Últimas noticias: Ofertas de trabajo falsasLos autónomos y el PECATAPedro Sánchez y la reduflación1 de cada 4 empresas usa IAEmprendimiento socialCajamar con la innovación agroXX Premios EmprendedoresPagar por confirming no es pagarCómo vender productos high ticketTipos de canales de distribución
x
X
Newsletter Emprendedores

Lo mejor de emprendedores semanalmente en tu correo

Contenidos exclusivos, revista física
y muchas más ventajas
Publicidad

Saint Clair, la ginebra con efecto ‘proustiano’ que evoca poderosas emociones

Esta ginebra seca y premium es perfecta para aquellos que buscan una sofisticación, capaz de despertar los sentidos y evocar recuerdos a través del tiempo.

22/12/2023  Redacción EmprendedoresBebidas
Compartir

El sello, London Dry Gin, es sinónimo de distinción y excelencia, y Saint Clair honra esta tradición con una meticulosa producción artesanal en Granada, donde cada botella numerada es fruto de una destilación cuidadosamente seleccionada, capturando el corazón más puro de cada lote.

A diferencia de otras ginebras, en Saint Clair se destila el arte y la pasión en cada paso. Con una dedicación obsesiva por la perfección, cada ingrediente natural se mezcla expertamente para lograr un equilibrio excepcionalmente suave.

Este proceso, llevado a cabo en alambiques de cobre en pequeños lotes, culmina con una sexta destilación, donde la vainilla natural agrega una capa de untuosidad, inspirada en el efecto proustiano, en honor al escritor Marcel Proust, caracterizado por la capacidad de los olores y sabores para evocar poderosos recuerdos y emociones.

«Queríamos, no solo crear una ginebra, sino desencadenar una avalancha de recuerdos», aseguran desde la marca. Y es, este compromiso con la memoria, lo que ha llevado a dos años de cuidadosa exploración y elaboración, combinando botánicos que evocan desde el clásico enebro y angélica hasta la audaz dulzura del regaliz, entrelazando así el origen británico y español con un toque rebelde.

Saint Clair, la ginebra con efecto 'proustiano' que evoca poderosas emociones

Pero para entender el origen, hace falta volver 30 años atrás, cuando Bruce y Alex se conocen en Madrid. Ambos provenían del mundo del cine y de la publicidad y, desde entonces, no dejaron de cultivar juntos su pasión por el arte, la cultura y la creatividad, en cualquiera de sus formas. Pasión que, por supuesto, han heredado sus hijos, Adrián, curador de arte e incansable aventurero, y Gus, artista audiovisual con formación en administración de empresas. Dos generaciones, dos nacionalidades, lo clásico con lo rebelde, lo artístico con lo empresarial, la juventud y la experiencia. La familia St. Clair es una fusión de dualidades creativas que se complementan, y que ha combinado sus ideas y su pasión por la belleza y la excelencia, para crear su propia London Dry Gin.

Las flores blancas, los cítricos y la vainilla natural dan vida a cada sorbo, estimulando la creatividad y dejando una huella imborrable en la memoria. Perfecta para todos aquellos que buscan algo más que una ginebra, esos que con cada brindis quieren sentir experiencias únicas mientras viajan a través del tiempo, dándole un nuevo sentido a la excelencia.

Redacción Emprendedores
Compartir