como el peso, altura, sexo, actividad física, entre otros, para crear un perfil alimentario y adecuarlo a sus objetivos o necesidades. De esta forma, permite a los usuarios tomar decisiones más saludables al contar con la información necesaria antes de finalizar su compra. La empresa se constituyó en Euskadi (Bilbao, en concreto), ha evolucionado en Madrid y ahora se encuentra en un proceso de incubación en Valencia.

Además, en la entrega de premios de EWA hubo una tercera finalista, Ana González (Protiberia), también obtuvo un reconocimiento. Su empresa biotecnológica obtiene proteínas a partir del insecto Tenebrio Molitor, para la nutrición humana y animal. También estudia la aplicación de estos subproductos en el sector agrícola y cuenta con su propia Smart Insect Farm ubicada en Villamalea, un pequeño pueblo de Albacete. Ella ha resultado elegida para acudir en representación de España a la Cumbre Women in Agrifood, la próxima semana en Lituania. Allí estarán presentes participantes en el programa EWA de toda Europa.  

El jurado estaba compuesto por Jordi Picas, CEO en Mundial Gourmet; Amaya Prat Solís, directora de I+D+i & Sostenibilidad en Ametller Origen; Mar Barri, directora de Calidad & Sostenibilidad en Flax  and Kale; y Elvira Domingo, Regional Impact Portfolio Manager ent EIT Food para el Sur de Europa.

EWA, en once países

EIT Food comenzó este programa de forma piloto hace cinco años, “y ha crecido hasta hoy de forma increíble, hasta estar implantado en 11 países europeos, ayudando a decenas de emprendedoras con proyectos cada vez más disruptores”, explicó Elvira Domingo, regional impact portfolio manager del organismo europeo. 

En toda Europa este año se han se presentado 350 proyectos al programa EWA, entre los cuales se han seleccionado los diez mejores de cada país, incluido España. Las elegidas han participado en un proceso de seis meses de mentorización a cargo de profesionales del sector y un acompañamiento para acceder al mercado con sus nuevos negocios. Además de las premiadas, han participado otros proyectos innovadores como:

ProPlantae, de Vanesa Redondo (Nigrán, Pontevedra): servicios de diagnóstico fitopatológico asociado a especies de hongos y prescripción de tratamientos para patógenos mediante productos sostenibles. Evita el uso de pesticidas y promueve nuevos productos a partir de microorganismos, extractos de plantas y valorización de residuos.

Numavida, impulsado por María Vargas (Madrid): apoya a las mujeres en sus etapas de maternidad con productos alimenticios listos para preparar y consumir, que tienen propiedades medicinales y nutricionales capaces de mejorar la producción de leche, y reducir otras molestias propias de esa etapa.  

Setas Corbe, de Susana López (Pozuelo de Aragón, Zaragoza): se dedica al cultivo sostenible de setas mediante una construcción típica de la zona donde la humedad y temperatura son ideales para ese cultivo.

abonokm0, de María Belén Gidoni (Barcelona): Es un proyecto circular, regenerativo y sostenible que convierte residuos orgánicos en compost de alta calidad mediante lombricompostaje. Ofrece un servicio de suscripción mensual y brinda gestión de orgánicos para festivales y eventos.

Lakofoods, de Marina Sanz (Bilbao): se dedica a la innovación basada en superalimentos para abordar las tendencias negativas en nutrición. Partiendo de la cuestión del consumo excesivo de azúcar, su objetivo es revolucionar el concepto de edulcorantes, creando un edulcorante a base de dátiles que sea soluble y conserve los beneficios del ‘superalimento’ de la fruta.

La Albarda, de Marta Barba (Alcalá de la Selva, Teruel): Su principal actividad es la venta y comercialización directa al consumidor final de carne ecológica procedente de animales alimentados con pasto, sin intermediarios, procedente de explotaciones ganaderas extensivas en proceso de certificación ecológica, lideradas por uno de los socios.

Madari, deAnais Díez (Basauri, Bizkaia): Una marca de zumo de fruta fresca 100% natural elaborado sin ningún tipo de azúcar añadido ni aditivos. Estos jugos naturales de alta calidad y precio competitivo están pasteurizados permitiendo una caducidad de 8 meses. Los jugos conservan su sabor sin necesidad de colorantes, conservantes ni aditivos. 

Cuatro años impulsando el emprendimiento femenino

El programa EWA está desarrollado por EIT Food con el objetivo de promover el emprendimiento femenino en el sector agroalimentario, con el objetivo de aumentar la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad empresarial y disminuir así la breca de género en este ámbito.

Se trata de un programa de incubación de seis meses de duración, que ofrece apoyo continuo a las emprendedoras seleccionadas, formación específica y una mentorización empresarial personalizada para su idea de negocio. El programa, además, ofrece la oportunidad de formar parte de la Comunidad EWA, una red que proporciona acceso directo a más de 300 personas emprendedoras, mentoras y profesionales del ecosistema agroalimentario. 

El programa ha ayudado en estos últimos cuatro años a las mujeres emprendedoras a superar su infrarrepresentación en el sector agroalimentario, sobre todo en puestos de decisión. En estos momentos, solo el 28% de las mujeres del sector tienen altas responsabilidades en las explotaciones agrícolas y ganaderas en la Unión Europea. El objetivo del programa EWA es acabar con esa brecha de género en este sector, donde las mujeres apenas tienen un papel de liderazgo. 

Redacción Emprendedores