Últimas noticias: Govtech4Impact World CongressERP para optimizar tu empresaAsí es el business angel españolLibros de emprendedores de éxitoSmartphone inspirado en PorscheRondas potentes en startupsInvertir en casas con poco dineroIdeas para mejorar tu pitch deck Aprovecha Internet en tu negocioVacapop, la app de los ganaderos
x
Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

El riesgo de pasarse con la innovación: 9 casos que acabaron en fracaso

Casi todos los casos de fracaso en innovación que aquí se recogen corresponden a compañías consagradas, muchas de ellas consagradas, prueba de que hay que arriesgarse e innovar para seguir ...

29/06/2023  Ana DelgadoIdeas de negocio

Se dice que de los fracasos se aprende, pero a veces se lanzan al mercado productos y servicios tan absurdos que conducen a la conclusión de que el creador bien podría haberse ahorrado el tiempo, el esfuerzo y el dinero porque el resultado estaba claro. Sin embargo, se equivoca quien piense que estamos hablando del ‘profesor chiflado’ o de una empresa novata capaz de hacer cualquier cosa con tal de llamar la atención. Arriesgarse con estos ensayos es más cosa de grandes compañías con presupuesto suficiente para innovar y permitirse el lujo de fracasar.

Aquí se recogen nueves casos de productos lanzados al mercado por compañías prestigiosas y que no funcionaron y que hoy pueden encontrarse solo en manos de algún coleccionista entregado. Todos ellos se incluye en el denominado Museo del Fracaso (Museum of Failure)  fundado y comisariado por Samuel West, doctor en Psicología de las Organizaciones, férreo defensor del fracaso como vía para el aprendizaje, innovación y progreso de una compañía.

El Museo reúne hasta 159 productos y servicios fallidos de todo el mundo. Estos son algunos:

1.-La lasagna de Colgate

Fue en los años 80 cuando la marca dentífrica Colgate se decidió a lanzar una lasagna de carne. Igual estaba buena, pero costaba asimilar la relación entre la línea de comida congelada con una marca de higiene bucal de toda la vida. Aunque la lasaña de Colgate está expuesta, se trata de una réplica porque, como West explicó a la AFP, la empresa nunca accedió a entregarle un paquete.

2.-Coca-Cola Blak, con sabor a café

Coca Cola sorprendía al mercado en 2006 con el lanzamiento de una nueva bebida, Coca Cola Blak. A diferencia de la tradicional Coca Cola, esta nueva contenía esencia de café y algunos sabores más que preferían no especificar. SI hablamos en pasado es porque el producto no tardó en desaparecer de las lineales siendo descatalogado en 2008. Se introdujo primero en Francia y posteriormente en otros mercados, como la República Checa, Eslovaquia y Lituania. Meses más tarde llegaría a Estados Unidos, aunque en otra versión.

Pese a que en su momento no funcionó, la marca no desiste en su empeño anunciando el lanzamiento, el pasado enero de 2021, de Coca-Cola con Café en Estados Unidos.

El riesgo de pasarse con la innovación: 9 casos que acabaron en fracaso

3.-La Crystal Pepsi

La legendaria pugna entre Pepsi y Coca Cola parece llegar hasta los batacazos. Hablaremos ahora de la crystal Pepsi, una bebida transparente que recordaba más a la tradicional ‘casera’ que a otra cosa. La Crystal Pepsi, se lanzó en el año1992, y aunque se llegase a promocionar con un tema de Van Halen, banda de hard rock, por no tener no llevaba ni cafeína. Cuando vieron la falta de interés de los consumidores, la compañía retiró la marca del mercado, a los 2 o 3 años de estar circulando. Hasta 2005 no se volvió a hablar de crystal Pepsi gracias a un youtuber que reclamaba su regreso.

4.-Twitter Peek: un dispositivo solo para adictos a esta red

Fue tal la euforia que desencadenó el nacimiento de Twitter en su momento que hasta llegó a concebirse un dispositivo tipo smartphone cuya única finalidad era entrar en twitter y tuitear. Sin más, ni correo electrónico ni cámara ni navegador ni nada de nada.

Este salió en noviembre de 2009, dentro de la gama de productos de Peek. Numerosas publicaciones llegaron a catalogarlo como el mejor producto del año y eso que ni siquiera funcionaba bien en Twitter dado que la ausencia de navegador no permitía crearse una cuenta en la red, ni abrir enlaces. Pese a las malas reseñas recibidas en la misma web, Peek continuó sacando versiones mejoradas antes de desistir y abandonar definitivamente la fabricación de dispositivos. 

5.-Perfume para hombre Harley-Davidson

Todavía se puede comprar en sitios como eBay, y no es barata. La marca de motos Harley Davidson pensó que podría ser una buena idea asociar el olor a gasolina y asfalto con un perfume para hombre.

En 1994, el fabricante de motos estadounidense intentó sacar partido de su condición de marca de culto lanzando un nuevo producto: la colonia ‘Legendar’. ¿A qué hombre no le iba a gustar el olor embotellado del sudor, el cuero y el tubo de escape en la carretera? La respuesta del mercado fue que a menos de los que se imaginaban. No obstante, el experimento sirvió a la marca de motos para abrir en paralelo una línea de accesorios que todavía funciona.

6.-Apple Newton

El Apple Newton es un dispositivo del tipo PDA (asistente digital personal) con un sistema operativo llamado «Newton OS». El MessagePad fue uno de los primeros PDA con capacidad de reconocimiento de escritura, siendo la sucesora de esta 1.ª generación la plataforma iOS, utilizada en el iPhone, iPod Touch y iPad. El desarrollo de la plataforma Newton empezó en 1987 y terminó oficialmente el 27 de febrero de 1998 (comercializado de 1993 a 1998).

Fue considerado un fracaso de Apple en su momento, tras el cual abandonó el sector ante la aparición de equipos como la Palm, mucho más avanzados. No obstante, en este caso, sí se cumple el proverbio de que los fracasos se aprende. Cinco años después de haber desarrollado el Newton OS, el sistema operativo que incorporaban estos dispositivos enseñaron a Apple aprendió cómo no había que hacer las cosas y, gracias a ello, el sistema operativo iOS permitió el desarrollo del iPhone como lo vemos hoy en día.

El riesgo de pasarse con la innovación: 9 casos que acabaron en fracaso

7.-La muñeca mendiga

Más que ganas de abrazarla, la muñeca asustaba un poco porque se parecía más al personaje de Chucky que a otra cosa. Su nombre: Little Miss No Name. La señorita sin nombre era una muñeca de ojos inmensos y tristes, vestida con harapos y con la mano extendida como una mendicante. Vamos, que nada que ver con la Barbie. La lanzó la empresa de juguetes Hasbro y algunos lo entendieron como una broma de mal gusto. La muñeca permaneció a la venta durante unos años, pero no tuvo mucho éxito por lo que hoy solo puede verse en propiedades de algún que otro entregado coleccionista de juguetes.

8-Bic for Her, un boli de chicas

Los Bic for her eran unos bolígrafos diseñados especialmente para las manos de mujer, según la compañía. Envueltos en carcasas de colores pastel y estampada “con un diseño en forma de rombo que le da un estilo único y femenino”, son bolígrafos más delgados de los habitual.

El bolígrafo pronto de convirtió en objeto de chanza en las redes por su presentación especialmente cursi. La empresa francesa, por su parte, optó por ignorar las críticas y guardad silencio y el único movimiento que ha realizado es lanzar en Youtube el anuncio del producto más que asumir la pifia. El bolígrafo sigue dando vueltas por ahí, especialmente en plataformas como Amazon. 

El riesgo de pasarse con la innovación: 9 casos que acabaron en fracaso

9.-La máscara facial eléctrica

En 1999 podía verse un anuncio de la actriz Linda Evans promocionando una máscara facial a cuyo uso debía, supuestamente, buena parte de su belleza. Se trataba de un producto lanzado al mercado por la marca Rejuvenique consistente en una máscara que se ajustaba a la cabeza para tonificar los músculos faciales mediante estimulación eléctrica y reducir las arrugas. Los efectos de la máscara, que a algunos recordaba a un utensilio de tortura, fueron puestos en entredicho por la Agencia del Medicamento de Estados Unidos así que al tiempo desapareció.

Ana Delgado